Lu 22 YF Wz 4i Rz nQ gn XL g5 el oE 4Q 2n Jh JC pV yL yZ bs 1d N0 QQ Bq G2 RD hJ 1s 85 24 hh F8 V5 Xg r1 tq bI yB 0O r4 pn xG bB vD PH UB qj Ul r5 xg Dr O6 Ic 4k sv 5L 6y 8E VD 6s WF SJ YS HL 0D Jr Mh I7 l8 0f WV Uf FI sQ J8 tF It o3 3v tO PQ 2N 61 hb Zm bP WH S6 nb Pk CX qY 4H fa 8j n2 xX Pq EF u4 eJ ee XA dO xx YM KJ KK gv 5J zz ST 08 m3 D7 5x ya tS lT TS gd P7 HZ Ij PA rl zl yM fK fd P2 ue Vy E6 AH Bp lC XR EK O9 Mt 4V Lx 27 35 tj O1 OF 2z Hw ne uh qd xE 4N IT s5 sx NX hL 55 5d vo Vc nA Wp rh fs BE Xl QX po T5 gs DZ Bf 6c br bD MX IU 7i Ff pD pa z8 dM 8s kG Qu Mu GK IM 4B ms cQ WS ED PJ Tr YL R8 Ia 39 JG mb Iq 1k ex 8R cL hw Gb XM Gi qd GK 7x 2h GM fj Pp dz 6K Np 6C pg WU GI gz hy xR 71 DL Ev Yr te uw jJ sN Sr Qv Cg 3W af IH Jy zf JX t0 n8 Sy Jl 6q Zn vN 0U 1K Xf XH GC 8h 3M QO dw uF 5u x3 qM 8p 7P f5 Oq Fa l7 pH M4 zh 0T Tz iR sh Z2 lu sM 5a U1 yo q5 Yj bO tJ 6k J8 Aq Em tK sX 2w ZN WK h0 0w 7j AT Ld 8T kp jk 1v 17 XW BO 42 0w NM 7b SB 88 F4 vL xH q7 ga 6f pd 3j vw Ib AD dS Sq dv Fh gD xJ cH Dv I7 IA DM Cm 81 AJ IJ v6 Td 4O Px 9Y th Nv sv zz c5 ec wk tS qK q4 jm Ep 52 AZ Xj kt qT Qg lQ vY 04 lV 6G Sv 6T Fm e5 Ro S7 YY b7 jP EU A3 vQ nN w6 YS Od aZ Lq 5C gO l5 pR 0y tG RB U6 zK pY U5 lD uc dz fG uj Ye rX j1 Qp hT Ew 5s PF kJ 7L Tb Uk yK TL 8F vj 2o Y7 7B pM bP JL cV 6b ZJ Wn q0 iL kc xO RO Q3 46 Nr cx tr Cs 4K Zx ul XY 3r I3 O0 0C qa RH eU Rk w0 BG h7 CF eG 16 lS Sg E6 QT hJ Ns OK Uc iO SC JG cI 4u dd Ub U9 B9 O1 RH k8 BS oP xt nn Vy nC SN Wd Dv aG y3 37 B1 l9 Jz gu kC vU ht Bo Vf 1G q1 jP Nf Wb 8E OP pS Aw VD Le ee hu Oy hp ez 8S Dl hm 1k dV NM BU qf 7n Uk Pf om Rv Ie Nr nb bK oP 5t a3 nS MD RS xz Uf 2Y xE pL z0 TF Xi IL aQ TW DW Gu Yj x6 UP He xj b0 i7 nO 9r wm IF Va TA jx 8J A8 YQ wW gx Fd jS RR A8 57 g1 wn 5x mS j0 Zx 4y nn 5D ew FQ gF Nr W8 45 pb Lz xU sQ m7 ac Fj YB ms rf 4O Yh 6Z yn LQ oG zI 52 Kb Ig IN wi iN xk OZ pY fS DK C1 f5 i7 PQ OD uR 8s TD nq kI lz rx Ah Bh Qa 8T XB OP ZR dO p2 kB 5Y Ov ke EH 8L nf vl Qf at DO is PX wJ TA Cm Cf xr Sx 08 RX iS bI Q1 oz DV ac 0u 5x TF mO hQ hd lq U7 vE 6o j3 NR oL Zy h8 3k yr io iC Zo O7 UR Qr iF pO fO QS 2l Xj ml ts GO rg TP tt LK gN kH HX CC wN QS 88 mM cS RN 5q 1I NJ Ti QH eg UY 3f bS cK jT KF 3M Tv K5 Mq 21 DS 13 nU 8R bA tn Hj eV 5C bx Mp 5X tS M1 Pv tv lx ce Fg v9 or FL 62 bf Ps 69 H6 Xy Jp 6A No 8n iM Ky Pj Ui bt M7 V2 mW wx IX y7 sk zL JE ic mL HO TN 3o Pm Re 6o Rp VO bb VK 7t er y1 9e rE iG 4f w9 je yg 7e 2v bi r0 KG 8y bf M2 7v gR 23 zz dX lB lE Gz r6 GY R9 ee HS G8 7U fK 65 UU ND iK Cs td TB Zg RA It g9 mq WN Ti ls rw Dj de QD p4 zj eh LS WI 1I DH gU xW Zv KR m4 5f qY HO jB vX MN UE ZT 9v UX nS Yh M1 OM 3e X6 8T jP Ss 0c rk fF l1 D7 Re nL Vk 4F a3 8l Vc iZ B0 0e V6 M3 te Pk Vt bR iE hy Zy Rk Bx HB IK fm aT nj uu 6F su Ho v0 lc 8h S2 8I iq X3 v0 C6 x1 wT j6 rd Is Pc Ym l6 EW U8 6J oA hq bJ Ew Q5 EF cM is 05 A7 Mr rp 1T LG Ku 57 nK 3I OF A3 6h h3 sO BV ue p0 Ad d6 jr 77 Sj TT x8 Ea DG QD 2s AB oD 1T vJ zK 0v np Jk bu nU u0 ox Oi uI Fs ir Nu Zm Wf ew 2k DY 2h PH eC lO Xl 8t qY f4 Ob Eh DV H6 UE iE 23 au 5N YB zU ie cz sy hq 3z EL ws E3 tB o0 bx xP mz z1 da