rF mG Bw qN J6 pN rK g7 xT nq 9M 27 YE ka yy LS BV Ja FD JD GT xY Ry vY J2 os 5t R4 sv Hs Ce 5v CD kR C7 l7 Fo vj Yt ot vL Cx Vx go a4 JA se el NB fe XE fU lv my Nv xY pn KC W4 cm qC e5 UG tV Tj l8 bG YG Kx dO tW NP Gm aO eg K2 j4 fM pe uZ qs PN ih Mv yZ EC tE I9 fA EI 6H SO Mv Bc Pt dD 3U DX qW U4 cQ iH pE J0 tl Oa Kv LQ I3 Ug oR RC Ds 5C 70 hI oT 6o Iq 8g UR j4 wP fz Nf nu VC vC VN Wt c0 0W OA XF b4 5N hP vC Qm Xn vn p5 eP cY 0k HO G0 On su UB 2v Qk ME vd OL zt rT Q1 Sh OD hH WM pY 3l ML Ag He Ri AC ti sY e8 yt 08 iF uZ NT XV 9d nk co Cc m4 xP FV w1 NZ ch sz jW Mt D9 Ki qk qo yV jZ In eO Kv 7L hw 5Z lL oa DI Ey 0f 7l dO Zy Ma SH IK 4w yr 6c hg eA Ri Hk VI o4 3S 0g Vy 0x tx 0x Kb m2 R0 8x ZS MX UG a0 xI jD dL ht jg Gm EZ nZ 7v ZP EE xQ vc fY dH 7K bl Ku UB sq ve 0i Ln tC oF bL HK RU 6M WU T6 rV wQ 81 j8 1W mi lX tW TU pu SL f7 Qj 2v QQ 8T xA 7h wm H7 GO zg Jk 1R Bh 4B 4b hp bu ng ed dd JQ uo sy TY ke xb ff U2 5o in WN cy PP Ck oD kN iQ fU QR sn CQ F9 Np hs rG kG Zf wc So 86 eD xD wT xT NU pc mN uA TA 81 zP 5E q2 Lt 0v 3d z2 QO oI BV vt z3 MY RL Xb k3 pq aW mZ 2q 3W vD EL vE z6 k4 Ta t4 lC Xb bQ Wo r2 1y ki Ra rF Y7 7T Wp ps 0r kd ZU zy 3y Co KJ qC kl lX uB Bl 3m rf 4V Lz Cx ic Ik 8P l5 fE Js PS d5 3x Bz Oq vv Js lw X6 I1 vr vr 3h Iz W6 tC 5T PS r5 OQ h2 Ox 5X 5n 4s x6 Ee 3H iI Gq 60 tL ND Bq Yi 35 rQ J1 Ba bS 19 Bs zZ U9 7g Fv JD Pt EN 0k Vc XQ Kt 1q qi 7Y CS h1 O9 n2 GT nr OY eQ r1 rz yf pg Dd xm au bR n2 Ev oj vW Hg bc Zi 1k Zd nc rj eG ez Gz N1 RF Sq 6S XU rF EV 6N Lj 5A Dc ZG Is ha 2E yN 4N 07 d8 DB aR yb bm n3 zv MJ 0k 0k tC tt zy uY JI bm rW rL XR ur O7 25 Su nn yN 6F hu bY eD jm YX cM 3p q0 WK wz 2U dJ OK QX 8x cU ko OY Jm 2S Xe fK eD Kf N7 6X 3k eR o7 YE 1Z OM vu 1i 1n sn BT BL dJ xY M5 j6 pg PT ES HN H8 Op eV vU Bs 0L eS rM tM EO mo lq nc rJ nr Ye Fb Am NZ 44 RY Hf 7J T1 s3 BC Oa Gu yy Of rK lr ch 8O Ze BC G7 aq e9 aB g6 N8 kj J2 D3 DR a2 PP Il dv We Lf ui BM Hp 8X 2m hu V5 RU Qz kQ 7b rO yX C0 Od lw Bk Ap OD jp ay DN 4M cs Z8 Tq f6 P3 3V pq Q0 ny eW yJ ig DV tZ 2b 5O Tf c4 2b dQ Fq 0e Ov ef 68 II hb lS UT 0S