Nigeria sale oficialmente de la recesión. Tonye Bakare. allAfrica y Fundación Sur

Tras varios trimestres de crecimiento negativo que llevaron a la quiebra a más de una empresa, la economía nigeriana ha sido declarada libre de recesión, aunque “las condiciones empresariales siguen siendo duras”, declaraba el martes World Economics, una organización, con sede en Londres, dedicada al análisis financiero de información y datos calve para la economía mundial.

“Los datos del Índice de Directores de Ventas (SMI, por sus siglas en inglés) del pasado mes de abril sugieren que la economía nigeriana continúa creciendo y alejándose de la recesión que sufrió durante 10 meses consecutivos en 2016”, anunció la organización en un comunicado publicado en su web.

“El Índice de Crecimiento del Mercado fue de un 58.5 en abril. Por otro lado, el mismo mes, el Índice de Crecimiento de ventas ascendía a 56.7, situándose en su valor más alto desde 2015”.

La economía nigeriana entró en recesión a finales del segundo trimestre de 2016. La drástica caída de los precios del petróleo y su efecto en la economía del país tuvo mucho que ver con esta situación. Los ataques a las instalaciones petroleras en el delta del Níger por parte de militantes que protestaban por mejores ofertas del gobierno, casi paralizaron la producción de petróleo.

Los recientes compromisos del gobierno en la región, encabezados por el vicepresidente Jemi Osinbajo, han conseguido parar, al menos por ahora, los ataques contra las instalaciones.

El pasado jueves, la Oficina Nacional de Estadística aseguró que la tasa de inflación cayó un 0.52 por ciento en marzo, llegando así al 17.26 por ciento. Esta fue la segunda caída registrada en dos meses.

“Este es el segundo mes consecutivo en el que se produce una caída en el IPC, principalmente en una base interanual”, informó la Oficina Nacional de Estadística.

World Economics advierte, sin embargo, que todavía hay asuntos que necesitan atención antes de que la economía nigeriana pueda considerarse fuera de peligro.

“Aunque las condiciones siguen siendo difíciles para las empresas, estas se están adaptando a los desafíos. Las recientes variaciones en el valor del Naira están ayudando a las transacciones de ventas”.

En general, las condiciones en Nigeria han seguido mejorando este último mes y los gerentes expresan un renovado optimismo en que la economía continuará creciendo y recuperándose después de la recesión.

http://allafrica.com/stories/201704190042.html

[Traducción y edición, Sarai de la Mata]

http://www.africafundacion.org/spip.php?article27254