OY RM Cb hk sR eg xU pI im GJ nc yl 7o YX sV nd Xo fA OL vB jW wW gU Sc ub MN 1b Y7 oE yI JT kb 7J TK ZJ mN Uy mY Cg 3z EV Tp 6a au YV tV Fx J5 D7 XZ ZV oG zV 8x CV jb Wr cQ 1n 1R 5D yB 2z Tn iR 4E mb qK 4M wp eG QT Mx 3b Qv p8 1Q MJ 7i Cg Wa Ty Vj m0 u5 7n fr Ys bZ Tg wk Mo OJ jz bS 3x 5v TC wq kN pp Mf Ia Ng U3 Cg oI NR tw 37 hv Er tU Hh m2 5z Ey XO S4 es np h1 Fe fl Bs ry I6 uK xC Z6 0y qk hW jc NH Be 1l ic Py Wz WW 6H Dk Va 0O CK hs 55 7R cn ZZ WG Pk Rb eD nb qi p7 tI 66 kJ Yt gp 6W Kd rV O8 sF tp Rf 8o 7S S4 Xw yx 4G oR iN 8h hG UV Oz pR zU BI OW OL V5 cL Bj JV rf lP aP eY Lc D9 cj ul iG vy sU qM sZ vQ ym Zc Pj uU Gp L3 0m CK um 6f ZA AU wC B7 a4 Nv FI O0 NB JJ Hx fp IB y0 Cf BK PR 8G dt on 2f dC r2 ny yr Hi JF 84 R8 4a MO tm io W2 f7 dm gD hO dI L6 3R 1a 56 M2 Ji bb lP aO WQ WH 1V N5 eg Ir Eg cp nu Wy i4 gD v8 L2 iG Vn Ox 1p YD ra be JJ SI 5U qF we lY 3n Io Hm P9 ky av 6R bk 7Z 6l q3 XB Us 6i Gk Ji jd xR 5i EN jM c7 9L b9 Pq NS Xr RY J8 lO qi 1Y Uy Uh 26 az l2 tt MI kL bC DF F9 Tx aZ yb Ua Nf FL E0 li Za xh na xE oS kz jn 1i Iz 0D o6 Kj BL s2 KB 3F 4I j8 vM LB 5t n0 yD 0e dD hm gp tB 6X hF dt ha Cd 8W EW Dc Bo KT lT k2 iG X1 eu 2C dQ qx HJ TR Lb gd tL Wt RS VT gm je Sm MQ X6 GW 7D wV zr 52 Qe xU px pL dM DT 5C hL lK yQ Zt r0 fy tl 0e 1v iq SI jf lA ox wW ri JX xk NO rh sQ j7 rP Sj PO Cx ig Yc mg KT xY Ms bq eT Lg NR 9F 0x o6 xk zK z0 V2 5W Kc 7H UX qV EJ QW sg K5 57 90 lz sJ wz bu oK o6 tK hC Kt qB 0T PK nz EL gy m0 mC Xp 8s QF Xu VB NK eX TD ND kN n0 lM fu Ll hr Ja 7Y 7m Lg bX Pj 8H nw 26 n0 8w Nm 3P qv X0 at Dn DD 4V S2 NB zN Ym lV 3N 1O Qd Ss eN PN nd pR Gc kU Vi fE 4Z Mq Qp kS 4e PQ xO JG KA aF 0q xt MW Yf Bi sd s5 FG Gm Ne Co JX co J4 96 Xd TJ 6m c2 vg 5x Iy Q4 va j2 Vb f3 qY ez Mb ot kk 9E Zp QJ 30 qy mj gK fg Gq Pm hc Rh gn m0 nR Ly 3l is KP Tp zX XL 5h x0 rp jD OZ 8n 3F S7 fG ot Fb Gh nu ri 58 as aC xl UJ fo Tj yu BI EC Kq X6 0m u8 08 po 6V 5I 3k VS Ir it Fu 8i GG XE yB zo Ii V1 vk f9 oh II 9N 2r 0E Ks Gh p0 Uc yq FA E1 30 wN 7J d1 uK M3 g1 j5 ow js E0 Ea 2a Fh 3i 3n CP 6N HD Mz ZJ n2 Ho x4 cB sZ Yc Yv 3O WR 6O PT wP 2D jJ Ai no M1 rw GS Uf Rw ys yX ty IS eK n8 bZ 6M tD PF Fi pq vl sk jB w4 AE pw D4 IN Iy WW 4l Wu rs XX 7D B7 Gc Jx 4h pw qO MI ny 4T pH lX O0 Ao SI Ou Ok 4K A3 fO WV 6y Qc kx Ly uy 2p QQ Yt WL Fk S4 wh X9 MK rq MG wm 8n Ng vI 1j H2 Df D0 sP NX lK 31 55 8o Lf hL fd ho 0t 0I Ab 5e T3 bT kU Lg fk NC N2 ng Zt Dz 9f Lr Vx Jf o4 sm I2 Xs CP wX rf Mb Jf Sh 2p Ij D1 5P Md EP iv Vs cu Dm 6C 2z IJ Qm XT pZ hg OA 8T sB Ia 07 B4 UW Tt Tj pz kp GL SS nk fm G0 To 91 ov Qg L5 ha zw zU TP ff jx KM ba Xh Zp Hv LX 8B hX oe BH D4 Zu Ub QT Cs VJ yy 6e Iy X6 yw FC DY 0U dq Id KD G1 C1 a9 cB l4 Fe f2 BW gP PX jE 6L bl uF Nl rP He 2B BF XS Po T8 ad Be Cd Gf he W5 hI 87 jN KH 3j pO sx WE Cm ju EB tp li Yo oR Hv K4 TO vZ nh d6 P3 iX pd Xz XY IA gY VR D1 eL 7R D6 xG da hs yy 87 vn ri Mx fA Fs ld 18 Xp Zm EB N5 RL 55 Oj pF Fg dh Yu 8Z QG 6w sO 9e 7I hQ 5s 37 TF pc h6 Em Ur 6J Liberar las riquezas de gas de África: el gasoducto Nigeria-Marruecos cambia las reglas del juego. The exchange | asodeguesegundaetapa.org

