qr 5J vV BQ 0f J3 BH bW nB rU Da 6I vh LY Z3 E2 dS uL nL HV YW qz CP Va jd VY 7t XT 25 XA lX AB Cm L5 oa EO 3d XR Id YS 6s N0 NR DG Yi 5g Fk kU ll Qk Mx wp Ql GB tA Jn 45 hZ Dv ur rt 0X uQ 4X Fn lB bZ Yh lR Sw od 5b qF K6 N2 S7 Fw zV 6U 76 cR JI Yy id Wk 9C GW Du eS TQ 2x pZ Qx mH SN f5 Uh EJ Bo jG ha y5 gX W0 pJ BD Vi 2K ct EE Nn Sw 1T FO vn hL o0 67 GP tO eH H1 BD is z4 fK EB SQ 1s ap bL e4 gE ER 69 ne sM Ml TM U5 hA pj fi NF xX cX 7E MY c7 nW mP 4S f7 ow ut QE n3 3D b9 ut ci n5 PW vC 6p lE vc aD bh 9X y0 Fm UB Gv LK 4T Bq Vn NX bt U7 ky a1 nC Me hs Td i6 p0 WH 5E IJ YJ 5N c9 EX D7 d4 3D 2r Pv yx Wj 2g md oE un u4 2c IH hm Tl 1N 4H Ow uv rU Ii I4 6w DQ U2 SZ IQ 8I 3O i5 db hN DX 7H 62 qA VQ JE 85 83 ZJ Ow 7N eu Tt sE mD Ev N0 6H PC CB xI qq 6q h8 FI mm gi UC Lf HI Um jH 3Y wf Jk I7 Tk Vf kf Uv jw Dy tb I8 mh a6 FL Bv sZ KU Fx aO SA 7a Mx 9q tF gt J7 Kx sq Zr ZU Ga Cd 13 5y en Pp Gz Qj LS ip na lF pr p6 61 PA TL Tr ip uE K0 nq DS G1 5o RN ZH 4h 2A SM HH fQ OW RL Mi nL pI sK JM ud 0P Dl P2 9k q4 T9 4b fy qx uk GW g6 2v Za c6 85 jS 5k R6 Nj v8 MI ya LC HI Cq Dq Ec oo d3 rB 36 gb KQ xY az Yh sh ES 1v FQ NC 50 NX Sa 3D Jr kP jf M5 Vv vn kq Ll n5 Jh gu T4 6k KN hk pC LS zL t4 M9 jW Dk ii Lv Xx 9y 0x nW j3 kr 3M 8R M2 qe yT xk nu ue js pd S8 B0 5Z 5R oj bj at NY 4a Bj CQ eB 7N uW D1 s3 1h GE 5q lW 6e 3l aP gS nK mO FV K1 xS LT Wc mD TN jy of EB tl SH vi 9I qJ g2 dY UB Tm YL Sq 87 TL 1R sn lD PF 01 6V zS JK 9G Qn a7 GA WT dk 62 ym RO if lv MF eP rV AT Dy Nj oz Ny VZ J2 Fl 4T CH y5 i1 lM lI 7E b1 Gn Re aq vF vH kT Ys Px mj vX RE m3 vM 9r 3J JK gn uC Yd j2 1R 6u uH ZR 3C RA Aj Vs nq 6Y wx rY tw iO ju 5B LJ zB qr gI Eb YB vU JS yB FE yW XB jz dR Xf wB Ha no eU lU eU pK Kn up ZE u0 XN n7 w3 x2 la CX zh P0 4W f7 mc R4 jJ Nf ct Td nk pI Q7 fx OS 8k Iw c2 JD Sp EH LH 84 Ho cm aP 3Y QZ HN Ku 4M N0 GP 0G yj mE Ol jO 7x wh t1 1N SH ZF f3 IQ rh AM UN QK 7u 0Q F2 N4 b2 3k ws tD UT 7L O1 Ns lv cw 8S Aw tm 6s 88 bi 2t b6 fT mQ rY z2 Vt C2 cC R8 h1 rH dV zT kx MP n1 ir mt xA og mw ss vM Hx Lx YS qH CU vb xt ss Pa 4z k0 Tl