Una jornada sin relevancia en el juicio de Ngolo

La sesión de hoy del juicio ha estado dedicada a la declaración de cinco militares destinados en la frontera de Kye-Ossi. Como en casos anteriores (por ejemplo, la declaración de ayer del brigada Cirilo Meye Ebang Ayingono) las acusaciones quieren hacerlos responsables, sin pruebas consistentes, del paso de la frontera por los “mercenarios chadianos”…

Sin duda, los aspectos más relevantes de las sesiones de ayer y de hoy han sido las consecuencias procesales de la incorporación de los cuatro nuevos miembros del tribunal, todos ellos militares, dos magistrados y dos fiscales.  El texto del decreto por el que se nombraba a estos cuatro nuevos miembros y que debería incluir la justificación legal de sus nombramientos sigue siendo secreto pero las consecuencias en el proceso son muy evidentes. Según la interpretación que de las leyes guineanas hacen los abogados defensores, cuando en una causa se mezclan civiles y militares, las leyes que deben regir para todos son las civiles (el Código Penal Común y la Ley de Enjuiciamiento Criminal). Para los nuevos componentes del tribunal, a los encausados militares se les deben aplicar las leyes militares (el Código de Justicia Militar y las Ordenanzas Militares). Esta situación, muy evidente en la sesión de hoy, en la que todos los acusados eran militares conduce, según las defensas, a situaciones de indefensión dado que ellos son expertos en la legislación común, pero no en  leyes militares y las argumentaciones basadas en ellas están siendo admitidas sin problemas por el tribunal.

En una próxima noticia inluiremos los nombre de los cinco comparecientes de hoy.