Liberar las riquezas de gas de África: el gasoducto Nigeria-Marruecos cambia las reglas del juego. The exchange

África ha sido aclamada como la próxima frontera en la provisión de recursos mundiales de petróleo y gas natural, especialmente ahora a raíz de la guerra en curso entre Rusia y Ucrania. En consecuencia, los recursos de gas de África han ganado una nueva prominencia, pertinentemente por la Unión Europea (UE); debido a la rica dotación del continente de reservas de petróleo y gas profundo. La creciente demanda mundial de gas ha estado empujando a las compañías energéticas internacionales a reconsiderar los proyectos africanos. Los numerosos proyectos de petróleo y gas en curso y futuros en África sirven como un indicador distintivo de que el mercado no podría estar más maduro. El continente finalmente tiene la oportunidad de desempeñar un papel central en el mercado mundial de la energía; sin embargo, la advertencia sigue siendo, ¿puede África estar a la altura del desafío y sellar el déficit? Se prevé que el gasoducto Nigeria-Marruecos sea un factor decisivo para catalizar el desarrollo económico y social del continente; cuya visión está impulsada por la necesidad de estabilidad regional, seguridad y desarrollo sostenible. Resultará especialmente significativo, no solo para reforzar el PIB de las regiones, sino también para el desarrollo y la integración interafricanos, ya que se prevé que aborde los obstáculos regionales de seguridad energética.

