Según el FMI, la no aprobación de sus programas para Congo y Guinea Ecuatorial, expondría a la CEMAC a riesgos considerables. La Tribune Afrique

En un informe sobre las políticas comunes de los Estados miembros de la Comunidad Económica y Monetaria del África Central y las políticas comunes de apoyo a los programas de reforma de los Estados miembros de la Comunidad Económica y Monetaria del África Central, el Fondo Monetario Internacional ha cuestionado los nuevos retrasos en la aprobación de los acuerdos de financiación con el Congo y Guinea Ecuatorial. La institución ha elaborado un escenario pesimista en el que la subregión podría verse expuesta a perjuicios considerables.

La aprobación de los programas de financiación del Fondo Monetario Internacional (FMI) por el Congo y Guinea Ecuatorial (los únicos países de la subregión que muestran retraso en este sentido) es una condición esencial para la estabilidad económica en la subregión de la Comunidad Económica y Monetaria del África Central (CEMAC). Esto es lo que insinua la institución de Bretton Wood en un informe sobre las políticas comunes de los Estados miembros de la CEMAC y las políticas comunes de apoyo a los programas de reforma en los Estados miembros de la CEMAC.

Nuevos retrasos en la aprobación de los acuerdos de financiación con el Congo y Guinea Ecuatorial podrían poner en peligro los objetivos regionales de acumulación de activos exteriores netos y poner en cuestión el éxito final de la estrategia regional”, advirtió la institución en su informe, añadiendo como explicación que “la acumulación prevista de depósitos públicos es esencial para alcanzar los objetivos de activos exteriores netos en 2019“.

El FMI ha ido más allá en su informe al diseñar un escenario, en el caso de que estos acuerdos con estos países no se alcancen en el corto plazo. “Se espera que el crecimiento regional sea ligeramente inferior, debido a la menor inversión nacional y extranjera…..”. La acumulación neta de activos extranjeros sería significativamente menor, y la tasa de cobertura de reservas aumentaría sólo a 3,6 meses de importaciones para 2021, en comparación con 4,2 meses en el escenario de referencia“, dice el FMI en su Informe sobre Políticas Comunes.

Revisión de la estrategia regional

En su enfoque preventivo, el FMI ha querido aportar algunas aclaraciones. Según la institución, este escenario pesimista no implica un mayor deterioro de las posiciones presupuestarias. De ser así, la deuda pública y los atrasos aumentarían “probablemente” y los sectores bancarios se verían afectados “por un aumento de la morosidad”.

La institución financiera internacional también menciona el contagio a otros países de la CEMAC.

“Las consecuencias serían graves, especialmente en términos de crecimiento y acumulación de activos exteriores netos, si los acontecimientos en el Congo y Guinea Ecuatorial redujeran la confianza en la estrategia regional y provocaran la fuga de capitales”, afirma el FMI.

Si este escenario pesimista se materializara, y si los programas con el Congo y Guinea Ecuatorial se pospusieran significativamente más allá de lo que actualmente se prevé en el marco regional, la estrategia regional debería ser revisada”, ha advertido el FMI. Pero “se están realizando esfuerzos para concluir los programas apoyados por el FMI con los dos países restantes“, dijo la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, en diciembre de 2018.

https://afrique.latribune.fr/economie/2019-03-10/selon-le-fmi-la-non-approbation-de-ses-programmes-exposerait-la-cemac-a-des-risques-considerables-810126.html