Trident recurre a la diplomacia francesa en su intento de conseguir el yacimiento Zafiro.

Responsabilizada ya de los yacimientos Ceiba y Okume (Bloque G) y de los bloques de exploración W, S y EG-21, Trident Energy, encabezada por el francés Jean-Michel Jacoulot, no tiene  intención de renunciar a sus ambiciones de aumentar su cartera en Guinea Ecuatorial.

Según nuestras fuentes, el nuevo embajador francés, Olivier Brochenin, ha tratado de defender la causa de Trident Energy durante una reciente reunión con el ministro de petróleo Gabriel Obiang Lima. Trident Energy ha puesto todas sus fuerzas en la batalla para hacerse con el control de Zafiro, el gigantesco campo de ExxonMobil a la venta desde 2018.

El gobierno ha validado, en enero, la lista de candidatos seleccionados por la petrolera norteamericana para hacerse cargo de Zafiro, que está integrada por Marathon Oil, Lukoil y GazpromNeft. Trident Energy, respaldada por el fondo de inversión estadounidense Warburg Pincus, está considerando la posibilidad de mejorar la oferta de 670 millones de dólares con los que ExxonMobil cuenta actualmente. Trident Energy ha sido descartada de la carrera por adquirir Zafiro, en parte debido a la nacionalidad francesa de sus directivos.

Francia está pagando la sentencia de tres años con suspensión de la pena, dictada en París en 2017, contra Teodorin Obiang Nguema, el vicepresidente de Guinea Ecuatorial y subcampeón de su padre como presidente Teodoro Obiang Nguema.

A principios de diciembre de 2019 se inició un nuevo juicio en el Tribunal de Apelación de París.

Fuente: Africa Energy Intelligence, 4 de febrero de 2020.