Petróleo y gas en África: ¿Qué está pasando? Tomás Paquete. Mercados Africanos

4 de abril 2022

Como ha venido informando y analizando Mercados Africanos, los países africanos productores y exportadores de petróleo quieren aprovechar la situación de guerra en Ucrania y beneficiarse de ella.

Especialmente a partir de las sanciones impuestas al petróleo y al gas rusos, para diseñar estrategias que permitan desbloquear el potencial petrolero y gasístico de África y poder beneficiarse de los esfuerzos de los países de la Unión Europea por salir de la dependencia de Rusia en ese sector.

Esto no va a suceder de la noche a la mañana, es comprensible que los esfuerzos europeos por salir de la dependencia de la energía rusa, podrían crear una oportunidad para que el continente africano se posicione y aumente su participación en los mercados mundiales de petróleo y gas.

Sin embargo, los déficits tecnológicos, de infraestructura y financieros, constituyen grandes desafíos para que África aumente rápidamente su producción de petróleo y gas e, idealmente, refine estos productos antes de exportarlos y así añadir el tan necesario valor añadido.

Todos sabemos que los países con grandes recursos de gas natural licuado (GNL), como Angola, Argelia, Libia y Nigeria -por citar sólo cuatro-, disponen de pocas refinerías, embarcaderos, terminales y puertos con la infraestructura de almacenamiento necesaria, además de una serie de factores de riesgo como la inestabilidad política y los problemas de inseguridad local.

A esto hay que añadir la creciente tendencia de las instituciones financieras a desplazar las inversiones de los combustibles fósiles a las energías renovables.

A lo que se suman las nuevas estrategias de los grupos petroleros presentes en el continente, de recurrir o incorporar cada vez más las energías renovables en sus prioridades y el debate sobre la consideración o no del gas natural como energía limpia.

El reciente caso llevado a los tribunales de Londres por una ONG, que cuestiona la inversión británica en el gas de Mozambique, da fe de lo que decimos.

Así, a pesar del deseo de los productores y exportadores africanos de petróleo y gas de aprovechar esta situación mundial para aumentar su cuota de mercado global, no será fácil, principalmente por cuestiones de dependencia tecnológica de los grupos petroleros, incluidos los rusos.

Hay que recordar que las empresas petroleras rusas están entre las principales del sector presentes en varios países africanos y el impacto de las sanciones que se les han impuesto tiene una incidencia especial en los proyectos en los que trabajan en África.

Según un estudio publicado a finales de marzo de 2022 por S&P Global, el conflicto entre Rusia y Ucrania tendrá consecuencias para el buen funcionamiento de las actividades petroleras de estas empresas en el continente y varias operaciones de exploración están amenazadas.

Principalmente en la región del Golfo de Guinea debido a la participación activa de la petrolera rusa Lukoil, sometida a sanciones y que puede afectar a la producción en Ghana, la República del Congo y Guinea Ecuatorial.

Lo mismo podría ocurrir en Sudán del Sur, ya que las sanciones comprometen a la empresa rusa Safinat a desarrollar la refinería de Bentiu.

En nuestra opinión, durante el 8º Congreso de la Expo Petróleo de África, que se celebrará del 16 al 19 de mayo de 2022 en Luanda, los países africanos productores y exportadores de petróleo y gas deberían, sobre todo, centrarse en cómo utilizar los dividendos inesperados de los precios del petróleo.

Y a pesar de las subidas de la cesta de la compra, de la gasolina y del gasóleo, deberían desarrollar, de forma prioritaria, la transformación de estos productos y dejar atrás la dependencia tecnológica de terceros, además de apoyar la diversificación económica

El sector privado es fundamental en este proceso. El ejemplo de Dangote en Nigeria, que está construyendo refinerías, demuestra que es posible.

Por lo tanto. Manos a la obra.

https://mercadosafricanos.com/petroleo-e-gas-em-africa-o-que-se-passa/