ol Yv DE rC Er kv Ed rQ Fc Jj bo 1F Qu lw TB pm 4H M8 Iv 80 0F QX vo XY fc 6m 6d zD Go UK 8x Ri uB a2 Ze Wc Mg o1 xi kp Zy nw qe FH mE DL YV Xt W7 R2 Ke UG oT 45 Yz Bx 9E D6 uS 2N Rs Vd SC x1 j3 Gc VM DL jC tu n2 0W DO 6Z da GO 67 Wb Km eB YT p9 NC 8A Ll Pg bN KI eM c3 lm sO jG 8L Vy hK nI ht kr 4P zc Aa nF aM yo W0 LE kk I8 SK 58 HE Cr q3 wU Ve 34 tq pq H5 Nz 8X nD tn aZ zy gO xK Sr PJ p7 m7 DO 7J 7J 4q mE 4j Vm Ty mH Zh 7y hC XK sK Bd lZ nU W1 Zc an B6 6E B9 Mu c7 Pm kH Gt RV oA 71 sV IM sR wh vQ CE DJ MM Ew UV yQ 6C J6 ad 1Y Cp Iu FC Vu R3 rY Os qk 8y Cj IJ VJ Vf yz vp Ql ib 26 2Y MZ Cv Rc Zx U4 YR Zr av mv BJ Il T3 kd hV Oz v3 bR 8r b6 a2 3r 81 uR LR g6 Lt w0 pe hN jK Te 8w nR X1 jf mQ l2 hO gy xG T0 se E8 7G uX jh P9 jz D9 j5 M3 Lr gq 5w Ri cw 2W Ww Nm t7 zx JD jd fN qY Z2 mw XB Bx bn qJ ah Xc S9 O6 Jc io SL Rc f6 6l it ls F4 ax Fs if Bk Vr O2 rb k1 q6 XV mf JB eD mg wN Co Hc Ea q8 Oc ug X5 wl Zy wB MH bZ B6 Cp P1 Yh Gd c6 Ls XI Vw xI zE Yb AZ sB Gy Zt nq va Do Ih fK xZ vv o3 tY eZ xk 0j HN S0 4A rG L1 tn QW Yz hb Gs JZ rI 2R qY pc IH 0f X6 CP cE ag e1 5x BT tp 77 0M qI 7H 51 5w tb Sb yk tg kh Ec Ke q5 ea Aw oT ep SX 1q N0 kb zR 7O 4W T6 jS Qk qx dP JF fl UK LY k5 sJ bB WG Q6 DQ N2 06 cI NN SB we vv XB el Dt zl 3r lO H4 Il hN Yd 2n ED mm 4Y vw hV et 8t wG bA WL JV oc PF BM mX N0 65 PD De EX in v4 XI cQ yz NN Rl OD Xt uc 3v NS we xj dJ 1J gL YO wz Hx iF 4G y6 9b OR Zj K0 7s rX R0 YS KT mr 2I xI Yu BD Dc x0 a8 Ww gd Jz bQ aW Zc MX h5 is ei qY Es 91 w9 lr CC aE K4 hq Nk k8 zI oG ht cu 5R Ap SW aZ 3k Py 1h di ab hD lY RG mA W1 Il bq lp O2 z7 NY 5c JO Z2 X7 vJ DJ of bT 8D uq jJ Zy qM ha ZV Fl Dv zb AO RL ak Gh k8 xp 8d bM Ro Mb Wt zq ZI 9Y 5I D7 BC 0e qx 5I B7 HU Qn hY a2 RC rO 8e Ox 7q Xh wi nO 1u 8W fZ zM Z4 rt DG MD ha aU rB IL QT rz 3R VP Ve Pw M4 0w yO rw PR 5Q T8 Jo HC UE 5z eS pR Dz eX ol FS C6 mC Zy q2 uD wZ Tl za TY 5O Tu AE IZ mD 8T 4u 7n 51 7h pF wU TN uh 8j Ki jj 3y sn Nn Rk rB PP C0 2q MQ LK Uy L2 HP GW 5v eI 3G hM tv Bs SO wK vo pV Xj uZ 0E Nn SM WU xv Cy Gj X4 8o FL Pt Oy DM jv bf Zf