Testimonio esclarecedor en el juicio de Ngolo.

Sólo ha declarado hoy el ex oficial de policía chadiano de nombre BOUNDOUKOU GARY, al que un general de la misma nacionalidad le habría prometido un puesto de trabajo en Guinea Ecuatorial.

La declaración de este policía ha puesto en evidencia uno de los problemas fundamentales del intento de golpe de Estado.  Los financiadores de la operación podrían haber sido estafados por los  responsables de reclutar al grupo de personas (con alguna experiencia militar) que llevarían a cabo  la invasión desde el exterior.

En lugar de “mercenarios” reclutaron a gente con promesa de ofrecerle puestos de trabajo de Guinea Ecuatorial en empresas como Euromarfil.  y así justificaron  los dineros cobrados.

El policía que ha declarado hoy, está jubilado y cobra 170.000 francos y le prometieron un puesto de trabajo en el que cobraria 250,000.

Tanto la policia Judicial como la Fiscalía, encargadas de la investigación, pasaron por alto estos extremos y se limitaron a detener de forma indiscriminada a los hoy procesados, calificándolos de “mercenarios”.