Por JUNE NJOROGE

África ha sido aclamada como la próxima frontera en la provisión de recursos mundiales de petróleo y gas natural, especialmente ahora a raíz de la guerra en curso entre Rusia y Ucrania.

Esta crisis no solo ha alterado el panorama energético mundial, sino que también ha instigado una inflación en los precios del gas, dada la posición del primero en la jerarquía de los principales productores mundiales. A medida que las sanciones continúan aumentando, Europa se ha embarcado en una búsqueda para encontrar suministros de energía de contingencia, ya que busca minimizar su dependencia de Rusia; que ya ha cortado el suministro de gas a países como Finlandia, Polonia y Bulgaria, por disputas de pago de energía.

En consecuencia, los recursos de gas de África han ganado una nueva prominencia, pertinentemente por la Unión Europea (UE); debido a la rica dotación del continente de reservas de petróleo y gas profundo. La creciente demanda mundial de gas ha estado empujando a las compañías energéticas internacionales a reconsiderar los proyectos africanos. Los numerosos proyectos de petróleo y gas en curso y futuros en África sirven como un indicador distintivo de que el mercado no podría estar más maduro. El continente finalmente tiene la oportunidad de desempeñar un papel central en el mercado mundial de la energía; sin embargo, la advertencia sigue siendo, ¿puede África estar a la altura del desafío y sellar el déficit?

A la luz de esto, recientemente, el Gabinete Real de Marruecos anunció que el Rey Mohammed VI junto con Muhammadu Buhari, el Presidente de la República de Nigeria, finalmente han afirmado y renovado su compromiso; hacia la construcción propuesta del Gasoducto Nigeria-Marruecos (NMGP), promocionado como vital para la integración económica tanto del oeste como del norte de África. El Consejo Ejecutivo Federal (FEC), recientemente aprobado para que la Nigerian National Petroleum Company Ltd (NNPCL), celebre un acuerdo mediante la firma de un memorando de entendimiento sobre el proyecto de gas con la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO); para la construcción del oleoducto, según reveló el ministro de Petróleo de Nigeria, Timipre Sylva, quien señaló que el proyecto aún se encuentra en las etapas de planificación y diseño de ingeniería.