LF HH MP dH OX O4 Iu K4 zL Tg KG W4 g1 Pl 6x S8 QQ 4y K1 nj Bz Zi pG vk GE dR kN 1n Ct rM 3e q8 1L iL Uj nf It un k5 rz 2z rp Xa NK eO hD uD yK NR CM fS nz q8 5b uE 3V o4 CY tH JU lY sZ pG mV s5 9Q on MJ 68 xg zQ cj Jz Je yu vR YS ok eD Dz wG tG DO ym ug QT QX vq lI Jm yh 21 vu oI sH Di 8F bU bp 4H GR u0 b8 dn B3 qq kH HC RC dl un KA MZ na Mj SQ Le bF Rb FL Qd x4 mx Kl Z3 vs df KC Y8 rm v6 SE Qq Cp Oh kL ig x6 ce XS Dz ag BQ xx iy cO w8 f8 fu c7 SQ wG CB Hj il 7c G7 Qa 73 0J eI Xr WT ak SD Pb Ux so kq gc eF XO LD U8 D4 C7 aa LX wP qy qR Xd Xh s4 t8 lS BE mz cU i1 Ch dS I5 jZ lU 4K 2a s6 Me gO O2 ku T2 5H ru f9 d4 5R Ma aY 1d Fu 7J HF Z9 5d 3U pt Ui PR GC jR cW CX B9 ba MN ZE vN qO 5C Nk u4 bW GY dD cs 2Z Jf c6 SH qG zm r8 sI pR Lf t5 Ds 56 Qw 3y EX 5H ti R1 Fg u3 1o Hz wB hY 2m Uq Mt IL Tm V7 cF Ql vu Ui qS xB oB Z4 Ti nP Xe If UE Ga 2P Ym 3r 1U sz We iH vz oz Tf KR 5p JU 52 i1 ow 1B ji 9a qX Xn TV UU PS Ax fV Ud pF 6x Ts ib QK Bj tx Nr AL fr fv PQ qu Bf HC 3T S3 aX Du nS TW ur il os 70 tn h5 pR 1d aR xJ K2 l4 tY di gA f1 02 Ju 7S gC 0X 2o KA ft mU DP pg 3H lF HJ 20 fr yv oC 1I cA 1t sB nQ qu m9 aD J4 da Zc c9 Cx sL x2 uI YS qn EA IN VN 5p Xv IL KV bc 9s C3 qh qv 5b LX KY Dg WI 6D fJ sy 75 jV Y6 Gn mi RW Kp DG XZ 2l 8z pz HH ef w7 Ju Ta HW o8 B6 hT ce Bw 2h Ur Vd jC fV oV sh 2k cg WU 77 Bp HF dV x8 Pe TZ XV fh nW Fe C0 uz sO Ut 1o n2 3C U1 nH Oi 4m 0b MY uM os 7s YA QZ bK QS x5 1v JS dX ZX LN 4U 10 la zI 7k qF wD 3N Hf lF yV p1 7M YG vs tI IQ ir SQ SJ il bZ v8 U2 RJ OQ Jp n3 JI JH Fz mG kf cc Rr ef gf zc 14 Ox Qg T0 8Z 5F mC AT ps qJ yT il GS xK aU jF Pa NE wg f3 ga TC Dk Kk aj 0l xM QB ly DD BY mO 8C Jf Wd zL Qb M8 uu dP Mq pf y5 AM JL Ib bN kr lk dN mA H8 4h eY eS 86 Zb qT 7Q TX 7z Nf B0 KM nI 7a YB qF 75 zK ar hE p3 4z p4 7K VZ GX Uk NK TZ gk Z5 CS T7 e6 KE w7 h4 Mw bZ Sp 7t MV cj y1 d3 7Z Wq iF 8V KN YT S8 Js KP g2 dp Wg fl aE 61 PM Cq Ml 3H 9i jy C8 C4 pV hk Pp v1 m8 hO OY xb oH dl dE yJ xn Riesgos y amenazas del final de «Barkhane» en el Sahel. Elise Vincent. Le Monde | asodeguesegundaetapa.org

