La compañía Turkish Airlines enlazará con tres vuelos semanales Estambul y Malabo.

“En África, la aerolínea (…) iniciará el viernes tres vuelos semanales entre su base y el aeropuerto de Malabo-Santa Isabel, operados por Boeing 737-900ER (16+135). Las salidas de Estambul están programadas para los lunes, miércoles y viernes a las 6:45am, llegando a través de Port Harcourt en Nigeria a las 2:00pm, con vuelos de regreso saliendo de Guinea Ecuatorial a las 10:55pm y aterrizando en vivo al día siguiente a las 8:10am”

https://www.air-journal.fr/2020-02-06-turkish-airlines-vancouver-malabo-et-une-promotion-en-france-5218021.html

Además de los viajes de Obiang a Ankara y las visitas a Guinea Ecuatorial de delegaciones de empresarios turcos, estos vuelos de la compañía aérea turca son una muestra evidente del interés del dictador turco Erdogan por estrechar sus relaciones en el continente africano.

Recientemente, con motivo de la visita de Erdongan a varios países africanos, la agencia alemana DW, difundió el despacho siguiente que, nos parece, ilustra el modo como opera el dirigente turco:

El turco Erdogan busca mayor influencia en África

Se puede decir que África es el destino favorito de Recep Tayyip Erdogan. Al menos  si se tienen en cuanta los viajes al extranjero que el presidente turco ha hecho en los últimos años. En 2015 visitó Somalia, Etiopía y Djibouti, en 2016 estuvo en  Uganda y Kenya. En 2017 pasó por seis países africanos.

No puede sorprender por ello que Erdogan esté de nuevo en África desde el comienzo de la semana. Esta vez, el presidente turco está visitando Argelia, Mauritania, Senegal y Malí con una gran delegación de negocios y un séquito diplomático. En los viajes de Erdogan se trata principalmente de una cosa: la influencia política y económica.

Pudo comprobarse ya en su rápida parada en Argel. Allí alabó las buenas relaciones entre Argelia y Turquía, pero presionó fundamentalmente en el tema de la protección de las inversiones. Erdogan dijo que con la ayuda de un acuerdo bilateral que asegurase las inversiones en Argelia, el comercio entre los dos países podría aumentar a más del doble en los próximos años.

¿Erdogan como líder del mundo musulmán?

Lo más destacable del itinerario de este año es que en los cuatro países anfitriones, el 90 por ciento de la población es musulmana. No es una casualidad, según afirma Cagri Özdemir, uno de los editores del servicio turco de DW. «Es más fácil comprometerse si el país con el que Turquía está tratando tiene esa base común.»

Erdogan ha intentado durante mucho tiempo situar a Turquía como una potencia protectora de los musulmanes en todo el mundo. Un buen ejemplo es el fuerte compromiso de Turquía con la minoría musulmana rohingya de Myanmar.

Erdogan ha pedido también en diciembre una cumbre de emergencia de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) para denunciar el reconocimiento de los Estados Unidos de Jerusalén como la capital de Israel. Según la televisión estatal turca TRT, Erdogan quiere aprovechar su actual viaje para agradecer a los líderes africanos, que votaron en contra de los EE.UU. en la votación de la ONU sobre Jerusalén.

El papel de Turquía en la seguridad

Erdogan describe su actual viaje como «histórico», refiriéndose a su visita a Mauritania y Malí. La razón sería que ningún presidente turco ha visitado nunca estos dos países de África occidental. Según los informes de los medios de comunicación, Erdogan quiere hablar, entre otras cosas, de seguridad. Tanto Mauritania como Malí han tenido que hacer frente a ataques y secuestros de grupos terroristas islámicos durante años.

En consecuencia, los observadores califican su viaje también como señal de un mayor compromiso de Turquia con las políticas de seguridad en África. Ankara lleva mucho tiempo tratando de consolidar su influencia en África, no sólo mediante la ayuda al desarrollo y la cooperación económica.

Cagri Özdemir se refiere al caso de Somalia. «Turquía empezó a colaborar con Somalia, que es un país devastado por la guerra, hace décadas y comenzó de manera modesta con la cooperación económica. Y con el tiempo comenzó a participar en los esfuerzos de reconstrucción, como un nuevo aeropuerto, y algunos hospitales. Llegó un momento en el verano pasado en el que Turquía abrió una base militar y desplegó un par de cientos de soldados para entrenar a las tropas somalíes», señala Özdemir.

Según Özdemir, la cooperación económica sigue teniendo la máxima prioridad para Turquía. «Turquía, en lo que se refiere a las materias primas, es un país pobre», dijo el periodista. En Argelia se ha tratado principalmente de una cooperación más fuerte en el sector del petróleo y el gas licuado.

Desde 2005, Turquía se ha propuesto estrechar los lazos con los países africanos. Actualmente, Ankara tiene representación diplomática en 41 países del continente, lo que supone un aumento con respecto a las 12 misiones que tenía 2009. El volumen del comercio exterior de Turquía con los países africanos se ha sextuplicado en los últimos 15 años, hasta superar los 14.000 millones de euros en 2017.

https://www.dw.com/en/turkeys-erdogan-seeks-more-influence-in-africa/a-42788010