Redes sociales contra la crispación política. El ejemplo de Camerun. Carlos Bajo Erro. El País

En enero de 2017, Internet caía por completo en las dos regiones anglófonas de Camerún. La red estuvo bloqueada durante tres meses en el que fue el apagón más largo de Internet impuesto por un Gobierno africano, y la respuesta de las autoridades al agravamiento de la crisis de integración nacional. El país está inmerso en un proceso electoral delicado y algunos actores de la sociedad han echado mano de herramientas digitales para garantizar la transparencia, luchar contra el fraude o evitar que las redes sociales se inflamen de odio. Para mejorar la calidad democrática, en resumen.

A sus 85 años, Paul Biya es el más anciano de los jefes de Estado de África subsahariana y el segundo con un mandato más largo, solo por detrás del ecuatoguineano Teodoro Obiang Nguema, ya que ocupa la presidencia camerunesa desde 1982. Los comicios han llegado en medio de la peor crisis a la que se ha enfrentado el país en los últimos años, por la inestabilidad que Boko Haram genera en el norte y por la percepción de discriminación en las dos regiones anglófonas del oeste.

Algunas organizaciones sociales han buscado en el entorno digital un espacio para la ciudadanía responsable. Una de las iniciativas más llamativas es No Badmop, una plataforma contra los discursos de odio en las redes. Desde la jornada de voto del 7 de octubre hasta la proclamación de los resultados pueden pasar 15 días: dos semanas de incertidumbre que convierten al país en una olla a presión teniendo en cuenta el ambiente de las elecciones, las filtraciones y rumores sobre los resultados y la autoproclamación del candidato opositor Maurice Kamto como vencedor el día después de la votación. Ahora mismo, los resultados que el organismo encargado del recuento ha remitido al Consejo Constitucional, que tiene que contrastar y resolver los recursos, dan a Biya una amplia victoria. Tres de los candidatos han pedido la impugnación de las elecciones.

Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Etoudi 2018@etoudi2018

Le troisième article du dossier sur les mécanismes de fraude électorale sera publié à 10 heures

Un tuit de Etoudi 2018 para ofrecer un informe sobre mecanismos de fraude electoral.

La organización Internet Sans Frontières (ISF), la Asociación de Blogueros de Camerún, el espacio de innovación ActivSpace y la Adisi Cameroun han puesto en marcha el proyecto, que se apoya en la recogida colaborativa de datos. Una docena de personas entre periodistas de medios convencionales y blogueros rastrearán el universo digital durante tres meses en busca de discursos peligrosos. Las herramientas digitales permiten que todos los usuarios interesados colaboren con el equipo para alejar la amenaza de la violencia. Analizarán mensajes de las redes sociales y publicaciones de blogs y medios digitales para documentar aquellos que ataquen comunidades lingüísticas o étnicas, o que se ensañen con alguno de los partidos. Archippe Yepmou, presidente de ISF, explica: “Los discursos peligrosos amenazan la libertad de expresión y la seguridad de las personas. Pensamos que identificarlos protege la libertad de expresión en zonas con riesgo, porque a menudo es el pretexto para motivar la censura”.

Los precedentes hacían temer al ecosistema digital camerunés un apagón de Internet en el periodo electoral. Después de un encuentro sobre derechos digitales y discursos de odio durante las elecciones, algunos actores de este entorno hicieron pública una declaración. Subrayaban que las redes sociales “suponían un canal esencial de información” y que a pesar de la amenaza “de la proliferación de desinformación y discursos de odio o violentos”, son un importante “espacio de libertad de expresión y debates públicos”. En ese sentido, pedían directamente al Gobierno un compromiso para asegurar el acceso a la red: “Promover y facilitar el acceso sin obstáculos a Internet para asegurar el desarrollo y las libertades fundamentales”.

Rigobert Kenmogne, representante de Paradigm Initiative (PIN), participante en el encuentro, insistía en la defensa del espacio digital. “La sociedad civil camerunesa tiene un papel importante para favorecer el desarrollo correcto de estas elecciones, muchos se han asociado para denunciar epidemias como la violencia, los discursos de odio en la red o las noticias falsas. La evolución de las tecnologías permite a la sociedad aportar las respuestas adecuadas a esos problemas”, comentaba.

