Zona CEMAC: más allá del Covid-19, múltiples desafios. Aunel Loumba* y Yoan Moussavou**. Afrique.LaTribune

Sin haber resuelto el proceso de integración regional, la CEMAC, se enfrenta a esta crisis sanitaria del Covid-19 que pone de manifiesto un estado de emergencia multiforme: económico, de seguridad y político.

Cuando el Camerún, la República Centroafricana, el Congo, el Gabón, Guinea Ecuatorial y el Chad, países con historias políticas complejas, decidieron formar un «mercado económico común», la CEMAC (Comunidad Económica y Monetaria del África Central), nada parecía claro. Desde 1994 y la firma del Tratado de N’Djamena, la subregión se ha caracterizado por ciertos desequilibrios importantes: inestabilidad política en la República Centroafricana, turbulencia en el Congo e intentos de golpe de Estado en Guinea Ecuatorial, ataques terroristas en la cuenca del lago Chad, violencia transfronteriza en el Camerún, y hoy en día en el Golfo de Guinea, piratería marítima, particularmente en aguas de Gabón.

Embrollo comunitario.

Los países miembros de la subregión se esfuerzan por aplicar los principios firmados en el Acta Fundacional a pesar de las dificultades internas. La libre circulación de personas y bienes, vector de desarrollo de la CEMAC, prevista inicialmente para el 1º de enero de 2014, aún no está operativa. En particular, las diversas crisis de seguridad y las tensiones con Camerún están empujando a Guinea Ecuatorial a cerrar sus fronteras terrestres. El proteccionismo de Malabo encuentra su apogeo en la construcción de un muro con torres de vigilancia entre el país y su vecino camerunés.

Otra puesta en cuestión del acuerdo: en julio de 2014, Camerún y la Unión Europea firman un Acuerdo de Asociación Económica (AAE) en el que se establece una exención progresiva de derechos para determinadas categorías de productos de la Unión Europea, sin tener en cuenta la opinión de sus vecinos en sentido contrario.

La acumulación de acuerdos multilaterales y bilaterales dificulta la gestión de la CEMAC, como lo demuestra el hecho de que el comercio intracomunitario ha alcanzado un máximo de alrededor del 3%, lo que convierte a la zona en la menos integrada de las cinco zonas del continente. ¿Revelan estos indicadores económicos un problema de gobernabilidad de las instituciones de la CEMAC?

Síndrome Bantú

La crisis sanitaria pone de manifiesto la fragilidad socioeconómica de los países. Sin embargo, los responsables de la adopción de decisiones se comprometieron en diciembre de 2016, en la cumbre de Jefes de Estado celebrada en Yaundé, a garantizar la convergencia de sus políticas económicas, a aplicar una verdadera disciplina presupuestaria y acelerar la diversificación de la economía, con el apoyo presupuestario del FMI. Pese a ello, se ha avanzado poco en este último compromiso. En 2019, el petróleo sigue representando casi el 75% de las exportaciones de mercancías de la región y es la principal fuente de ingresos fiscales de estos países. De los seis Estados miembros, sólo la República Centroafricana es un importador neto de petróleo. Paradójicamente, el Congo, el principal productor de la subregión con 350 000 barriles/día, ve como su deuda supera el 110% de su PIB. Guinea Ecuatorial, el segundo productor, tiene un saldo negativo de 95.000 millones de francos CFA en la cuenta de explotación del  BEAC. Mientras que la RCA sumida en una crisis aguda, ha depositado más reservas de divisas . Camerún, que depende menos del petróleo y que hace las veces de locomotora económica, contribuye por sí sólo con al 50% de este fondo.

Estas reservas parecen muy escasas ante la caída de los precios del crudo provocada por la pandemia y la contracción de las exportaciones que se avecina, presionando los presupuestos de los estados dependientes del oro negro. Los ministros de finanzas de la zona han pedido especialmente al G20 que cancele su deuda externa. También queda por ver si la reforma monetaria del franco CFA se llevará a cabo en el África Central a imagen del fin de esta moneda en la zona de la UEMOA.

Covid-19: un impulso de acciones.

El período requiere un examen exhaustivo de la situación, por una parte para bloquear la propagación de la enfermedad y, por otra, para abordar las cuestiones estructurales relacionadas con los sistemas de salud y educación. La debilidad de las infraestructuras (transporte, agua, electricidad, TIC, etc.) es un gran freno para el crecimiento y la competitividad de las empresas, lo que conlleva un aumento de los costes de los factores. Para apoyar a las economías que se enfrentan al riesgo de recesión, la Comisión de la CEMAC insta a los países miembros a que fortalezcan su política fiscal y racionalicen el gasto público mediante la aplicación de políticas fiscales específicas.

Sin embargo, la resistencia a las perturbaciones exógenas es visible, como indica Standard & Poor en su informe de mayo de 2020 sobre la región: el bajo número de muertes en Covid-19 pone en perspectiva las previsiones catastróficas, mientras que los precios del barril deberían apreciarse a lo largo de 2020. Con el apoyo de las instituciones de Bretton Woods, la respuesta económica a la pandemia podría resultar eficaz.

Pese a ello, el espacio de la CEMAC -el segundo pulmón del planeta con la cuenca del Congo- debe acelerar inexorablemente su integración regional para construir una base económica sólida con el objetivo de crear un denso tejido productivo que reduzca las importaciones y la fusión de sus monedas. Los acuerdos y compromisos firmados esbozan las líneas principales de estas transformaciones estructurales, proponiendo una estrategia para la diversificación de las economías que todavía dependen estructuralmente de las industrias extractivas. En este contexto, los principales actores tienen una carta real que jugar.

(*) Aunel Loumba, consultor de 35°Nord, una agencia de consultoría especializada en África.

(**) Yoan Moussavou es Controlador Interno [Internal Controller] del Ministerio de Economía y Finanzas (Francia).

https://afrique.latribune.fr/think-tank/tribunes/2020-06-06/zone-cemac-au-dela-du-covid-19-de-multiples-enjeux-849390.html