La infamia de la TV Asonga: calumnias y amenazas de pena de muerte.

La TV privada ASONGA, propiedad del hijo del dictador y vicepresidente de la República, repite una y otra vez que la detención de Andrés Esono es la consecuencia de su intento de comprar armas y municiones para atentar contra el  “pacífico” pueblo de GUINEA ECUATORIAL. Se trata de una información completamente falsa, de una infamia desmentida por todas las fuentes cercanas a los hechos y por  la puesta en libertad del dirigente de CPDS.

En la tarde de ayer, 23 de abril, han emitido una supuesta entrevista espontánea en la que preguntaban a una serie de personas su opinión sobre la pena que merecía Andrés ESONO ONDO, y todos, unánimes afirman que el secretario general de CPDS debe ser sentenciado a pena de muerte, porque es la segunda vez que incurre en este tipo comportamiento. Olvidan los entrevistados, y quienes les adoctrinan, que la acusación anterior (importar un cadáver infectado de una enfermedad) se demostró completamente falsa. Detrás de ella estaba también el primogénito del dictador  junto con uno de sus acólitos que (como premio) ha recorrido las embajadas de Guinea por medio mundo. Olvidan también (en cuanto a la pena de muerte) que el dictador ha vuelto muy recientemente a visitar  un país de la CPLP para insistir, una vez más, en su intención (?) de abolir la pena de muerte. ¿Qué pensarán en los países de la comunidad lusófona cuando sepan de la emisión de un programa como este, en la televisión del vicepresidente de la República?

A lo largo de las (casi) dos semanas que ha durado el secuestro de Andrés Esono en Yamena el gobierno ha respondido oficialmente a las preguntas de CPDS que no tenían información oficial sobre su situación… si el gobierno no tiene información, ¿de donde saca ASONGA la suya?

El fin de semana pasada decíamos que este tipo de tramas, urdidas con mucha probabilidad por Teodorin y sus “asesores” cumplen con la expresión de aquel dirigente tercermundista que decía: “los dictadores y sus acólitos son del tipo de estúpidos que tiran piedras al aire que van a caer después sobre sus cabezas”… Caerán.