Las relaciones de la familia Obiang con la dictadura turca de Erdogan. La empresa Summa es la mejor embajadora de Turquia en Malabo.

La Embajadora de Turquía en Guinea Ecuatorial, Sebnem Cenk, tuvo el honor de recibir la visita de su Ministro de Estado, Mevlüt Çavusoglu, para la inauguración de sus instalaciones el 21 de julio. Nombrada hace varios meses, la ex número dos de Turquía en la UNESCO no ha tenido dificultades para mantener una cooperación bilateral asentada durante muchos años.

El business en plena forma
Según nuestras fuentes, la linea Estambul-Malabo debería ser cubierta por Turkish Airlines antes de finales de 2020. Debería haberse abierto ya en septiembre, pero el brote de Covid-19 decidió lo contrario. Para gestionar este caso, Turkish Airlines ha recurrido a uno de los bufetes de abogados mejor conectados de Malabo, Centurion, dirigido por el petrolero NJ Ayuk -también presidente de la Cámara Africana de Energía (ACE)-.

Uno de los pilares históricos de la cooperación económica turco-guineana es el empresario Selim Bora, presidente del conglomerado turco Summa y cercano al presidente Recep Tayyip Erdogan. Ya en 2011, y después de reunirse con el Presidente Teodoro Obiang Nguema en Trípoli, Libia, a finales de 2010, Selim Bora ganó, en colaboración con otra empresa constructora, Onur Group, presidida por el empresario Onur Çetinceviz, la construcción del centro de conferencias Sipopo en la isla de Bioko. Esta última acogió una cumbre de la Unión Africana en julio de 2011. Después de haber logrado levantar este enorme complejo en sólo cinco meses, salvando la cara del presidente Obiang ante sus pares africanos, Summa ha multiplicado los contratos con el centro comercial de Sipopo en 2013, así como los edificios gubernamentales en Ayala en el mismo año. Incluso obtuvo una exención de impuestos de tres años.

Los intermediarios ecuatoguineanos
El Presidente Obiang ha visitado Turquía varias veces, dos de ellas sólo en 2018. Primero para la inauguración del nuevo mandato de su homólogo Erdogan el 9 de julio y luego el 18 de agosto para asistir a una reunión del partido de su homólogo en Ankara, el AKP. Así, Erdogan no tuvo dificultades para obtener a partir de 2018 el traslado de las escuelas de Malabo que aún estaban bajo la autoridad de los seguidores del depuesto Imán Fetullah Gülen a la fundación estatal de Maarif. Erdogan culpa a Gülen de estar detrás del abortado golpe de estado [en Turquia] de 2016.

El vicepresidente encargado de la defensa y delfín designado en el poder, Teodorin Obiang Nguema, es también un partidario incondicional de Selim Bora, a quien recibe regularmente, tal como hizo en abril de 2019. El poderoso Ministro de Estado «encargado de las misiones» de la presidencia, Alejandro Evuna Owono Asangono, también está muy cerca de los intereses turcos, al igual que la Secretaria de Estado del Tesoro Milagrosa Obono Angue.

Rencontre entre le président de Guinée équatoriale Teodoro Obiang Nguema et Selim Bora, président du conglomérat turc Summa, en avril 2019.
Teodorin con Selim Bora en abril de 2019

La minería y la electricidad en la línea de fuego
Otro de los partidarios incondicionales de Turquía es el Ministro de Minas y Petróleo, Gabriel Obiang Nguema. Este último trata de distanciarse de su habitual tropismo americano adjudicando contratos a empresas turcas. La empresa Aksa Enerji del multimillonario turco cercano al AKP Ali Metin Kazanci obtuvo así, el 21 de noviembre de 2019, el permiso para electrificar la zona minera de Kogo, al suroeste del Río Muni. Este contrato se produjo tras la licitación de Ronda 2019 para el sector minero, que a finales de 2019 concedió licencias a nuevas empresas mineras.

Fuente: Africa Intelligence, 24/08/2020