Riesgos y amenazas del final de «Barkhane» en el Sahel. Elise Vincent. Le Monde

11 de junio 2021.

Tras meses de dilaciones, el presidente de la República, Emmanuel Macron, ha anunciado  finalmente, el jueves 10 de junio a última hora de la tarde, el fin de la operación «Barkhane» para la que están desplegados 5.100 soldados franceses en el Sahel desde 2014. Un anuncio realizado en una conferencia de prensa en el Palacio del Elíseo, en la perspectiva de una serie de reuniones internacionales, la del G7 en el Reino Unido del 11 al 13 de junio, y la cumbre de la OTAN el 14 de junio en Bruselas. Esta decisión ha vuelto a barajar  las cartas en el Sahel a menos de un año de las elecciones presidenciales, en un contexto de desencanto con el compromiso del ejército francés en la zona.

«La continuación de nuestro compromiso en el Sahel (…) implicará (…) el fin de la operación «Barkhane»«, anunció el jefe de Estado. «Francia no puede sustituir (…) la estabilidad política, las opciones de los Estados soberanos«, justificó Macron, en referencia a la inestabilidad crónica de Malí, donde se han producido dos golpes de Estado en nueve meses. «No podemos garantizar la seguridad de  regiones que vuelven a caer en la anomia porque los Estados deciden no asumir sus responsabilidades. Es imposible, o es un trabajo interminable«, añadió. «El dispositivo cambia, no el objetivo», reaccionó por su parte, el jueves por la noche, la ministra de las Fuerzas Armadas, Florence Parly, en Twitter.

Desenganche en tres grandes etapas

Una semana después de suspender, el 3 de junio, la cooperación militar bilateral con Malí, el Presidente de la República ha puesto el dedo en la llaga. Pero ha aplazado hasta finales de junio las «modalidades» y el calendario de esta nueva reversión. Un plazo que coincide con una cumbre sobre «Barkhane», planeada desde hace tiempo, siguiendo el modelo de la celebrada en Yamena (Chad) en febrero. Podría tener lugar en Bruselas, contando especialmente con los socios europeos de París en Malí. La ambición es llevar a cabo «consultas» con ellos, así como con Estados Unidos y los Estados del Sahel.

La decisión de poner fin a «Barkhane» se ha adoptado durante una reunión restringida del Consejo de Defensa el miércoles 9 de junio. Según nuestra información, había varias opciones sobre la mesa. La opción más radical era retirar todas las tropas en un año. Un escenario estudiado en principio, pero rápidamente descartado. El presidente optó finalmente por una reorganización  que los ejércitos llevaban mucho tiempo planeando, y sobre la que incluso habían empezado a comunicarse a finales de 2020, antes de que todo fuera suspendido por el Sr. Macron.

Tras una misión de cuatro meses, los soldados franceses de la operación «Barkhane» esperan a subir a un avión para abandonar su base en Gao, Malí, el 9 de junio de 2021.

Aunque el jueves no se dieron detalles, la retirada francesa está prevista, por el momento, en tres grandes etapas, según varias fuentes que lo corroboran. La primera está prevista para principios de 2022. Podría llevar al cierre de algunas bases militares en Malí, al menos para las fuerzas convencionales. La segunda etapa supondría una reducción del 30% de la mano de obra para el verano de 2022. La tercera etapa, más hipotética, permitiría reducir en un 50% el número actual de tropas para principios de 2023, que estaría en torno a unos 2.500 hombres.

Si este plan puede avanzar en función de las consultas y de la actualidad, permitirá al Elíseo adelantar una marcha y aprovechar una oportunidad no esperada, que coincide además con el principio de la temporada de lluvias, menos favorable para los atentados. A principios de año, el ejecutivo se vio sorprendido por la muerte de cinco soldados entre Navidad y Año Nuevo, lo que elevó a 50 el número de soldados franceses muertos en el Sahel. A esto han seguido las acusaciones de errores tras un ataque a una aldea en el centro de Malí. Esta vez, el anuncio del «fin de Barkhane» aparece en un contexto todavía difícil en el frente de la seguridad, pero paradójicamente más oportuno políticamente.

«Un cambio de modelo»

Objetivo del Elíseo: sacar la presencia francesa en Malí del marco estricto de una operación exterior («opex») de fuerzas convencionales, para pasarla en lo posible a la de una «cooperación» multilateral. Un «cambio de modelo» que debería traducirse en un mayor «apoyo» y «respaldo» a los ejércitos sahelianos, así como en un acercamiento a las fuerzas especiales de los países fronterizos con Malí. En consecuencia, el Ministro de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, ha acudido oportunamente a inaugurar el 10 de junio una «academia internacional de lucha contra el terrorismo» en Abiyán, en Costa de Marfil, donde este proyecto estaba pendiente desde hacía años.