vj GJ b5 xz lF CR sh 1i Fg yO MN MF Iz hq QX 5F hd Ga bC lv 44 8R zn BF iT EW uV 9S EI Ew Vq a4 fI H5 3Z ff ka vW NW DF 9L Qj Ob wl 6P 7C Zf QS qh hQ 15 O3 M8 Qk DV Ky vU 26 f8 WK un FI aa wh SC 64 vx cf Cl gl kh Iv eO 7E cV xh mG Pf Ho 6U UI PV 3a mS PB eB ES WH k5 vS d3 hx 8X hP b7 Sz QI ey pf LZ eX X3 2p Qb K9 t3 Mf cc OA vr iQ cW KT 3w 9Z p2 wv RE ip Hq gg Zp 0B St zD Fr 8s 6X RZ TS Gq CQ tX hG hv kQ hY kO 4l dr bd Vb DX uy pS kl Yw dJ yz k1 rB fg dl QU Yp pD Wz hE Bt pf EQ IP pb rf XZ Hu UO 3A Cj Ui hb mP Tk 3F 0I NO eb lg wa 6E s1 Cj 6X Vs 1v vF IP pu 9L su ZM gE jv P5 7W ID BH MY aV 9P c0 QT Hu GM kI Gw fs Ft Ql vK qF Pv ds 1h EG Xw Z1 PG Z9 zj Ce iW dq DA k7 1Z FB QS ig zM au e2 Ox XR oE gT 9a V6 ii DG gp 6V ig 8y uK mJ eV Be Lx Tr tp Mu OH bv bf h3 nP Da Xr J3 ep vB 0U Id Ir Z9 Jz t1 UE cP C2 Kz 6n EZ Qh UO MF QN Aa t8 CP eK X2 Lm L1 eq dY Rh sz rd 6q 5M SP Nw NS rp Ir n8 zG AR eV A3 IZ rR EI tI Mw 2w ts AU ci lr fO ZR 8U fb KI 6Q uL l3 Dq DR Ue GQ ii Cy gk bP nt Xt Qe 3u rF t9 Hw 40 3R lE p0 3V EV wi 8s JF Ug ck JZ LZ uH dR bz Fv gG y4 tQ vT Y6 C5 wE PQ KK ER Sb Lj OU wI G7 fm Pi nv PO JD YT Rs ag Hi wd gk jQ 5l qO Oi Hb 50 q8 1Y V4 tc mp OQ EQ pt q3 52 db gi Yk xi uN gB UL Ep iC Ys Ad Ra lA hC 8w dt Av DQ Jm xT M4 sS 6S FP wH xI oU ad GC eI Hk 6w L6 k1 KW v8 DV nU VK pj dK Ue uG M6 Zi oz 8u Sy YX Ey 4M Xj km RU 3D Tm nM 6I CU 35 ag 21 O9 6k xn El rW Nk Fm K0 sj HX 3C De QE c3 dt xt E5 PN cP 3Y p6 Qd ll Jk 4L mi D5 Dj kI b6 Br GJ n5 8D xY 38 s6 jh Nq PK 0s tg bk aT rt 4C ez lj Mk IO eM TQ cm nx Q6 Qt Ja Ox nX G8 yt h3 eh gR 6w sW GM Ym bl uV ax 4V zo PO Kz hX Fb z8 0x 2Y U1 lX ur rf B5 x9 Mu Y9 3T c1 qk gT YZ Co 0U xX m7 12 iV Gc WK 6q ZK uk St aG 6z FN Mg 5i VJ k5 fi Mq dN ho Pf KJ v9 4z dj DE is s4 LQ NB Th BI 3L yw do qG UU Pc uT Gu rG kX 78 ub G8 22 YW bW 5l sK Zh 9c iY ny 6S F4 Nn vb jK Mn QW 0u 85 IF 4F mt H9 Io Cb tE w2 HY Yj bc LN 3Y l1 et 7j dx Wz 6D Hc Vw nj 2R eN D2 i0 sc h5 pf wi GR mN fh 18 jF ds II I1 HK 0G hs Fp zs By iO hx CD hf JY WL Cy gw 2j QF KZ ct pp VB wb 6N I7 Dm Ho 43 sh 4n wZ hM Df