Lanzamiento de una operación antipandillas en Guinea Ecuatorial. VOA/AFP

Las autoridades de Guinea Ecuatorial lanzaron el lunes una operación para perseguir a las bandas de delincuentes que aterrorizan a la población con asaltos y robos desde principios de año, informó el miércoles la televisión estatal.

«Se han desplegado 816 policías y gendarmes «de forma permanente en los lugares donde actúan las bandas» y ya se han detenido a más de 300 delincuentes y criminales, 119 de los cuales han sido trasladados a prisiones, según la TVGE.

Se ha implantado un toque de queda de 22 a 6 horas para los jóvenes menores de 18 años «con el fin de proteger a los ciudadanos y sus bienes y restablecer la paz y la seguridad», según una orden del Ministerio de Seguridad.

Se justifica por el «aumento de la delincuencia y la criminalidad perpetrada por jóvenes menores de 25 años (…) que atacan a los transeúntes por la noche con machetes y a veces irrumpen en las casas para matar a sus ocupantes», añade el auto.

«Si el pueblo llora, el gobierno debe reaccionar sin rechistar. He decidido limpiar las calles de Guinea Ecuatorial y enseñar el camino correcto a los jóvenes que delinquen en el país. Ya basta, el pueblo debe recuperar su seguridad», tuiteó el lunes el vicepresidente Teodoro Nguema Obiang Mangue, apodado Teodorín.

«Estamos escuchando al pueblo (…) Vamos a liberar las calles de este país de los delincuentes», añadió en TVGE el Sr. Nguema Obiang Mangue, hijo del jefe de Estado Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, que gobierna con mano de hierro este pequeño país centroafricano rico en hidrocarburos desde hace más de 42 años.

La «Operación Limpieza», lanzada inicialmente para dos meses, podría durar hasta finales de año, según la televisión estatal.

Lancement d’une opération anti-gangs en Guinée équatoriale (voaafrique.com)