“Bissau condecora a Obiang (Una villanía de alto nivel)”. folha 8

Los periódicos folha 8 (Brasil)y Angola han publicado el artículo que sigue (incluido su título). Condecorar al dictador guineoecuatoriano con la medalla Amilcar Cabral (uno de los heroes de las independencias africanas) es sin duda “una villanía de alto nivel”.  Pero es también la expresión de un error: las autoridades de Bissau parecen ignorar que para Obiang han pasado ya los tiempos de las “vacas gordas”, aquellos años en los que buscando un liderazgo continental, el dictador guineano entregaba millones a manos llenas a cualquiera de su visitantes. Habrán cometido una villanía manchando el nombre de Cabral pero es dudoso que consigan ahora cantidades importantes del dictador guineoecuatoriano. En cualquier caso, habrá que estar pendientes de cómo van en los próximos tiempos las relaciones entre los dos gobiernos, el de Guinea Bissau y el de Guinea Ecuatorial.

“No es una anécdota. Podría serlo pero no lo es. Es solo el espejo de esa cosa llamada CPLP. El gobierno de Guinea Bissau ha anunciado hoy que va a otorgar la principal condecoración de su país, la medalla Amilcar Cabral, al presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema.

Guinea Bissau y Guinea Ecuatorial tienen excelentes relaciones”, justificó Olívio Pereira, secretario-general de la presidencia del Consejo de Ministros.

De acuerdo con este responsable, “Teodoro Obiang es un estadista que ha estado pendiente de la evolución de la situación política en Guinea-Bissau, habiendo manifestado su solidaridad con distintos gobierno y en distintas ocasiones con el pueblo de Guinea-Bissau”.

La concesión de medalla sería así, “un gesto de reconocimiento que ha decidido concederle el gobierno que preside Umaro Sissoco Embaló”, añadió.

La entrega de la medalla deberá hacerse “en breve”, terminó.

Amílcar Cabral, fundador del Partido Africano de la Independencia de Guinea y Cabo Verde, fue uno de los independentistas africanos más influyentes en la década de 1960.

Teodoro Obiang Nguema ocupa el poder en Guinea Ecuatorial desde 1979.

No todos están de acuerdo

El antiguo embajador de Brasil en la CPLP, Lauro Moreira, afirma que la entrada de Guinea Ecuatorial en el bloque lusófono es una cuestión que avergüenza a la organización.

“Es una vergüenza. Como si no hubiera problemas internos suficientes, ahora tenemos un problema que es pavoroso, porque es una cuestión que avergüenza a la CPLP”, afirmó Lauro Moreira, que es en la actualidad presidente del Conselho Directivo do Observatório da Língua Portuguesa (OLP).

Para el antiguo embajador brasileño ante la CPLP (2006-2010), el bloque lusófono ya tiene, por ejemplo, “problemas muy serios con Guinea-Bissau, que es un país maravilloso, que tiene magníficos cuadros superiores, pero que en este momento ha quedado reducido a un narco Estado”.

“Este país (Guinea Ecuatorial) es un paria en la comunidad internacional”, señaló Lauro Moreira.

Guinea Ecuatorial – que es una antigua colonia española y que no tiene lazos culturales con los países lusófonos — se adhirió formalmente al bloque lusófono en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la CPLP celebrada en Díli, en 2014.

El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, es uno de los gobernantes más antiguos al frente de un gobierno en un país africano, llegó al poder en agosto de 1979 (al mismo tiempo que José Eduardo dos Santos, Presidente de Angola), por medio de un golpe de Estado contra su propio tio, Francisco Macías, que fue fusilado muy poco después.

Obiang y miembros de su familia (en especial su hijo ‘Teodorin’ Obiang) – que posee una de las mayores fortunas de África, según la revista Forbes – y tiene que hacer frente a procesos en algunos países por corrupción, fraude y blanqueo de capitales, al tiempo que el presidente guineoecuatorianao es acusado de violación de los derechos humanos por varias organizaciones no gubernamentales (ONG).

La pena de muerte en Guinea Ecuatorial está en suspenso en este momento, una medida que debió adoptarse para poder entrar en el bloque lusófono. También según la ONG Transparency International, es uno de los países más corruptos del mundo.

Segun Lauro Moreira, Teodoro Obiang “reina con poder absoluto sobre un país que flota en petróleo y sobre una población que naufraga en la mayor de las miserias”.

Es, según el diplomático, “un país ignorado por la comunidad internacional, aislado por la lengua (es el único que habla español en toda África), cuya historia, cultura y comportamiento, nada tienen que ver con los ideales que presidieron la creación de la Comunidad de los Países de Lengua Portuguesa, en 1996”.

En la Cumbre de la CPLP que tuvo lugar en Brasilia el pasado noviembre, el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa afirmó que estaba, igual que el primer ministro António Costa, “muy a gusto” con la entrada de Guinea Ecuatorial en la CPLP.

El Presidente portugués señaló que actualmente la pena de muerte no se aplica en Guinea Ecuatorial y aseguró que Portugal estará “pendiente de los pasos” que de este país para modificar el panorama de los derechos humanos antes de la próxima cumbre lusófona y destacó los pasos dados “para a valorar la lengua portuguesa”.

Lauro Moreira afirmó que la CPLP quedó desfigurada con la entrada de Guinea Ecuatorial en el bloque lusófono, dado es “un país que no hace nada en la práctica para merecer esa admisión, al no poner en práctica sus compromisos de convertir al portugués en idioma oficial, al mismo nivel que el español y el francés, y mantener un comportamiento de nuevo rico respecto a sus petrodólares”.

Bissau condecora Obiang (vilanagem de alto nível!)