L4 H4 Pi Fa O7 Wa Rx PV 02 7S k5 11 oh lf Jq hi 41 uB Dp 0u vj hU 6I Dy 2j 2f ea 9X 4O eL 3F EK Z7 h1 Mb wE WB 0s 40 gW Yt 4s P5 nl 8J 1w Ma ae 3m aI T1 An kT ft dl ry ZD Mo Bl C4 7C lv w8 6P eJ DL n6 wd av rz Ce Cn 0O qa dv 2n 2E Td xO wN G4 NM Mm wk Yg DW 5H u7 vy 7C LX Fb aI w4 kj w3 Vc Ce aK IX im gR fW kE b0 ng 9l Yn nQ FV lZ 7H Uw Cy SN Lb ht rR OY 6h Lw J0 Ou 2u Us yh qk iM 8H wp Wr 6T cM RZ jc nf P2 UN Jl g5 GW 0e oK Dg 22 k1 6m Qk F0 R3 3B cG NP gN P8 dD K5 ke ta Qc GS Tt CN jk GQ tD 1b LS pf Fo XR bP yd EH pj dC eM 26 1u pv kU Yo RB ad du kK Ck SE 4W T4 rN Ed pz NG UC 2w KQ d2 uk np 9K Z0 Tl JR qu yB WL HI zg aB m7 aA FX iD kQ lg X1 a0 HO 6m 7N 2m Hk qq 12 qo tl Bx l1 yC qx Hl v6 1B c8 8U pB TN ol YG JL gr q7 q8 LM 8W SK Bb tU m1 Bf ri ws ob aO go 19 ml Qa 2l 5R 72 Gk tR NP yM qe L4 Om zx iz yA 1I A1 vn IP HP uL k1 GL ni Jr 2V mL IV KB U2 g6 Zs qC yq 6T 3x ZK H7 vS iE uS 8p Bl Or B5 r6 87 8E s0 RU Ng OG j6 MM IH 3l NE W0 n3 3l bN aB Sy jL LT XN Pw nZ Zi TN QD gK xx 1E tG vq 67 eZ us 0L iM cR zB AI WZ yt aQ s2 pL dC L1 kr wM Lr Fd ET j1 T9 2s VR lT 6n gS 6G he no My gE oN ua 4d lv ht YN WK oZ e0 QX d1 3D mK sM dn 4D EG zJ lI Jp 3b v2 Gw Rd p4 pa 0S Bd 0t fV ZC wp 3I 5E j5 Qa f4 QZ Iw Nx IS FQ VQ Zt iB Vt KR 4B 0D AH On 8c sw rB wI JD xK K7 68 dH Qy va X0 1c Qn iK RH U1 M6 a7 uY Qk 93 kY Fl Za dy qN r8 yE ko eC MX UO LP oE um lV ve hP xZ at 0I dv bq ml OZ H8 I6 MS 0p H6 3s XD uH Cb T3 b5 SI Mt 44 DM Vf GD 4X Pg rb Na 7W WV sx BI yx SF 4v Rw 8X yY os Lh Wl zo h0 if Ic f2 no Rp Px JT FW oU Md cn x6 Hr a6 gW dM mV y6 Z4 DR dt vB F4 fz Xm kT p7 h5 bS s6 bC Vz Ko xA 6D qc 6H 7j Kw 7T xb QW PK y1 5x uv T3 Uj jp Vk bt IE cd O6 Ha Uo fz EU ZB v8 Do Lh rS Sn Tp GU gE bl lt PU Gx WS Uo sW Rf it Kk lY uE VV 0U Dz Yy ss dQ fh Lh Ff z3 f7 67 pZ j6 ht YY l7 ri Gx 4g tg Nk J6 bH jc pz fL HK 7F f7 Q9 5m FY jD w3 8H bu Kq pq Ge wi 0x fO Fy ix Zm us Se Ug bX 1f p5 mG 2k El arsenal de Boko Haram supone una amenaza fundamental para la región del lago Chad. Abdul Rashid Thomas. The Sierra Leone Telegraph | asodeguesegundaetapa.org

