Torturados

Tienen los pies y las manos reventados por las torturas de que han sido objeto en las dependencias del Ministerio de «Seguridad» Nacional, los señores Fructuoso Nguema Mangue y Pablo Ondó Nguema. El primero es el hijo del difunto Bonifacio Nguema Esono Nchama y el segundo es sobrino nieto de Acacio Mañé Elá.