Zafiro:¿tras el fracaso de Trident quien discute con Exxon?

El yacimiento petrolero más importante del país, Zafiro, atrae a empresas, entre ellas una que desde hace mucho tiempo desea entrar en África.

Mientras Trident Energy, la compañía del ex director general de Perenco, Jean-Michel Jacoulot, está ya casi fuera ya de la carrera para la compra del 71% de ExxonMobil, las empresas viajan a Malabo para establecer contactos con las autoridades ecuatoguineanas y flirtean en Houston con los ejecutivos de la empresa estadounidense.

Según nuestras fuentes, ExxonMobil estaría discutiendo entre bastidores con EnQuest, dirigida por el fundador de Petrofac, Amjad Bseisu. EnQuest había querido volver a Túnez en 2013 al yacimiento de Didon mediante la compra de las acciones de PA Resources, pero el Estado tunecino nunca dió su consentimiento. Desde su fundación en 2010, EnQuest, que produce unos 8.000 b/d, sólo tiene intereses en el Mar del Norte, adquiridos a Petrofac y al grupo Lundin, así como en Malasia. Sin embargo, en este último país, EnQuest ha comprado las acciones de ExxonMobil en Seligi: en consecuencia sus relaciones no son nuevas, lo que facilita los contactos para negociar sobre Zafiro. Como habíamos informado, Amjad Bseisu también había intentado, sin éxito, entrar en el Bloque 5 en la RDC en 2017 a través de Oil Quest Holdings.

Además de EnQuest, Tullow Oil, que ya había intentado apoyar a Trident Energy en sus negociaciones sobre Zafiro, ahora está intentando posicionarse con otro socio. Según nuestras fuentes, el vicepresidente de Tullow Oil, Tim O’Hanlon, ha decidido hacer una propuesta con el grupo canadiense Canadian Natural Resources (CNR). Estos últimos ya están produciendo en Costa de Marfil y son socios de Total en el potencialmente prolífico bloque 11B/12B de Suráfrica.

Sin embargo, no va a ser fácil conseguir que el gobierno de Guinea Ecuatorial cambie su actitud sobre Zafiro. El Presidente Teodoro Obiang Nguema considera a este campo como un símbolo del desarrollo de su país desde la década de 1990. El régimen quiere que sea una gran empresa, del tamaño de Exxon la que se encargue de este recurso.

Fuente: Africa Energy Intelligence, 22 de octubre de 2019