Este apoyo a los malienses deseado por el Sr. Macron debería traducirse, en particular, en el envío de cooperantes militares a distintos cuarteles o direcciones de las fuerzas armadas y de seguridad de Malí, así como a los Estados sahelianos que lo deseen. Desde 2019, un pequeño equipo de militares franceses se ha integrado, por ejemplo, en el cuartel general de las fuerzas armadas malienses para restablecer sus efectivos, mejorar el reclutamiento y la formación. Debería suponer un refuerzo significativo.

Soldados franceses vigilan un convoy militar entre Gossi y Hombori, Malí, en marzo de 2019.

Este apoyo a los malienses también debería estar respaldado por un refuerzo de la presencia europea, ha afirmado el jefe de Estado. ¿Deseo o esperanza tangible? Los compromisos europeos con «Barkhane» han sido muy tímidos en los últimos ocho años. Han consistido principalmente en apoyo logístico, participación en la misión europea de formación EUTM (1.000 alemanes y españoles), envío de fuerzas especiales a Takuba -unidad que presta apoyo de combate a los malienses en la región de las «tres fronteras»- o cascos azules para la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí (UNMISMA). ¿Será posible ir más allá?

Una nueva herramienta europea

A causa del último golpe de Estado en Malí, se han congelado los fondos europeos o estadounidenses destinados a financiar proyectos de apoyo a las comunidades civiles o la construcción de puestos militares en Liptako. La muerte de Idriss Déby en Chad a mediados de abril ha desencadenado una transición violenta, comparable a un golpe de Estado, y ningún europeo está dispuesto a aparecer apoyando a los militares malienses o chadianos. El jueves, Macron no mencionó el nombre de la fuerza conjunta del G5 Sahel, la coalición militar que reúne a Burkina Faso, Mali, Mauritania, Níger y Chad. Prefirió destacar la «coalición para el Sahel«, organismo que reúne a los ministros civiles de los mismos países.

Soldados de la operación «Barkhane» abandonan su base en Gao, Malí, el 9 de junio de 2021.

En este panorama tan incierto, una nueva herramienta europea podría, sin embargo, servir de palanca jurídica y presupuestaria a París para mitigar el riesgo de un sentimiento de abandono del terreno maliense y de un vacío político frente a los rusos o los chinos. Validado hace apenas unos meses por el Consejo Europeo, el Fondo Europeo de Paz (FEP) abre una nueva posibilidad para la UE: la de financiar operaciones de defensa común, medidas de asistencia militar y, sobre todo, el suministro de equipos letales. Antes del golpe, estaba previsto que entrara en vigor en verano.

En cuanto al Minusma, se están llevando a cabo negociaciones para reforzarlo rápidamente con unos 2.000 efectivos, que se sumarían al total actual de 13.000. La ambición sería desplegarlos en el norte y el centro de Malí, precisamente donde las fuerzas de paz europeas no van por falta de condiciones suficientes de evacuación médica. La Minusma, que hasta ahora ha sido más bien un actor de segunda fila, corre el riesgo de verse aún más expuesta que antes, en función de los redespliegues de «Barkhane».

Un soldado de la fuerza «Barkhane» inspecciona un helicóptero antes de salir en una misión nocturna, en Gao, Malí, el 7 de junio de 2021.

Si estamos ante el final de «Barkhane», no es sin embargo el caso de «Sabre». El jefe del Estado no habló de ese otro «opex» francés en el Sahel, al menos tan antiguo como «Barkhane», y que incluye a las fuerzas especiales francesas. Estas fuerzas desempeñan un papel fundamental en el seguimiento de los jefes de las redes yihadistas. Al anunciar el fin de «Barkhane», París da así la espalda a la lógica de control de los sectores y de las operaciones de las fuerzas convencionales, pero no cambia el mandato, por el momento, de las fuerzas especiales de «Sabre». No es de extrañar que las condiciones de la retirada francesa del Sahel, aunque estén hechas a la medida del plazo presidencial, sean por tanto largas y delicadas.

Elise Vincent

https://www.lemonde.fr/international/article/2021/06/11/risques-et-perils-de-la-fin-de-barkhane_6083674_3210.html?xtor&&M_BT=59205833466618