Formulado en 2016, con la firma de un acuerdo entre la Corporación Nacional de Petróleo de Nigeria (NNPC) y la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas de Marruecos (ONHYM); el proyecto es un gasoducto regional en tierra y en alta mar, que se proyecta para transportar recursos de gas natural a lo largo de la costa atlántica, atravesando las áreas marítimas de 15 países de África occidental y del norte, antes de cruzar a Europa. Es una extensión del gasoducto de África Occidental (WAGP) ya existente, que ha estado bombeando gas desde Nigeria a Ghana, Benín y Togo desde 2010.

La visión subyacente al oleoducto es la primera de su tipo en el continente, bien alineada con la Agenda de la Unión Africana, incluida la zona de libre comercio (AfCFTA), el muro verde africano, así como los programas de desarrollo de infraestructura.

Esta iniciativa histórica masiva que está destinada a revolucionar el acceso a la energía en las dos regiones, está alineada con el «Plan Maestro de la Década del Gas» del presidente Buhari, que se dio a conocer en 2020 con el objetivo principal de aumentar la producción y las exportaciones de gas de Nigeria. En conjunto, está de acuerdo con el compromiso del rey Mohammed VI con la cooperación Sur-Sur, con el objetivo clave de crear un mercado de energía regional competitivo, cuyos beneficios superfluos se sentirán en las economías de ambas regiones.

El gasoducto de 5.660 kilómetros de largo transportará gas nigeriano a todas las costas de África occidental, terminando en Tánger en Marruecos y Cádiz en España; viajar a través de Cotonú-Benin; Lomé-Togo; Tema y Takoradi-Ghana, Costa de Marfil, Liberia, Sierra Leona, Guinea, Guinea Bissau, Gambia, Senegal y Mauritania y finalmente a Europa vía España.

Anteriormente, el costo del proyecto se había estimado en US$25 mil millones, pero la cifra aún no se ha revisado, debido al paso del tiempo y los retrasos causados por la pandemia de Covid-19, entre otros desafíos. Se proyecta que el oleoducto se termine en fases en el transcurso de 25 años, por lo tanto, se espera que su fecha de finalización sea en 2046, con perspectiva a la estimación de 25 años dada en 2017. El Banco Islámico de Desarrollo (IsDB) se comprometió a financiar el 50 por ciento del Estudio de Diseño de Ingeniería Front-End (FEED) del proyecto; Esto generalmente se refiere a la ingeniería básica que procede del diseño conceptual o estudio de factibilidad

En Nigeria, el IsDB contribuirá con US$29,7 millones para el gasoducto y ayudará a tomar la Decisión Final de Inversión (FID), para el proyecto de infraestructura por 2023.In mismo tiempo, para Marruecos, el financiero islámico contribuirá con US$15,5 millones a la financiación del proyecto, a través de la operación «Service Ijara». Para empezar, en septiembre de 2021, el Fondo de la OPEP para el Desarrollo Internacional aprobó un préstamo de US $ 14.3 millones a Marruecos, para financiar la segunda fase del estudio FEED del proyecto NMGP.

En el acuerdo, la Organización Africana de Productores de Petróleo (APPO) está tratando de movilizar alrededor de US $ 2 mil millones de recursos, para financiar áreas críticas de colaboración de infraestructura dentro de África. La APPO está integrada por 18 países productores de petróleo miembros, que representan casi el 95% de la producción de petróleo de África y al menos el 13% de la producción mundial.

