La gira turística de Obiang por el país. CPDS

El día 16 de febrero, el Presidente de la República, Jefe del Estado y del Gobierno, inició en la isla de Annobón la que él mismo califica como “Gira de Estado”, con el objetivo de, según sus propias palabras, “felicitar a la población por los 50 años de Guinea Ecuatorial como Estado independiente”. Durante la gira, que durará más de un mes, Obiang está acompañado de un séquito de cerca de 500 personas, entre su esposa, varios ministros, el Secretario General del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE) y su adjunta, funcionarios civiles y fuerzas de Seguridad del Estado, el Presidente de la República, en su recorrido por todo el país, pernoctará dos noches en cada uno de los 18 distritos administrativos del país, incluida la llamada “provincia administrativa” de Djiblohó.

El mensaje de Obiang, además de arremeter contra la Oposición, como siempre, es difuso y contradictorio, y se centra en pedir a la población que sea vigilante y ayude a mantener la paz “reinante” en el país que, a su juicio, es la que ha posibilitado “el increíble desarrollo que ha conocido el país”. Ignorando deliberadamente que la inmensa mayoría de los annoboneses viven en chabolas de hojalata ya que la veintena de viviendas “sociales” construidas en la isla fueron adjudicadas a destacados dirigentes del PDGE residentes en Malabo, Obiang asegura que “Annobón ya cuenta con “extraordinarias infraestructuras, como el puerto y el aeropuerto”, aeropuerto y puerto sin uso que justifique su inversión. En el mismo sentido, Obiang asegura que “todos los guineanos son muy felices y están muy contentos porque ya tienen todo lo que quieren”. Los que no quieren ver esta realidad y se dedican a criticar a Obiang, son, según éste, “ciegos y enemigos de la patria que critican a su país”.

Obiang deja entrever que será Presidente hasta su muerte. Otra de las cuestiones centrales del discurso de Obiang es la patética defensa de su longevidad en el poder. “Si llevo tanto tiempo en el poder es porque ustedes me votan libremente y quieren que siga siendo presidente. Y cuando me pidan que me marche, lo haré”. Sin embargo, afirma que “ya que tendré que dejarlo algún por motivos naturales porque el cambio es natural, pido al pueblo que sepa elegir a mi sucesor, y no a un mentiroso”.

Obiang nunca cambiará. El presidente insiste en que la población “tiene que cambiar de mentalidad” y, sin embargo, él no va a cambiar: “si alguien tenía alguna duda sobre el presidente Obiang, se equivoca, porque después de todo el tiempo que llevo en el poder, ya no voy a cambiar. Es imposible que cambie, de carácter”. Es decir, pide al resto del pueblo lo que él mismo no está dispuesto a hacer.

Obiang niega la crisis y la corrupción. Según el presidente, pese a los constantes escándalos de evasión y blanqueo de capitales y posesión de bienes mal adquiridos que abruman a su hijo y sucesor y a varios miembros de su Gobierno, en Guinea no hay corrupción, sino “pequeñas fugas”, ni tampoco hay crisis. “A pesar de que han bajado los precios del petróleo y otros países están en problemas, nosotros seguimos aquí inaugurando obras y pagando a los funcionarios y trabajadores”.

Críticas al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial. Según Obiang, “el FM y el BM son instrumentos de Occidente para oprimir a los países países pobres, utilizando créditos en condiciones de usura, una verdadera soga al cuello”.

Sobre la Conferencia Económica Nacional. Para Obiang, la próxima conferencia Económica Nacional, a celebrarse en Malabo en fechas próximas, “nos ayudará a seguir progresando, ya que tenemos que ser más autosuficientes y ser capaces de vender nuestros productos en los mercados internacionales”.

Aumento de la delincuencia y la inseguridad ciudadana. Obiang asegura que “es mentira que el aumento de la delincuencia se deba a la falta de empleo o a una supuesta crisis. Que nadie os engañe: hay personas que nacen delincuentes, para hacer el mal. Si fuera por la crisis, ¿por qué siempre hubo delincuencia anteriormente?”

Crítica a los “blancos”. Obiang asegura que nadie le engaña, no es un acomplejado y se siente tan capacitado como un blanco, razón por la que no entiende a sus homólogos africanos que se humillan ante los blancos. Por eso afirma: “no quiero asesores blancos, sino guineanos”, ignorando a sus asesores militares israelíes, rusos, coreanos, chinos y ucranianos.

Oposición exiliada. “No hacen oposición, solo quieren dinero”. Pese al elogio que hace a las llamadas Mesas de Diálogo, Obiang dice que “los opositores piden mesas de diálogo para venir a cobrar dietas y regresar con los bolsillos llenos”.

Oposición “radical”. Según Obiang, “esta oposición no hace más que criticar y pedir dinero al Gobierno, sin demostrar su capacidad. ¿Qué van a venir a hacer que no haya hecho el presidente Obiang”, se pregunta en su monólogo.

Oposición coaligada. “Los partidos de la oposición democrática no son satélites, sino nacionalistas, y están contribuyendo al desarrollo del país. Si vienen los ambiciosos que solo quieren el poder y no el bienestar de la población, estos líderes de la oposición democrática que me acompañan, muchos de ellos en el Gobierno, serán los primeros en oponerse a esos falsos líderes”.

Esta es la gira de Obiang, que no puede considerarse de Estado ya que habla más como presidente del PDGE que como Jefe del Estado de todos los guineanos. Obiang lleva muchos años desinteresado de los problemas de la gente, y solo hace viajes de placer, para inaugurar iglesias, asistir a bodas, cumpleaños y a las defunciones y viajar al exterior. Un presidente de la República que es, además, Jede del Gobierno, se ha reunido una sola vez con su Ejecutivo en lo que llevamos de año, y un Jefe del Gobierno que, en plena crisis, lejos de ponerse manos a la obra para resolver los numerosos problemas que acucian a su pueblo, como el desempleo, la delincuencia y la inseguridad ciudadana, va a estar recorriendo el país durante más de un mes solo “para felicitar a la población por los 50 años de Guinea Ecuatorial como Estado independiente”. ¿Cuánto va a costar esta gira turística a las arcas del Estado?

La gira turística de Obiang por el país