Reporteros sin Fronteras pide la liberación de dos periodistas guineoecuatorianos. PressAfrik

Melanio Nkogo y Rubén Bacale, periodistas de la cadena de televisión privada Asonga, están detenidos desde el martes 27 de agosto en la comisaría central de policía de Bata, la principal ciudad y capital económica de Guinea Ecuatorial. Ni la policía ni las autoridades han proporcionado hasta ahora información sobre las razones de estas detenciones. Según la información recogida por RSF, los dos hombres podrían ser acusados de haber llevado a cabo una entrevista con un juez del tribunal de instrucción de Bata criticando la suspensión impuesta unos días antes por el Presidente del Tribunal Supremo.

El canal Asonga es el único medio audiovisual privado del país, pero sigue estando estrechamente controlado por las autoridades, ya que pertenece a Teodorin Nguema Obiang, vicepresidente de la República e hijo del presidente Teodoro Obiang Nguema, en el poder desde hace 40 años.

“El plazo legal para la detención policial se ha superado con creces y ya no hay ninguna justificación para mantener detenidos a estos dos periodistas cuando sólo han hecho su trabajo”, ha declarado Arnaud Froger, jefe de la oficina de RSF en África. Estas detenciones confirman la extrema vulnerabilidad de los periodistas guineoecuatorianos, que están expuestos a los peores métodos de intimidación ante la más mínima desviación de la línea defendida por las autoridades o quienes giran en torno a ella. Pedimos a las autoridades que pongan en libertad a estos periodistas sin demora.

El año pasado, Ramon Nse Ebalé, conocido por sus dibujos críticos del presidente, había permanecido en prisión durante casi seis meses después de que se abriera un caso en su contra.

Guinea Ecuatorial ocupa el puesto 165 de 180 países en el Índice Mundial de Libertad de Prensa 2019.

Salif SAKHANOKHO
Lundi 9 Septembre 2019 – 14:33