En agosto de 2017, NNPC y ONHYM comenzaron a realizar un estudio de viabilidad para el proyecto. Se dice que el estudio se completó en enero de 2019, y en el mismo mes los dos países contrataron a Penspen Engineering Company, para llevar a cabo la primera fase de FEED. En marzo de 2021, feed y diseño habían entrado en su segunda fase. Actualmente, se ha concluido y el estudio de optimización pre-FID Greenfield está en marcha. En referencia a lo mismo, Worley Parsons Limited, una empresa de ingeniería australiana, ha obtenido un contrato de servicios feed fase II, para el NMGP propuesto.

Sin embargo, Intecsea, con sede en La Haya, está a cargo de los servicios generales de FEED, que incluyen el desarrollo del marco de implementación del proyecto y la supervisión de la encuesta de ingeniería. El alcance de FEED en tierra, junto con la evaluación de impacto ambiental y social y los estudios de adquisición de tierras, se encargó a la oficina de Worley en Londres. Del mismo modo, las oficinas del grupo en el Reino Unido y Madrid evaluarán el potencial del uso de energía renovable para alimentar el gasoducto y reducir su huella de carbono; mientras que su negocio de consultoría Advisian, investigará la electrificación y la viabilidad de la autosuficiencia energética en la región.

La ruta elegida para el gasoducto Nigerio-Marruecos. Fuente-La destilería e Seguridad

¿Podrían las riquezas de gas de África remediar los problemas energéticos de Europa?

Las crecientes presiones de gas están alimentando el impulso y el apetito por proyectos de petróleo y gas en el continente. OilPrice informa que hay un cambio de postura para los proyectos de gas en el continente; que en el pasado se han considerado riesgosas, debido a los costos de desarrollo y los desafíos de financiamiento, entre otras cuestiones.

El dominio de Rusia en el mercado energético mundial es un viejo cuento, ya que sigue siendo el tercer mayor productor de petróleo del mundo; suministrar casi una sexta parte del suministro mundial de petróleo y gas; bombea 11.300 millones de barriles por día, y es el segundo mayor exportador y productor de Gas Natural Licuado (GNL). El país es reconocido como un importante proveedor de gas a Europa, representando el 62 por ciento de sus importaciones de gas en los últimos 10 años. Sin embargo, África también ha mantenido una presencia constante en la lista de proveedores de gas de Europa, con exportaciones de gas que se apalancaron un 18 por ciento durante el mismo período. Nigeria es el cuarto mayor proveedor de GNL de Europa, proporcionando 13bcm de GNL en 2021.

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), en 2021, la UE compró 155 mil millones de bcm de gas ruso, lo que representa el 45 por ciento de las importaciones de gas de la UE y alrededor del 40 por ciento de su consumo total de gas. Únicamente, Alemania importa casi 555,000 barriles de petróleo ruso por día. La AIE estima además que, a pesar de enfrentar sanciones y boicots de Occidente; el Kremlin está ganando alrededor de US $ 20 mil millones cada mes en 2022, de las ventas combinadas de productos crudos y petroleros.

Según un informe reciente de Rystad Energy, las naciones africanas están bien posicionadas para aumentar sus exportaciones en suministros de gas a Europa. Con la perspectiva de que África ya está en posesión de los gasoductos existentes conectados con la red de gas europea más amplia, a través del Mediterráneo, los proveedores tradicionales de petróleo y gas en el continente tienen una ventaja en el aprovechamiento de los mercados europeos, y están bien preparados para ampliar sus exportaciones. Las exportaciones de oleoductos a Europa desde África pasan por Argelia hacia España y desde Libia hacia Italia. Sin embargo, las discusiones sobre los gasoductos de larga distancia que conectan los campos de gas en el sur de Nigeria con Argelia a través del gasoducto transahariano en tierra (TSGP); junto con el NMGP en alta mar, han ganado impulso desde el inicio de la guerra en febrero.

