QUE NO OS CONFUNDAN: ES SECTARISMO. Nchuchum Miko Abogo. Facebook

Aparte de CPDS (en cuatro ocasiones), no recuerdo que ningún otro partido político haya «decidido» no concurrir a las elecciones. Un partido político decide no concurrir cuando tiene también como posible la alternativa contraria, que es la de concurrir. Todos los que se posicionan (o se han posicionado contra las elecciones) lo hacen desde unas circunstancias en las que no tienen ninguna otra opción; y todos optaron por concurrir cuando tuvieron la opción de concurrir y, cuando no, boicotearon las elecciones y emprendieron una compaña anti-CPDS. La postura de todos ellos la resume perfectamente hoy en día C.I., que un día llama al censo y hace proclamas a favor de concurrir, y al otro, cuando descubre que sus opciones son nulas, llama contra el censo y las elecciones y arremete contra CPDS.

El lema de todos ellos ha sido y es: «O TODOS, O NINGUNO». Nunca se ha tratado de si concurrir es lo correcto, porque todos han considerado que lo es cuando han tenido esa alternativa. Un muy conocido opositor llegó a decir en una reunión de trabajo en Malabo, ante la idea de que toda la oposición sustente a CPDS, que «eso solo beneficiaría a CPDS como partido político», y un mensaje compartido en WhatsApp no ocultaba un deje de satisfacción cuando la manifestación de CPDS fue desconvocada, y decía:

«La operación salió Justo como se había planeado. Habrá una verdadera manifestación en Guinea Ecuatorial cuando todos los partido opositores al régimen y demás asociaciones civiles lo decidan unánimemente. Se acaba de echar al agua otra oportunidad para plantarle la cara al régimen desde el interior del país, y demostrarle que este país es de todos».

¿Cuándo se va a dar ese consenso o esa «decisión unánime»? El problema de la oposición en Guinea es el sectarismo generalizado y el odio específico contra el CPDS.