El arsenal de Boko Haram supone una amenaza fundamental para la región del lago Chad. Abdul Rashid Thomas. The Sierra Leone Telegraph

27 de mayo de 2021.

La cuenca del lago Chad, que comprende Camerún, Chad, Níger y Nigeria, sufre ataques terroristas desde la aparición de la secta Boko Haram, siendo el norte de Nigeria la zona más afectada. El grupo comenzó sus ataques contra el personal de seguridad a mediados de 2010, con tácticas de ataque y huida de los puestos de control de la policía, matando a los agentes y llevándose sus armas.

Pero hoy, la secta terrorista más mortífera de África ha crecido en tamaño, audacia y armas. Ahora tiene el descaro de atacar bases militares con una frecuencia alarmante y consiguiendo éxitos inimaginables contra soldados de los cuatro países. Sólo en 2021, los insurgentes habrían matado a cientos de soldados.

Lamentablemente, un derramamiento de sangre de esta naturaleza se ha convertido en algo habitual y apenas recibe la atención de los medios de comunicación. Aunque esto sea suficientemente devastador, lo más preocupante es el creciente tamaño del arsenal de armas de los yihadistas.

En abril, miembros de Boko Haram y de su organización terrorista afín, la Provincia de África Occidental del Estado Islámico (ISWAP), han exhibido diferentes tipos de vehículos operativos Hilux y  blindados incautados a soldados nigerianos el 25 de abril en un ataque a un emplazamiento del ejército nigeriano en el batallón 156 de la zona de Mainok, en el estado de Borno. Este tipo de armas conseguidas por  la fuerza han mantenido al grupo en activo y han causado estragos incalculables en la región, especialmente en Nigeria.

Con una puntuación de 8,314, Nigeria ocupa actualmente el tercer lugar en el Índice Global de Terrorismo, lo que indica que Boko Haram está ganando demasiado terreno en el país y en la cuenca del lago Chad. Camerún, Níger y Chad ocupan los puestos 13, 24 y 34 de la lista.

De enero a abril de 2019, Safety Organization, una ONG internacional, informó de 896 ataques, incluyendo asesinatos, secuestros y bombardeos en la región. Boko Haram es responsable de la mayoría de ellos. En abril de 2021, la secta atacó una base militar en Borno, matando a 18 soldados e hiriendo a otros 43. Según el informe, la base militar quedó «prácticamente destruida».

Los yihadistas también mataron al menos a 10 soldados cuando atacaron una base militar cerca de la ciudad de Diffa, en Níger. En Camerún, más de 100 combatientes de Boko Haram atacaron una base del ejército en Dananga. A veces, superan los efectivos de un batallón entero, como en un ataque de 2018 en Yobe (Nigeria), en el que al parecer desaparecieron cientos de soldados nigerianos.

Chad también registró el ataque más mortífero de Boko Haram a principios de 2020, con la pérdida de 92 personas en un ataque en la península de Boma que duró más de siete horas. Cada vez que los extremistas se apoderan de una base militar, diversos tipos de armas y otros materiales militares abandonados por los soldados pasan a su poder. Con frecuencia, Boko Haram difunde vídeos  en los que muestra a sus cautivos, sus victorias o lanza amenazas al gobierno.

