¿La familia Obiang ha vuelto a comprar los coches? Tribune de Geneve

obiang-en-cointrin

¡Vendido al número 40! El Lamborghini Veneno Roadster 2014, protagonista de la venta organizada el domingo por Bonhams en el campo de golf de Bonmont, se ha vendido por 8,28 millones de francos. Nunca antes se había subastado un coche de esta marca a tal precio. Y otra vez es el número 40 el que lo consigue. En una venta de este tipo, los compradores suelen esconderse detrás de un intermediario que blande un número si está interesado.

De los 25 “superdeportivos” – terminología de Bonhams – puestos a la venta, aproximadamente la mitad se han atribuido al número 40. El color se anunció rápidamente. Los tres primeros coches, un Maserati, un Ferrari y otro Lamborghini, cayeron en sus manos. Otros compradores se han identificado. Benjamin de Rothschild ha conseguido un Bugatti azul, por ejemplo. Al número 40 también le gustan los Bentleys, Ferraris, McLarens, Aston Martins y Rolls-Royces. Y el Koenigsegg One:1, la otra estrella, vendido por 4,6 millones.

En la sala, un rumor que había estado circulando durante unas semanas se está extendiendo. ¿Y si el número 40 ha comprado en nombre de la familia Obiang? ¿Quién más estaría dispuesto a poner esa cantidad de dinero en este asunto?

Sería una autentica burla a la justicia de Ginebra. En 2016, el Ministerio Público abrió una investigación contra Teodorin Obiang, conocido por sus aventuras y sus gustos lujosos. Los fiscales, que sospechan que el hijo del Presidente de Guinea Ecuatorial blanqueaba dinero, le embargaron 25 coches. Pero no pudieron probar su acusación, sobre todo porque los vehículos son propiedad oficial de una empresa que pertenece al Estado de Guinea Ecuatorial, Ototong. Finalmente firmaron un acuerdo en febrero de 2019 con el régimen de Malabo.

Se acepta que los coches sean confiscados por el Cantón, que más tarde recurrirá a  Bonhams para subastarlos.  Una venta a la que la familia Obiang se opuso en vano.

En la Abadía de Bonmont, donde se lleva a cabo la venta del 29 de septiembre, la sombra de Obiang planea sobre nosotros. Teodorin pudo incluso hacer evidente  “su presencia” en  el primer lote, un Maserati, comprado por el número 40 por unos veinte mil francos. Según varios observadores es casi una chatarra, sin valor. En todo caso sentimental.  Sin embargo, para Teodorin Obiang, es muy importante porque se lo habría regalado su madre.

Un comercial de traje gris

¿El número 40? Representado por un alemán de treinta años, Simon*, sentado en la décima fila, lleva barba recortada y el pelo engominado. Viste un traje gris y lleva un auricular. Sin duda su teléfono ha estado conectado durante toda la venta. En su pantalla, podemos leer un nombre: Zayed*.

Zayed es el apellido de dos hermanos conocidos en el negocio de la venta de automóviles de prestigio. Uno está en los Emiratos Árabes Unidos, el otro en Munich. ¿Con qué hermano está hablando Simon? No estamos en condiciones de responder a esta pregunta. Según su perfil en LinkedIn, el hermano de los Emiratos es asesor del fabricante Pagani Automobili en Oriente Medio. También dirigía una empresa de automóviles muy especiales en Abu Dhabi hasta que cerró.

El de Munich es conocido en el mundo de los “supercars”, donde sus coches son  envidiados. Contactados con él, ha negado cualquier conexión con la venta de Bonmont, pero estaba perfectamente al tanto del caso. Hassan* se preguntaba, por ejemplo, por qué el cantón se ha negado a vender los vehículos antes de organizar la subasta. Tres candidatos a la compra expresaron su interés antes de la venta, entre ellos un garaje en Plan-les-Ouates, según un documento legal al que hemos tenido acceso. Pero el Estado no entró en el asunto porque ninguno de ellos hizo una oferta cuantificada y porque una subasta iba a producir más ingresos.

En el otoño de 2015, la empresa de Hassan vendió un Ferrari rojo a Ototong, la empresa estatal ecuatoguineana. El coche pasó por Ginebra antes de ser pintado de amarillo en Italia. El número 40 lo compró el domingo por 2 millones de francos.

Simón trabaja regularmente con Hassán, según varios testigos, pero ninguno de los dos puede permitirse tales gastos. Antes de fundar su propia empresa cerca del Lago de Constanza, Simon trabajó durante varios años en una empresa familiar alemana en la misma región, que también vendía coches a Ototong. En particular el McLaren P1 que le fue otorgado por más de un millón en la Abadía de Bonmont.

Extraña visita presidencial

En 2016, Teodorin apareció en su cuenta Instagram en el Festival de la Cerveza de Munich en buena compañía (se dice que es un semental). En esta red social, sigue a un número increíble de chicas. Pero también a Simón, el comercial de Bonmont. Y este sigue al antiguo concesionario ginebrino de coches de Obiang.

El día después de la venta de Bonmont, mientras los autos regresaban al garaje donde estaban almacenados este verano, un avión de la compañía de Guinea Ecuatorial, Ceiba Intercontinental, dejó al Presidente Obiang y a su esposa en Cointrin.

El avión guineoecuatoriano pasó una noche en Cointrin, antes de despegar en la mañana del 3 de octubre.

¿Qué vinieron a hacer? ¿Existe algún vínculo con la subasta del día anterior? La coincidencia sería tanto más sorprendente si se tiene en cuenta que los vuelos de este Estado africano a Ginebra, frecuentes antes de que el sistema judicial iniciara sus procedimientos contra Teodorín, han sido poco habitales en los últimos tiempos. La pareja presidencial no aceptó nuestra petición de entrevista. El Departamento Federal de Asuntos Exteriores no quiso informarnos.

“Bonhams se compromete a llevar a cabo sus subastas de una manera justa, transparente y legal”, dice un portavoz de la empresa. En cuanto al cantón, le preguntamos si podía demostrarnos que el comprador de los coches no tenía nada que ver con la familia Obiang, sin obtener una respuesta.

Según nuestra información, los coches siguen en Plan-les-Ouates, hasta que se paguen las facturas. La venta de Bonmont aportó 23,4 millones de euros, que se destinarán a un proyecto social en Guinea Ecuatorial.

*Nombres supuestos

[El pié de foto de la que encabeza esta noticia dice: “El avión guineoecuatoriano pasó una noche en Cointrin, antes de partir el 3 de octubre por la mañana”]

https://theworldnews.net/ch-news/la-famille-obiang-aurait-elle-rachete-ses-bolides

https://www.tdg.ch/geneve/actu-genevoise/La-famille-Obiang-auraitelle-rachete-ses-bolides/story/13121063