ONG exigen la liberación de activistas detenidos en Guinea Ecuatorial. DW

Varias organizaciones piden la liberación inmediata del abogado ecuatoguineano Anacleto Micha y de otros activistas de derechos humanos. Se apela al Gobierno de Guinea Ecuatorial en un documento al que DW tuvo acceso.

Por João Carlos (Lisboa)

Anacleto Micha no forma parte de ningún partido político. El activista fue detenido el 25 de septiembre y sigue incomunicado en la Comisaría Central de Malabo, capital de Guinea Ecuatorial. El abogado, que fue encarcelado en esa cárcel conocida como «Guantánamo» y luego fue trasladado a la prisión de Black Beach en la isla de Bioko, fue arrestado por haber organizado varios eventos contra la represión del gobierno liderado por Obiang Nguema y por denunciar violaciones de derechos humanos y corrupción en el país.

«El Anacleto también fue detenido solo porque estaba ayudando [a elementos] del partido ‘Ciudadanos por la Innovación’, que fue atacado por las fuerzas de seguridad en su sede [en su sede]», explica Lucas Olo Fernandes de Transparencia Internacional.

Organizaciones no gubernamentales como Transparencia Internacional Portugal (TI-P) y EG Justice exigen, en un comunicado, la liberación de Anacleto Micha y todos los demás presos sin cargos formados y sin acceso a sus abogados.

Teodoro Obiang dirige Guinea Ecuatorial desde hace 43 años

Lucas Olo Fernandes, gerente del proyecto APROFORT financiado por la Unión Europea, confirma las diversas violaciones de derechos humanos: «Hay activistas detenidos, que no han hecho acusaciones formales contra ellos. Pero esperamos que los abogados puedan hablar con ellos porque no han tenido acceso a [sus] clientes. Esta es una falla del sistema, porque la Constitución requiere que las personas tengan al menos acceso a sus abogados», dijo.

Persecución en vísperas de las elecciones

Además del arresto de Anacleto Micha, la declaración señala que el 13 de septiembre, las fuerzas de seguridad arrestaron al artista de hip-hop Leoncio Prisco Eco Mba, conocido como «Adjoganing», quien desde entonces también ha permanecido en la prisión de Black Beach, sin acceso a su abogado y se le impidió contactar a sus familiares.

«El 16 de septiembre», continúa la declaración, «la policía arrestó a los activistas Luis Nzo Ondo, Pablo Angüe Angono y Claudio Nzé Ntutumu, quienes luego fueron mostrados en la televisión pública nacional acusados de planear una acción terrorista». El documento también afirma que, «el 21 de septiembre, la policía también arrestó a Salvador Bibang Esono y Emilio Ndong Biyogo, bajo igual cargo».

«Sin embargo», escriben las ONG, «todas permanecen incomunicadas y hasta ahora las autoridades ecuatoguineanas no han presentado cargos».

Lucas Olo

Lucas Olo Fernandes dice que este ambiente de persecución está relacionado con las elecciones generales programadas para el 20 de noviembre. «El régimen está tratando de silenciar todas esas voces que pueden decir algo que no está en línea con el sistema», dijo. Esto, a pesar de la aprobación de la nueva ley penal para la abolición de la pena de muerte y la ley anticorrupción, que los guineanos pensaron que eran avances hacia el cambio en el país, dijo el activista.

Críticas a la CPLP

Las ONG también están presionando a las instituciones de la Unión Europea (UE), la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que liberen a todos los presos, activistas y políticos.

Ana Lúcia Sá, profesora de Estudios Africanos en ISCTE – Instituto Universitario de Lisboa, no espera ninguna intervención de los parlamentarios de la CPLP, que se han reunido en los últimos dos días en Lisboa. Recuerda, por ejemplo, que la organización lusófona «no dijo nada» cuando se disolvió la Asamblea Popular Nacional de Guinea-Bissau.

Ana Lucía Sá

El académico lamenta que no haya acción por parte de la comunidad internacional y de la CPLP, en particular: «Ha habido acciones de ONG y grupos de activistas vinculados al país, pero no hay una actitud formal de ningún Estado de la CPLP: condena, por un lado, y, por otro, de exigir el cumplimiento de las reglas más elementales del Estado democrático», Reclamaciones.

Ana Lúcia Sá cuestiona el papel de la CPLP frente al pisoteo sistemático de los derechos humanos y dice que los procesos y diálogos a nivel de las instituciones de los países miembros no han tenido un alcance como cabría esperar: «Todo el proceso de revisión del Código Penal de Guinea Ecuatorial es un ejemplo de ello», añade.

En este clima de represión constante, el analista también habla de las diversas operaciones dirigidas a los inmigrantes, especialmente a los procedentes de países africanos que viven en Guinea Ecuatorial. «La cara más visible de este dispositivo de seguridad ha sido el vicepresidente, Teodoro Nguema Obiang Mangue, quien incluso condecoró a la policía de seguridad nacional que neutralizó a los militantes de ‘Ciudadanos por la Innovación’, que, según él, es un partido ilegal y que no representa ningún peligro para el país», dijo.

ONG exigen la liberación de activistas detenidos en Guinea Ecuatorial | | NOTICIAS | DW 26.10.2022