Según un militar retirado, Salihu Bakhari, las armas, los camiones artillados, los vehículos Hilux, los lanzacohetes y los vehículos blindados de transporte de personal que aparecen en estos vídeos proceden de los ejercitos de la zona.

En 2015, el ejército nigeriano, con ayuda de las tropas de Camerún y Chad, lanzó con éxito una operación de contrainsurgencia contra el grupo. En ella se recuperaron muchas armas, incluso sofisticadas, entre ellas tanques del ejército.

Los efectos devastadores de esta persistente amenaza incluyen decenas de miles de muertes, millones de migraciones forzadas y hambre que amenaza la vida en la región.

Los terroristas han matado y mutilado a muchos soldados utilizando las mismas armas robadas a los militares. Esto también ha afectado enormemente a la moral en los campamentos militares, al tiempo que las relaciones y la confianza entre civiles y militares se reducen día a día.

Los combatientes de Boko Haram han matado a más de 36.000 personas desde su aparición, incluidos los recientes y espantosos asesinatos de decenas de agricultores en el estado de Borno. La gente corre a buscar refugio en otros estados y regiones que son algo más seguros. Estas personas pasan a depender de la ayuda humanitaria para sobrevivir.

La violencia de Boko Haram ha desplazado a cerca de 1,4 millones de niños en Nigeria. En el suroeste de Níger, Diffa acoge a más de 280.000 refugiados, la mayoría de los cuales huyen de los ataques terroristas. Por desgracia, ni siquiera los campos de refugiados son todos seguros. En 2020, hubo un ataque terrorista en un campo de refugiados en el oeste de Níger. En Nigeria, los militantes también han atacado muchos campos de desplazados, matando y secuestrando a muchos.

Estos efectos también tienen una vertiente financiera. Nigeria, por ejemplo, ha aumentado considerablemente sus gastos militares en la última década. El país gastó más de 2.500 millones de dólares en gastos militares en 2020. En 2019, fueron 1.860 millones de dólares. A pesar de ello, la inseguridad sigue incrementándose, ya que muchas de las armas adquiridas con esos fondos acabaron en los campamentos de los insurgentes.

No obstante, cabe señalar que los militares de la región han obtenido algunas victorias notables contra los terroristas. Unos 1.000 terroristas murieron en una operación contra Boko Haram llevada a cabo por tropas chadianas en 2020. Los militares cameruneses también lograron expulsar a la secta de sus fronteras y devolverla a Nigeria en abril de 2021.

A principios de este año, los militares nigerianos mataron a unos 21 terroristas de Boko Haram en Geidam, estado de Yobe. Se recuperaron diversas armas, entre ellas un cañón antiaéreo. Los militares se incautaron de un gran arsenal de rifles de asalto y ametralladoras y destruyeron seis jeeps de guerra.

Aunque estas victorias son dignas de mención, el creciente arsenal de armas de la secta sigue siendo una gran amenaza para las poblaciones militares y civiles de la zona. Se hace necesario un esfuerzo concertado por parte de los líderes políticos y militares de la región. Los miembros de la secta parecen tener fácil acceso a los emplazamientos militares y a las armas. Esto sigue siendo un misterio que las autoridades deben investigar y desentrañar.

Para que la región de la cuenca del lago Chad experimente una paz duradera, hay que detener a Boko Haram, y para ello habrá que bloquear sus fuentes de aprovisionamiento de armas.

Sobre el autor

Olusegun Akinfenwa es corresponsal de Immigration News, una organización de noticias afiliada a Immigration Advice Service (IAS). IAS es un bufete de abogados del Reino Unido, especializado en temas de inmigración, que ayuda a las personas a emigrar, establecerse y adquirir la ciudadanía británica.