Orden ministerial de Clemente Engonga Nguema Onguene destinada a asegurar el pucherazo electoral.

Mediante una orden de ministerio del Interior hecha pública ayer se prohibe tener teléfonos móviles en las mesas electorales. Esta orden afecta tanto a los votantes como a los interventores y demás miembros de las mesas electorales.

A:   Desde el mismo día que se convocan unas elecciones en Guinea Ecuatorial todas las preocupaciones, todas las disposiciones de la administración están destinadas en el mismo sentido: garantizar el pucherazo, asegurar hasta en los últimos detalles que el gobierno/PDGE va a conseguir alterar plenamente el resultado de la votación en su propio beneficio.

El sentido de la orden de la que nos hacemos eco hoy es también ese: el día de la votación, en especial sus primeras horas, es una batalla permanente del gobierno y el PDGE contra los interventores de los partidos de la oposición destinada a impedirles su trabajo, a cansarles hasta convencerles de que lo mejor que pueden hacer es abandonar las mesas y dejarlo todo en manos de los militantes del partido del gobierno disfrazados de presidentes o del resto de componentes de las mesas, de interventores del gobierno, de miembros de la policía o del ejército… Prohibirles los teléfonos móviles contribuye a tenerlos aislados, a impedirles consultar qué deben hacer ante los incidentes que provocan los militantes del PDGE cuando hacen “voto público” u otras “aportaciones” de la visión que el PDGE, Obiang y sus acólitos, tienen de lo que es democracia.