La UE asegura que no abandonará al Sahel pero pide más compromiso político. SWI

Estrasburgo (Francia), 4 may (EFE).- La Unión Europea (UE) no abandonará al Sahel ante la inestabilidad en que se encuentra pero pide más compromiso político a esos países para mantener su labor, afirmó este miércoles la comisaria europea de Asociaciones Internacionales, Jutta Urpilainen.

“Que quede claro que no vamos a abandonar Mali ni el Sahel”, que “sigue siendo una prioridad para la UE”, dijo Urpilainen en una intervención ante el pleno de la Eurocámara, que hoy debatió la situación de esa región africana que enlaza once países: el norte de Senegal, el sur de Mauritania, Mali, el norte de Burkina Faso, el extremo sur de Argelia, Níger, norte de Nigeria, franja central de Chad y de Sudán, Eritrea y parte norte de Etiopía.

La comisaria reafirmó la voluntad de la UE de apoyar a la población de esos países, que se enfrentan con la inestabilidad política, la inseguridad y una situación humanitaria “catastrófica”, además de a una creciente inseguridad alimentaria debido a la guerra en Ucrania.

En ese sentido, recordó que en abril la UE comprometió cerca de mil millones de euros en una conferencia de donantes para hacer frente a la inseguridad de la región.

«Pero solo podemos trabajar con quienes quieren trabajar con nosotros, siendo más exigentes en la necesidad de un compromiso político reforzado y mayor rendición de cuentas”, advirtió.

Urpilainen lanzó este aviso en el contexto de “la aparición de actores en el ámbito de la seguridad que no cumplen ninguno de nuestros principios”, razón por la cual la UE ha decidido “reestructurar” sus misiones de seguridad y defensa en Mali.

En concreto, la UE ha denunciado la presencia de mercenarios del grupo privado de seguridad ruso Wagner en diferentes países africanos, que hacen peligrar la labor que lleva años realizando para fortalecer la defensa de estados muy castigados por el terrorismo yihadista.

En cualquier caso, la comisaria subrayó que la UE “seguirá comprometida en línea con nuestra estrategia integrada para el Sahel”, basada en diálogo político, seguridad, estabilización, asistencia al desarrollo, coordinación internacional y regional y comunicación estratégica, explicó.

Urpilainen recordó que la región afronta fragilidad e inestabilidad por los golpes de Estado perpetrados en los últimos años en varios de esos países y los intentos de asonada en otros de ellos.

Esa inestabilidad tiene «múltiples causas”, apuntó, en referencia a los grupos terroristas armados, la delincuencia organizada o el contrabando a causa de “la falta de gobernanza, de desarrollo y de perspectiva para las generaciones más jóvenes”.

Por ello, recalcó que “la paz no se va a ganar solamente mediante las armas” y que “la paz y el desarrollo son dos caras de la misma moneda”.

“Nuestros compromisos militares y de seguridad tienen que ir de la manos con el despertar cívico y con maneras de ayudar a la juventud”, concluyó.

Por otra parte, la comisaria mostró la disposición de la UE a reforzar su apoyo a países del golfo de Guinea. EFE

La UE asegura que no abandonará al Sahel pero pide más compromiso político – SWI swissinfo.ch