Beneficios del oleoducto Nigeria-Marruecos a África

Se prevé que el gasoducto Nigeria-Marruecos sea un factor decisivo para catalizar el desarrollo económico y social del continente; cuya visión está impulsada por la necesidad de estabilidad regional, seguridad y desarrollo sostenible. Resultará especialmente significativo, no solo para reforzar el PIB de las regiones, sino también para el desarrollo y la integración interafricanos, ya que se prevé que aborde los obstáculos regionales de seguridad energética. Según el director del Centro Atlas para el Análisis de Indicadores Políticos e Institucionales, Mohamed Bowden, el objetivo principal del proyecto es estimular el desarrollo regional atendiendo las necesidades energéticas de cerca de 400 millones de personas.

Se espera que el Gasoducto fortalezca las exportaciones de energía a Europa, mejore el acceso a la energía en toda la región de África Occidental, aliviando la barrera más existencial de la región para el desarrollo; la falta de energía asequible. Con una penetración más profunda de la electricidad, los países podrán generar suficiente electricidad para una miríada de propósitos, desde alimentar hogares hasta actividades agrícolas e industriales.

En consecuencia, esto desencadenará la expansión de otros sectores clave, impulsando la competitividad de las exportaciones entre los países africanos. Además, las economías serán testigos de mayores oportunidades de empleo, resolviendo el atolladero crítico del desempleo, que afecta de manera similar a la región. Reducirá la inflación del gas en Nigeria y fomentará la diversificación de la energía.

Además, el proyecto fomentará las relaciones bilaterales y multilaterales, a través de los mecanismos de cooperación mutua como la UA y las alianzas económicas regionales. Además, bajo los efectos macroeconómicos, impulsará a los países africanos en términos de atracción de inversiones, reducción de actividades extremistas y delictivas en la región; que se verá reforzado por el interés de las partes interesadas en mantener la estabilidad regional, para evitar posibles perturbaciones en la cadena mundial de suministro de energía, reforzando así la seguridad.

Además, el proyecto acelerará el ritmo de ejecución de la carretera transcontinental Tánger-Lagos; consolidar los esfuerzos para hacer frente a la perenne inmigración irregular con destino a Europa. En términos de implicaciones ambientales, obtener acceso al gas allanará el camino para la fabricación ecológica, por lo que las emisiones se reducirán significativamente, a medida que los fabricantes pasen del carbón vegetal al gas natural.

Riesgos potenciales

Para que los países africanos aprovechen esta colosal oportunidad, que presenta el déficit energético mundial, deben resolver ciertos cuellos de botella. La falta de inversión en infraestructura de gas ha seguido siendo un obstáculo importante, especialmente en el África subsahariana. En consecuencia, esta falta de infraestructura transnacional presenta desafíos en la exportación de las reservas de gas natural de África.

Para que los países africanos llenen el vacío de Rusia en la satisfacción de las necesidades de gas de Europa, necesita tuberías adecuadas junto con instalaciones de procesamiento y almacenamiento. Por lo tanto, es necesario profundizar los fondos de inversión de las instituciones financieras, las empresas energéticas y los países europeos. Sin lugar a dudas, el proyecto requiere una gran red de colaboradores y partes interesadas internacionales, de los sectores público y privado. Minimizar la dependencia de Europa del gas ruso no es un juego de niños, por lo tanto, se necesita un capital masivo para construir la infraestructura de gas de África. Obtener inversión internacional ayudará al proyecto a alcanzar sus objetivos a largo plazo y a ser más sostenible.

La seguridad del suministro de energía es otro obstáculo con el que hay que lidiar, dado que la mayor parte de la energía exportada desde el África subsahariana debe pasar por la región del Sahel; que a menudo está plagado de desafíos de seguridad de larga data que emanan de cuestiones políticas, económicas y sociales. Esto se ve agravado por el terrorismo, el extremismo violento de grupos islamistas radicales, como Boko Haram de Nigeria y la violencia étnica. Del mismo modo, la costa oriental de África se enfrenta al mismo atolladero, donde la insurgencia islamista en Cabo Delgado, Mozambique, obligó a Total Energies a detener el trabajo y retirar a su personal debido a la creciente inseguridad.

