Opositores detenidos en Guinea Ecuatorial denuncian malos tratos y torturas. SWI/EFE

18 octubre 2022 – 13:38

Nairobi, 18 oct (EFE).- Militantes del partido opositor Ciudadanos por la Innovación (CI) de Guinea Ecuatorial denunciaron hoy a EFE que sufrieron palizas y torturas por las fuerzas de seguridad tras ser detenidos el pasado 29 de septiembre en una operación en la que también fue arrestado su líder, Gabriel Nsé Obiang.

«Nos secuestraron, pegándonos. Nos han maltratado de una manera que no puedo describir», declaró a EFE por teléfono y desde el anonimato una de las militantes detenidas ese día, cuando la Policía asaltó la sede de CI en la capital, Malabo, tras cinco días de asedio.

Al menos cuatro opositores que ya fueron puestos en libertad y con los que EFE pudo hablar describieron cómo los agentes los golpearon repetidamente con porras, en todo el cuerpo, además de darles patadas y pisarles con sus botas militares.

«Desde la sede hasta la comisaría (central de Malabo), nos torturaron, nos machacaron dentro del coche. Nos golpearon con porras en la cabeza», explicó a EFE otra de las víctimas.

Todos los militantes entrevistados permanecen escondidos en sus casas y, en su mayoría, no han buscado atención médica en hospitales por miedo a ser detenidos de nuevo.

«Al orinar, me sale con dificultad y con sangre», relató un simpatizante, una secuela que también sufre su compañera después de que la golpearan repetidamente en el «bajo vientre».

«No respiro bien porque recibimos muchos gases», añade, en referencia a los gases lacrimógenos utilizados en el asalto.

Fuentes de la ejecutiva nacional que visitaron a las víctimas aseguraron a EFE que están «llenas de moratones y heridas» y una de ellas, la hermana del líder opositor, Constancia Oyan Obiang, tiene «tres costillas rotas» al haber sufrido las peores torturas junto con dos militantes.

En ese trayecto entre la sede asaltada y la comisaría, según las víctimas, falleció por los golpes uno de los cuatro muertos civiles registrados oficialmente, cuyos cuerpos aún no han sido devueltos a sus familias.

Una vez en la comisaría, los detenidos, que ascendían a unos 275 persona, según el partido, fueron golpeados de nuevo y luego encerrados durante días en celdas en pésimas condiciones.

«No había espacio, no había colchones, ni sábanas. Estuvimos allí durante cuatro días», relató uno de los afectados, que coincidieron al denunciar que no habían recibido agua ni comida hasta ser liberados en un grupo de 135 personas la noche 3 de octubre, mientras las tres militantes más torturadas salieron el día 10.

Entre los detenidos, aseguraron, había ancianos de más de 80 años y dos menores de entre uno y dos años que, aunque sí recibieron pan y agua durante esos días, «presenciaron las palizas contra sus madres».

Durante esos días, sólo los más malheridos recibieron atención médica por parte de un médico militar, según los opositores.

Contactada por EFE, la viceministra ecuatoguineana de Información, Prensa y Radio, Atalia Modesta Baha, aseguró que «el Gobierno no tiene información» sobre los presuntos malos tratos, aunque también señaló que «esta gente está bien y está siendo tratada».

Las fuerzas de seguridad asaltaron el local de CI en una operación en la que al menos un agente murió «por disparos de un adepto de (Nsé) Obiang» mientras 16 resultaron heridos, según la televisión estatal TVGE.

Dirigentes del partido, que aseguraron que 50 civiles resultaron también heridos, confirmaron a EFE inicialmente la cifra oficial de cuatro civiles muertos, pero subrayaron que no murieron por gas lacrimógeno, como informó la TVGE, sino por disparos.

Este fin de semana, esas fuentes recibieron informaciones sobre el hallazgo de al menos otros dos cuerpos en la sede.

EFE no pudo comprobar de manera independiente el número de víctimas.

El pasado 5 de octubre, el secretario general del Ministerio de Seguridad, Santiago Edu Asama Nchama, afirmó que unas 50 personas seguían detenidas, cifras que CI no pudo verificar.

Los simpatizantes reunidos en la sede antes del asalto debían decidir si Nsé Obiang sería su aspirante presidencial en los comicios del próximo 20 de noviembre frente al presidente Teodoro Obiang, que anunció su candidatura este 23 de septiembre y buscará su sexto mandato.

CI fue ilegalizado por sentencia judicial en 2018, pero su líder asegura que quedó «legalizado» ese mismo año mediante una amnistía general promulgada por el Gobierno para presos políticos, algo que niegan las autoridades ecuatoguineanas.

Obiang, de 80 años, dirige el país con puño de hierro desde 1979, cuando derrocó a su tío Francisco Macías en un golpe de Estado, y es el presidente que más tiempo lleva en el poder en el mundo.

Desde su independencia de España en 1968, Guinea Ecuatorial está considerada por las organizaciones pro derechos humanos uno de los países más corruptos y represivos del mundo. 

Opositores detenidos en Guinea Ecuatorial denuncian malos tratos y torturas – SWI swissinfo.ch