La empresa inglesa Ophir Energy cede la mitad de su participación en el bloque EG-24 a la norteamericana Kosmos Energy. Energies Media

La empresa británica [Ophir Energy]  será propietaria en lo sucesivo del 40 % del bloque, Kosmos Energy de otro 40 % y la empresa petrolera pública GEPetrol del 20 % restante, según el anuncio hecho público el lunes 14 de mayo. La operación queda todavía pendiente de la aprobación de las autoridades de Guinea Ecuatorial.

Ophir Energy anunció el lunes 14 de mayo la cesión del 40 % de la participación  que poseía en el bloque offshore EG-24 a la empresa norteamericana Kosmos Energy, ya presente en Guinea ecuatorial en los bloques EG-21 (2495 km2), S (1 245 km2) y W (2 254 km2).

En el marco del entendimiento con Kosmos Energy, la empresa norteamericana soportará los costes de los estudios sísmicos 3D del bloque durante el primer período de exploración previsto en la licencia; y los costes parciales de perforación de un pozo si los socios se ponen de acuerdo sobre el programa correspondiente al segundo período de exploración. Kosmos pagará también la cuota que le corresponda de los costes pasados, indica Ophir Energy.

El cierre final de la operación todavía queda pendiente de  la aprobación de las autoridades de Guinea Ecuatorial.

El bloque EG-24 había sido otorgado a Ophir Energy (el 80 % de las participaciones) en octubre de 2017, en el marco de un contrato de reparto de la producción concluido con gobierno ecuatoguineano y la compañía petrolera nacional GEPetrol (que mantendría el otro 20 %).

El bloque, situado en la región continental de Rio Muni, al oeste de los campos productores Ceiba y Okume, ocupa una superficie de 3 537 kilómetros cuadrados.

El contrato de reparto de la producción firmado entre el gobierno ecuatoguineano y Ophir Energy prevé: un período de exploración de cuatro años dividido en dos subperíodos de dos años cada uno, con posibilidad de ampliarlo durante un año suplementario. En esta fase, el operador británico debe poder recibir y tratar más de 3000 km2 de datos 3D. Si se produjera un descubrimiento de interés comercial, el contrato contempla un período de desarrollo y de producción que se extienda durante 25 años, con una prórroga posible de otros cinco.

En el comunicado publicado el lunes, la firma británica anuncia que los datos sísmicos deberían empezar a obtenerse esta semana (el lunes, 14 de mayo de 2018 precisamente) a bordo del buque Polar Marquis, de la compañía noruega Shearwater Geoservices.

Guinée Equatoriale: Ophir Energy cède 40% de ses intérêts dans le bloc pétrolier offshore EG-24 à l’américain Kosmos Energy