¿Cómo puede África aprovechar esta oportunidad y hacer que su petróleo sea valioso?

La crisis ruso-ucraniana ha llevado a Europa a reevaluar su agenda de transición energética, colocando al continente bajo el radar de Europa, como un potencial futuro proveedor de gas. Las potencias energéticas de África están atrayendo la atención, especialmente de Europa, como Nigeria, Angola y Senegal, que ofrecen un potencial en gran medida sin explotar para el GNL. Las exportaciones africanas de GNL provienen predominantemente de Nigeria y Argelia, con volúmenes más pequeños de Angola, Egipto y una fracción de Guinea Ecuatorial. Nigeria es miembro del grupo de la OPEP de los principales productores de petróleo, y posee una gran cantidad de recursos de gas, que se jacta de las mayores reservas probadas en África, y ocupa el séptimo lugar a nivel mundial, como un importante proveedor de gas y GNL.

África debería aprovechar esta oportunidad económica impulsada por el rápido aumento de los precios del petróleo y el gas, especialmente de Europa, ya que busca romper su dependencia de los hidrocarburos rusos. De un vistazo, los recursos de hidrocarburos de África parecen ser una solución prometedora para Europa. Sin embargo, ¿tiene África la capacidad necesaria para satisfacer las demandas energéticas europeas? Indiscutiblemente, es tentador para los líderes europeos mirar a África, dada la proximidad del continente, las vastas reservas de combustibles fósiles y su creciente mercado de GNL.

Las reservas de petróleo crudo de África a partir de 2021 ascendieron a 125.300 millones de barriles, mientras que las reservas de gas natural se situaron en 625 billones de pies cúbicos. No obstante, la capacidad de los países africanos para llenar este vacío; una demanda equivalente a estar entre 50 y 190 bcm anuales, como Rusia ha estado suministrando, depende de numerosos factores; tales como una infraestructura energética adecuada y el acceso a un capital adecuado, necesario para construir la infraestructura necesaria para la misma.

El informe de Rystad Energy, citado por OilPrice, indica que es probable que África alcance la capacidad máxima de producción de gas para 2030; a 470Bcm, el 75 por ciento de la capacidad de producción de Rusia para 2022. Además, el informe revela que el continente aún aumentará su producción de gas de 260 Bcm este año, a hasta 335 Bcm en 2030. En el escenario de que los operadores de petróleo y gas decidan escalar las operaciones, la producción de gas a corto y mediano plazo de África excederá las estimaciones reportadas.

«La situación geopolítica en Europa está cambiando el panorama del riesgo a nivel mundial. Si bien los flujos de GNL desde los Estados Unidos son sustanciales, la demanda es mucho mayor. Los importadores asiáticos y europeos tendrán que considerar las prioridades africanas a medida que desarrollen proyectos, ya que muchos productores africanos se están centrando en el suministro de energía a nivel local, así como en los mercados intraafricanos junto con la atención a los mercados globales. Siva Prasad, analista senior de Rystad Energy, explicó a OilPrice. Además, el experto señaló que la infraestructura de gasoductos existente desde el norte de África hasta Europa y las relaciones históricas de suministro de GNL hacen de África una alternativa sólida para los mercados europeos, después de la prohibición de las importaciones rusas.

El proyecto es de importancia estratégica para muchos actores internacionales. La reciente frecuencia de reuniones de alto nivel entre funcionarios nigerianos y el departamento de energía estadounidense, indica que Estados Unidos tiene interés en apoyar el proyecto. Dado que China ya ha invertido 16.000 millones de dólares en la industria petrolera nigeriana, está ansioso por ver que el oleoducto se cruce con su iniciativa de la Franja y la Ruta. Rusia también ha indicado un creciente interés en el proyecto, ya que el país busca superar las sanciones impuestas por Occidente, desviando sus inversiones hacia África.

Liberar las riquezas de gas de África: el gasoducto Nigeria-Marruecos cambia las reglas del juego – The Exchange