Los locos guardias del entorno presidencial propinan en Minñoman una paliza brutal a Librada Afua. Corresponsal

Librada Afua es nodriza, casada con Jesús Ondo Mba, viven en el barrio Subestación de Bata. Son naturales de Etom Asogñe, Aconibe.

Antes de relatar los hechos que nos obligan hacer esta crónica,  queremos recordar que la maltratada, Librada Afua, más conocida por Chula, sufre desde hace años (3 como mínimo) problemas de pérdida de conciencia. En nuestra sociedad lo llamamos enfermedad mental,  lo padece estos días con mas intensidad y es un hecho conocido por todos.

Estos son los antecedentes:

En la mañana del sábado día 2 de este mes de diciembre dice a su marido que Dios ha hablado con ella para que diga a Obiang y a toda su familia que dejen el poder porque han matado a mucha gente y que es el momento de abandonar el poder. Su marido y algunos vecinos del barrio no pensaron que iba a llegar tan lejos. Su marido se fue al destajo, como de costumbre, y no pudo imaginar que ella recorrería más de 4 km hasta llegar al palacio de Minñoman. Sin embargo, fue eso lo que hizo.

-Una vez allí, dijo a los guardas que quería verse con NGUEMA Obiang porque le tenía un mensaje. Los guardas dedujeron de su aspecto que no coordinaba bien y siguiendo las instrucciones que han recibido, le pidieron que les dijese antes a ellos el mensaje. Chula les repitió exactamente que venia a comunicarle que el tiempo de su mandato ya ha terminado y que su padre saliera de la sociedad secreta de ROSA CRUZ. Los militares, que podían hacerlo desde allí, llamaron a la policía central que la recogió y empezó allí mismo a maltratarla como saben y como quieren. Pegaban a una desviada mental. Aquí hay que recordar un refrán nuestro que dice: si un loco te quita la ropa mientras te bañas en un río, y lo persigues al salir del baño, la muchedumbre os llamará locos a los dos. Por eso digo que los locos de Obiang dieron una paliza brutal a otra loca.

Librada sigue recluida, su niño de 6 meses sigue con su marido. La policía ha llegado a la conclusión de que está desviada pero como ha ‘atentado’ contra la seguridad física de Teodoro y su familia, aunque esté loca, hay que aplicarle la ley como si se tratara de un sujeto normal.

Le dicen a su marido que, sabiendo cómo está su mujer, ¿por qué no la lleva a Samoa?

Mi pregunta es ¿cuánta gente tenemos así en nuestras familias y en nuestra sociedad? Muchísima. Es un hecho indudable.

Sin embargo en este caso concurren algunos otros temas que, para algunos, pueden hacerlo distinto:

-Ha hablado de Obiang y de su familia. Como suele hacer alguna gente en su estado, ha arremetido  contra las autoridades. Habitualmente, cuando lo hacen, no les damos crédito pero en este caso parece que algunos lo han olvidado y vemos como recibe un trato que nos hubiera gustado que recibiera ninguno de nuestros familiares en su estado.

-Es originaria de Aconibe, lo que en los últimos tiempos es motivo suficiente para que reciba mal trato.

-Pertenece a una secta, y esto podría llevarnos a una nueva historia de este tipo de organizaciones.
Creemos que no hace falta apelar aquí a la empatía y a buena conciencia. Estos términos no se aplican cuando se trata de gente normal y se refieren al poder de Obiang y su familia. Aunque como acabemos de ver en Zimbabwe, cuando empiezan a pasar cosas “inesperadas”, los que son perseguidos por ser agentes de Mugabe, son los mismos que perseguían a otros para defender a Mugabe…

Queremos terminar pidiendo la puesta en libertad de Librada por razón de su estado y porque tiene un niño de 6 meses.