Guinea Ecuatorial: ballet diplomático regional en torno al fallido “golpe de Estado”. Agencia France Press

Viajes ministeriales y presidenciales, “consultas” y negociaciones entre bastidores: un auténtico baile diplomático  está en proceso en torno a Guinea Ecuatorial a partir de la tentativa de “golpe de Estado” que Malabo afirma haber desbaratado a finales de diciembre.

Todo se juega sobre fondo de tensiones regionales debido  a las complicidades y las motivaciones de los autores de este putch fallido.

El viernes, el presidente en ejercicio de la Unión Africana (UA), el presidente guineano Alfa Condé, hizo una parada de  algunas horas en Malabo antes de ir a Etiopía para la cumbre de la organización continental, un signo de la importancia que tienen las consecuencias del acontecimiento.

A principios de enero, Malabo anunció haber desbaratado un “golpe de Estado”, después de que una treintena de hombres armados extranjeros – chadianos, centroafricanos y sudaneses – hubieran sido detenidos a finales de diciembre en Camerún, en la encrucijada de las tres fronteras entre Guinea, Camerún y Gabón.

Estos “mercenarios”, según Malabo, querían atacar al jefe de Estado, que se encontraba en su palacio de Koete Mongomo, a unos cincuenta kilómetros de esta encrucijada de las tres fronteras. No se ha filtrada ninguna otra información independiente a través de los medios de comunicación del Estado guineano.

Se mantienen numerosas dudas y  zonas de sombra sobre las motivaciones y los apoyos que habrían tenido estos hombres. Pero la importancia numérica de los centroafricanos en el grupo y el hecho que el presunto cerebro de este grupo sea un chadiano han dado al asunto una inédita dimensión regional.

Poco después del anuncio del “golpe de Estado” desbaratado, el ministro chadiano de los Asuntos Exteriores viajó a  Malabo para expresar el apoyo de Yamena y para advertir sobre una ” seria  amenaza de desestabilización en toda la subregión de África Central”.

A continuación, delegaciones gabonesas y congoleñas y de la ONU llegaron para levantar el campo de minas en torno a Malabo. El dia 10, el mismo presidente centroafricano Faustin-Archange Touadéra hizo un desplazamiento expres de unas pocas horas a Guinea ecuatorial, en un avión que le había enviado Malabo, según una fuente diplomática.

– ‘Convocado’

Touadéra “fue convocado por el presidente” Teodoro Obiang, estima un observador que añade que Malabo “quiere que  caigan cabezas”.

En Bangui, el asunto ha dado mucho que hablar: Obiang señalaba como cómplices a los grupos armados de la ex-Séléka, que tomaron el poder en 2013 y fueron expulsados de él en 2014, y el hermano de una persona próxima al presidente Touadéra estaba entre los hombres apresados en Camerún a finales de diciembre.

Esta implicación del hermano de Sani Yalo, “financiador de la campaña de Touadéra, podría tener consecuencias en Bangui y debilitar al presidente centroafricano”, analiza una fuente de la ONU. ” La RCA disfruta del apoyo de Guinea Ecuatorial a varios niveles, entre ellos está la formación reciente en Malabo de oficiales destinados a la guardia presidencial ” centroafricana, subraya esta fuente.

Touadéra envió a mediados de enero una importante delegación ministerial, integrada por  los ministros de Seguridad,  Justicia y  Defensa, a Yaundé a reunirse con las autoridades camerunesas, en un momento en el que la suerte de la treintena de hombres armados detenidos a finales de diciembre en Camerun – Yalo entre ellos- era todavía desconocida.

¿Seguían todavía en Yaundé, o los habían extraditado hacia Malabo? No ha trascendido ninguna información  sobre el encuentro entre autoridades centroafricanas y camerunesas. Algunos días antes el ministro de Asuntos Exteriores ecuatoguineano había sido recibido también en Yaundé.

– ‘ Disipar  malentendidos ‘-

Después de la detención en Douala a finales de diciembre de Mahamat Kodo Bani, presentado como el “cerebro” de la operación por fuentes camerunesas, ha habido muchos rumores sobre sus supuestos lazos con Séléka: “no conocemos a este hombre “, remachó en respuesta a AFP el  Frente Popular para el Renacimiento de la República Centroafricana  (FPRC), un grupo armado centroafricano y antiguo punta de lanza de la excoalición Séléka.

Kodo Bani ha sido presentado por fuentes de la seguridad pública camerunesas como un antiguo general del ejército chadiano y exmiembro de la seguridad del presidente Idriss Déby Itno, desatando las iras de Yamena que no tardó en desmentirlo.

“El famoso autor del fallido golpe de Estado en Guinea no es miembro de la seguridad presidencial y tampoco es general “, afirmó a AFP una fuente al ministerio chadiano de Defensa, para la que  Kodo Bani es sólo un “comandante expulsado del ejército”.

A finales de enero, un nuevo emisario guineano viajó con un mensaje al presidente Déby para “disipar los malentendidos”, según una fuente de alto nivel del régimen de Malabo. Estos “malentendidos” han vuelto a citarse el viernes, Durante el encuentro entre el presidente Condé y Obiang.

Todas estas idas y vueltas  son “intrigantes”, resume otra fuente de Naciones Unidas.

A día de hoy, la principal consecuencia conocida de esta tentativa de “golpe de Estado” es el abandono por parte de Malabo del acuerdo de libre circulación [de personas y bienes] en África Central. Un acuerdo que había sido finalmente ratificado, después de más de quince años de negociaciones.

https://www.voaafrique.com/a/guinee-equatoriale-ballet-diplomatique-autour-d-un-coup-d-etat/4229211.html