En el mismo sentido se manifestaba Melody Patry, directora de incidencia de AccesNow, otra de las organizaciones firmantes de la declaración. Patry recuerda que “el acceso a la información y el derecho a la libertad de expresión son componentes esenciales de la democracia y, especialmente, durante unas elecciones”. Y precisa que Internet desempeña” un papel clave, sobre todo, en tiempos de crisis y conflicto, cuando las personas confían en las herramientas digitales para mantenerse en contacto con sus seres queridos y estar informadas”. AccesNow ha trabajado sobre los efectos de los bloqueos de Internet, como el que se produjo en 2017 en Camerún: “Hemos informado sobre las consecuencias desastrosas de las interferencias en Internet. Hablamos de libertad de expresión, pero también de la economía digital, de la educación e incluso del funcionamiento de los servicios de emergencias o el suministro de medicamentos”.

Los representantes del Gobierno, presentes en el encuentro, no firmaron la declaración, aunque manifestaron su intención de no intervenir en la red. En septiembre, las autoridades salieron al paso de un rumor que apuntaba a un plan para bloquear Internet durante los comicios. En la misma línea, la comisión electoral hizo público un comunicado sobre el uso de teléfonos móviles en los colegios electorales tras una serie de comentarios en las redes. La comisión recordó que la ley electoral no impedía el acceso con teléfonos móviles y que el recuento de votos es público y “se hará en presencia de los electores que manifiesten su deseo”.

Así fue en la mayor parte de los casos, y en la noche electoral Twitter se llenó de imágenes de pizarras con los recuentos. La etiqueta #Etoudi2018 fue uno de los principales canales. Sin excesiva planificación, la red había albergado un animado debate a través de #Etoudi2018 (Etoudi es el barrio de Yaundé en el que se encuentra el palacio presidencial y la forma coloquial de referirse a la residencia del jefe del Estado) y #237vote (237 es el código telefónico internacional de Camerún).

Etoudi 2018@etoudi2018

COMMUNIQUÉ RADIO-PRESSE

Le Directeur Général des Élections précise que les téléphones ne sont pas interdits dans les bureaux de vote.

Un tuit de Etoudi 2018 muestra el comunicado del Gobierno en el que insiste en que los teléfonos no han sido prohibidos.

Edouard Tamba es un profesional de la comunicación digital y uno de los valedores de este hilo de comunicación a través de Twitter. “Es una etiqueta que permite seguir la actualidad de las presidenciales. Seas periodista, estudiante, investigador, analista o militante de un partido, #Etoudi2018 te permite tener una visión amplia de los acontecimientos y las declaraciones en torno a la campaña”. A través de este canal se compartieron informaciones de la campaña y los candidatos. De esta manera, la red habilitó un espacio de debate político. Sin embargo, Tamba recordaba: “La etiqueta sirve para hacerse una idea de lo que ocurre y para compartir tu opinión. Nada más. No es un carné de elector, ni un voto”.

Julie Owono, directora ejecutiva de ISF, explicó que lo que el entorno digital aporta a un proceso como el camerunés es “más democracia y más confianza en las elecciones”. Apoyaba su afirmación argumentando que “las iniciativas para la vigilancia del escrutinio y de las incidencias son útiles para llegar a desvelar las irregularidades que puedan ocurrir”.

Intentando explotar el potencial de este entorno digital, Fotso Fonkam lanzó una plataforma de información orientada a las elecciones. “Uno de los objetivos era ofrecer una fuente de información fiable. Por eso incluimos enlaces a las web de los candidatos o a sus programas políticos, así como a artículos sobre cómo funciona el proceso electoral o las modalidades de fraude. Pensé que concentrando la información sobre los comicios sería más fácil para los electores acceder a una buena información que les permitiese tomar una decisión con elementos objetivos en el momento de votar”, explica Fonkam.

https://elpais.com/elpais/2018/10/11/planeta_futuro/1539252217_571615.html?fbclid=IwAR2W5AJyQdjW4oARh5QQDkVByA98IQUBJ8lwvIgz5GeBL1x5JZtNtklsAn8