Sani Yalo responde al artículo de Mondafrique: “Personas cercanas al presidente centroafricano Touadera juzgados por el intento de golpe de Estado frustrado en Guinea Ecuatorial”.

sani-yalo

Después del artículo publicado por Mondafrique titulado “RCA: personas cercanas a Touadera juzgados en el fallido golpe contra Guinea Ecuatorial“, Sani Yalo, presidente del Consejo de Administración de BARC, interpelado en ese artículo, hace uso de su derecho de réplica.

“En estos artículos se mezcla todo (vida privada, política, etc.) en un apaño bastante curioso, percibimos claramente una implacable hostilidad hacia los Yalo. Una familia entera arrastrada por el barro porque uno de los suyos cometió un delito. Podría también encarcelar a toda la familia Ben LADEN por las malas acciones de uno de los suyos.

Algo absurdo que oculta su nombre, utilizando este periodico, que carecía ya de legitimidad y que ha perdido todo el crédito que le quedaba. La pregunta fundamental que hay que plantearse es: ¿cuánto han recibido por escribir esas tonterías?

El autor del artículo pretende incluso que “la investigación se ha perdido aparentemente en las arenas de África Central“. Olvidando que una investigación no puede hacerse con precipitación. Para colmo, el Diario afirma sin problema alguno :”Se instaló en Hauts-de-Seine con su hermana Hawa, lo que no le ha impedido visitar regularmente Chad y Camerún. Vive en París, donde está vinculado a elementos de Guinea Ecuatorial en el exilio antes de ir a Douala a finales de 2017… Sani Yalo que se traslada a París a mediados de diciembre estaba plenamente al corriente de las actividades de sus hermanos Dada, Danzoumi y Kiki Yalo…”. Una afirmación muy grave porque este periódico no está en condiciones de aportar pruebas de sus afirmaciones.

La pregunta que se plantea es la de saber ¿por qué esta fijación por la persona de Sani Yalo?

Lo cierto es que hay un nombre, Yalo. Se mezcla a Sani Yalo en este asunto del golpe de estado porque se detuvo allí a su hermano. Pero lo menos que podemos decir es que Ahmed Yalo, el hermano menor de Sani Yalo, es un adulto. Esto no le concierne a él, ni directa ni indirectamente. Y como se dice en derecho, la responsabilidad penal es personal. Obiang ha sido un presidente que siempre ha apoyado a la República Centroafricana. ¿Por qué iba Sani Yalo a querer derribarlo? Huelga decir que el autor de este artículo quiere enfrentar al Presidente Touadera y a Obiang.

Lo que más duele de todo esto, son las afirmaciones gratuitas, sin ningún fundamento que ha hecho este periódico en línea en su artículo, es un absurdo.

Los lectores habrán comprendido que Mondafrique carece de delicadeza, afirmando que: “No es ningún secreto que los Yalo siempre han mantenido estrechos vínculos con elementos armados chadianos. El intento fallido de golpe de estado fue liderado por un general ecuatoriano y chadiano que financió gran parte del matrimonio de Sani con Jeanne Lebouder en 2017“, una muestra más del sensacionalismo que busca este periódico.

No, los centroafricanos merecen algo mejor que esto. Así como los periodistas no deben comentar un procedimiento judicial antes de la vista pública, así también es malsano y ridículo que usted ponga letanías de mentiras y locuras para empañar la imagen de una persona.

Basándonos en el derecho de réplica, queremos que pongan ahora la misma energía que han puesto para decir locuras contra nosotros.

Le agradeceríamos que publicara en sus columnas nuestro derecho de replica”.

Centrafrique: le droit de réponse de Sani Yalo à Mondafrique