Partidos de la oposición guineoecuatoriana niegan su implicación en un intento de matar al presidente del país. Agencia Lusa

El partido de oposición Convergencia para la Democracia Social (CPDS) en Guinea Ecuatorial ha rechazado hoy la implicación de su lider en un presunto complot para asesinar al Presidente Obiang, por considerar que se trata de un montaje del régimen.

El partido acusa al régimen de Teodoro Obiang, en el poder desde 1979, de querer implicar a Andrés Esono Ondo, secretario general del CPDS, y a Guillermo Nguema Ela, coordinador de la Fuerza Republicana Democrática (FDR), otro partido de oposición, de conspirar para asesinar al jefe de Estado.

“El CPDS rechaza rotundamente el intento del régimen de involucrar a su líder en un supuesto plan para asesinar a Obiang, entre otras razones porque no está interesado en la muerte de Obiang, sino en una transición política a la democracia, facilitada por el propio Obiang”, dijo el partido en un comunicado.

En el mismo comunicado, el partido evocó la detención del activista y activista del CPDS, Joaquín Eló Ayeto, a principios de este mes, diciendo que los interrogatorios a los que fue sometido se centraron en los vínculos y encuentros entre los dirigentes de los dos partidos de la oposición.

También dijo que el activista, en detención preventiva en la cárcel de Black Beach, en la capital, Malabo, y que ha recibido varias denuncias de violaciones de derechos humanos, fue presionado para que confesara un supuesto plan para asesinar al Presidente de la República, Teodoro Obiang.

“Todo lo que rodea la detención de Joaquín Eló es un montaje del régimen que, como denunció el CPDS, trata de eliminar a Andrés Esono Ondo y Guillermo Nguema She del escenario político nacional y desviar la atención de la dura lucha por el poder que existe dentro del régimen de Obiang”, añade el CPDS.

Para el partido de la oposición, esta lucha fue “muy evidente en el intento golpista del 24 de diciembre de 2017”.

El CPDS también consideró que el proceso judicial sobre este intento de golpe “se está posponiendo sospechosamente para evitar que las miserias de un régimen ya rechazado por el propio círculo de Obiang se transmitan a la opinión pública”.

El CPDS añade que desde 2002, cuando el secretario general del partido era Plácido Micó Abogo, el régimen intenta involucrar a los líderes de la oposición en “montajes absurdos”, dando como ejemplo los intentos de 2015 y 2017 de acusar al actual secretario general, Andrés Esono Ondo, de estar involucrado en planes para matar a Obiang.

“Todo lo que el régimen está haciendo es una cortina de humo para encubrir su propia incapacidad y el rechazo que despierta entre los suyos, tratando de aglutinar a nuevos partidarios”, subraya la declaración.

Por ello, el CPDS hace un llamamiento al pueblo de Guinea Ecuatorial, a los gobiernos de España, Francia, Estados Unidos, Alemania, la Unión Europea y la Unión Africana para que “estén atentos a las intenciones del régimen de Malabo hacia el CPDS y su líder”.

La organización no gubernamental EG Justice, que defiende los derechos humanos de Guinea Ecuatorial, ha condenado la “detención arbitraria” de Joaquín Eló Ayeto y ha exigido su puesta en libertad.

El pasado mes de febrero, grupos de derechos humanos denunciaron la muerte de Onofre Otogo, un ecuatoriano sin militancia política conocida, pero detenido tras su presunta participación en un supuesto intento de golpe de estado en 2017.

En noviembre de 2018, Teodoro Obiang Nguema expulsó a 42 militantes del partido gobernante, el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), por su presunta participación en el golpe, que las autoridades ecuatorianas dijeron haber frustrado.

Las autoridades creen que un grupo de mercenarios de Chad, Sudán y la República Centroafricana entró en Guinea Ecuatorial el 24 de diciembre de 2017 para atacar Obiang, una iniciativa que el gobierno asoció con una “oposición radical tanto interna como externa”.

El Presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, ha dirigido el país desde 1979, tras haber llegado al poder a través de un golpe de Estado, y es el jefe de Estado más antiguo de África.

Desde la independencia de España en 1968, Guinea Ecuatorial ha sido considerada por las organizaciones de derechos humanos como uno de los países más corruptos y represivos del mundo.

Guinea Ecuatorial se adhirió a la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa en 2014.

https://www.noticiasaominuto.com/mundo/1214523/oposicao-rejeita-envolvimento-em-alegado-plano-para-matar-presidente