Los medios oficiales (y los de la familia Obiang) siguen sin informar del naufragio del barco Rio Marina

Según fuentes de Camerun y del interior de Guinea, el pasado miércoles naufragó el barco Rio Marina (Gran Demi Demi o Fifty Fifty) cuando llevaba a bordo a un grupo de estudiantes guineoecuatorianos que regresaban a su país para pasar las vacaciones. El barco es propiedad de un ciudadano camerunés y se dedica a transportar mercancías y personas entre los dos países (hace la ruta Malabo-Douala- Malabo]. Según declaraciones de un superviviente: “Una ola gigante golpeó el barco y lo hundió. Han muerto muchos compañeros nuestros”. Equipos de salvamento cameruneses consiguieron rescatar a 10 personas, entre ellas 8 estudiantes. No se tienen noticias de rescate alguno hecho por equipos guineanos. El gobierno de Guinea habría dado órdenes, además, para que no se informase del naufragio en ninguno de los medios de titularidad oficial o controlados por la familia del dictador.

 

Entre las víctimas estaría una hija del capitán del buque. Siempre según fuentes relacionadas con algunos testigos, “la mayoría de los estudiantes fallecidos eran annoboneses”. Un vecino del barrio de Elá Nguema, de nombre Papá Santos, estaría entre los supervivientes y en este momento seguiría en Camerún. El capitán junto con los supervivientes (se habla de 12)  habrían estado, en la mañana de ayer, en el consulado de Guinea en Douala a la espera de ser trasladados hasta Guinea por vía aérea.

 

Siempre según estas fuentes, “el número de supervivientes sería de 12, aunque el barco iba muy cargado en su mayoría con estudiantes”.