“Golpe de Estado” fracasado en Guinea Ecuatorial: hablan los franceses acusados. Michel Arseneault. rfi

La embajada de Guinea Ecuatorial acusa a cuatro franceses, entre los que está un antiguo miembro de la Direction Générale de la Sécurité Extérieure, el servicio de contraespionaje francés, de haber estado mezclados en una presunta tentativa de golpe de Estado, a finales de diciembre, en Malabo. Las personas acusadas desmienten haber desempeñado papel alguno en este asunto.

Las acusaciones se producen tras el “golpe de Estado” fallido del 24 de diciembre: cuatro franceses habrían intentado reclutar a mercenarios para intentar asesinar al presidente Téodoro Obiang Nguema, que estaba de vacaciones en su residencia de Koete Mongomo, en la encrucijada de las fronteras entre Guinea Ecuatorial, Gabón y Camerún.

Esta es al menos la tesis defendida por el embajador de Guinea Ecuatorial en Francia, Miguel Oyono. En la rueda de prensa, del martes 20 de marzo, ha acusado a cuatro franceses, entre los que figura Alain Juillet, un antiguo director de la información de la DGSE (Dirección General de la Seguridad Exterior), de haber participado en este asunto “muy grave y extremadamente sorprendente“.

Estos ciudadanos franceses habrían organizado, en suelo francés, “de alguna manera” este “golpe de Estado mercenario“, en palabras del embajador. Uno de ellos, Dominique Calace de Ferluc, hasta habría recibido 500 000 euros para reclutar a “barbouzes”, asegura el diplomático. Una parte importante de este dinero lo habría pagado, precisa también este último, lo habría pagado un empresario guineoecuatoriano de la construcción próximo a la oposición.

¿Hacia un proceso por difamación?

Alain Juillet, que lo niega todo, dice no entender porqué aparece su nombre en este asunto. “Será porque soy una persona conocida, cabe la posibilidad de que quieran vengarse de (problemas) que hayan podido tener con los franceses, dice Alain Juillet. ¡Es absurdo! Es inverosímil.

Este antiguo miembro de la DGSE está planteándose una posible demanda por difamación. “Estoy planteándome, porque es algo difamatorio, o al menos yo lo considero así- si plantear, o no , una demanda.

Por su parte, Dominique Calace de Ferluc desmiente haber recibido dinero alguno para financiar un “golpe de Estado”. “Es absolutamente increíble esta historia, dice. No sé a quién pueden hacer creer que soy capaz de reunir tales cantidades de dinero. Además hace siete, ocho años que no he ido a Guinea Ecuatorial, ni a ningún otro sitio de África.”

Una “cábala”, un complot

Dominique Calace de Ferluc, que trabajó en la embajada de Guinea Ecuatorial, en París, como asesor de medios de comunicación desde 2008 a 2012, sostiene que las acusaciones que se refieren a franceses y sus presuntos cómplices en África Central forman parte de una “cábala“, de un complot.

Las relaciones Francia-Guinea Ecuatorial no pasan por un buen momento, en especial después del affaire de los bienes mal adquiridos. El hijo mayor del presidente Obiang ha sido condenado el pasado mes de octubre a tres años de cárcel prisión en suspenso y 300 000 euros de multa por el Juzgado de Primera Instancia de París.
El martes, el embajador hablaba en una “embajada”, en la avenida Foch, que parecía desierta. La Oficina Central de Represión de la Gran Delincuencia Financiera embargó, en febrero de 2012, el mobiliario de este edificio en el marco del affaire de los bienes mal adquiridos refiriéndose en este caso al hijo del presidente Obiang, el vicepresidente Teodorin Obiang (48 años). Además de los muebles, embargarón también vehículos de gran lujo.

Guinea ecuatorial sostiene que este edificio es un anexo de su embajada del bulevar de Courcelles, en el distrito octavo, y que está por tanto protegido por las inmunidades y los privilegios previstos en el Convenio de Viena, algo que discute Francia: el ministerio francés afirma que nunca ha dado luz verde a este cambio de dirección. Este desacuerdo es objeto de un procedimiento judicial, desde febrero, en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

http://www.rfi.fr/afrique/20180321-putsch-rate-guinee-equatoriale-francais-mis-cause-temoignent