Tullow Oil acude en ayuda de Trident Energy para la compra de Zafiro.

Nunca satisfecha, Tullow Oil continúa su afán para controlar nuevos bloques petroleros en el continente africano. La empresa británica podría incluso salvar la opción de Trident Energy para hacerse cargo del gigantesco campo ExxonMobil en Guinea Ecuatorial.

Tullow se involucra en Malabo
Durante varios meses, Tullow Oil ha estado buscando entrar en el offshore de Guinea Ecuatorial. El grupo estaría interesado en varios de los permisos incluidos en la licitación hecha pública el 4 de abril y que finaliza el 27 de septiembre. Pero además de este objetivo a medio plazo, la compañía tiene otro, más inmediato y mucho menos confesado: comprar las acciones de ExxonMobil (71%) en Zafiro. Tullow Oil desea operar el campo en tándem con Trident Energy, que ha estado negociando con ExxonMobil durante varios meses sobre este tema.

Según nuestras fuentes, Tim O’Hanlon, vicepresidente histórico de Tullow Oil, se reunió con el Presidente de Guinea Ecuatorial Teodoro Obiang Nguema el 3 de abril junto con el Gerente General de Trident Energy, Jean-Michel Jacoulot. Fundada por la ex Perenco, Trident Energy ha estado negociando durante varios meses para comprar Zafiro; la presidencia [de Guinea Ecuatorial] quiere sustituir a ExxonMobil por otra importante compañía petrolera. Para dar más peso a su oferta, Jacoulot tomó la iniciativa de invitar a Tullow Oil.

Mientras que Trident ha estado produciendo cantidades muy pequeñas, en los últimos tres años, Tullow ha estado activo en África durante tres décadas en más de diez países con una producción de casi 100.000 b/d (Ghana, Gabón, Guinea Ecuatorial y pronto Uganda-Kenya).

¿Muchos malentendidos?
Según nuestras fuentes, la reunión con el presidente guineoecuatoriano, a la que asistió el ministro de Petróleo, Gabriel Obiang Lima, aclaró algunos de los malentendidos del gobierno sobre la oferta de Trident Energy. Gabriel Obiang Nguema no quiere, a ningún precio, que ExxonMobil salga de Zafiro, un yacimiento que sigue siendo el más importante del país.

Además, la nacionalidad francesa de los ejecutivos de Trident Energy molesta a las redes de influencia de Teodorin Obiang Nguema, el número dos del régimen como vicepresidente encargado de la Defensa, e hijo mayor del presidente, Teodoro Obiang Nguema. Teodorin fue condenado en 2017 a tres años de prisión en Francia en el llamado caso de “los bienes mal adquiridos”, que implicaba a bienes inmuebles conseguidos en París con fondos cuyo origen se considera “problemático” por la justicia francesa.

Tim O’Hanlon, el que hizo el trato
Tim O’Hanlon es el hombre que Tullow Oil ha estado enviando durante casi tres décadas para manejar asuntos políticos complicados en África. Cuñado del fundador Aidan Heavey, puede permanecer varias semanas en una capital africana para llegar a un acuerdo con un ministro. Su ventaja en Guinea Ecuatorial es que conoce a Gabriel Obiang Lima desde hace quince años. Los dos hombres se han venido reuniendo casi todos los años en la conferencia de la Semana del Petróleo de África en Ciudad del Cabo, Suráfrica.

En Malabo, a principios de abril, Tim O’Hanlon pudo asegurar al presidente de Guinea Ecuatorial que su empresa y Trident Energy tenían recursos para hacer esfuerzos de inversión con los que mantener o incluso mejorar el flujo de Zafiro, que llevaba en caída libre durante casi diez años, si daba luz verde a la venta de ExxonMobil.

Mientras que Tullow Oil ha estado encabezada por Paul McDade desde 2017 y Aidan Heavey ha abandonado cualquier órgano ejecutivo de la compañía, los rumores sobre la jubilación de Tim O’Hanlon en 2019 o 2020 se están volviendo más y más insistentes internamente.

Fuente: Africa Energy Intelligence nº 839, 30 de abril de 2019.