Continua detenido (y no se sabe donde) el interventor electoral de Juntos Podemos al que se arrestó en una mesa de Ngolo-4.

Diosdado Esono Nzang, interventor electoral de Juntos Podemos en una mesa de Ngolo-4, en Bata, que fue detenido durante las votaciones y al que se le acusaba de haber roto la urna ante la imposibilidad de interrumpir el cúmulo de irregularidades que se estaban produciendo, continua encarcelado y sigue sin saberse el centro policial en el que está retenido.

El resto de los interventores de la coalicían que tuvieron problemas con los militares en el transcurso de la “jornada electoral” fueron puestos en libertad el mismo domingo.

El servicio de internet y todos los ligados con él siguen interrumpidos en todo el territorio de Guinea Ecuatorial.