La compañía Ceiba Internacional abandona en Annobon a su clientela. Francisco Ballovera Estrada.

El pasado sábado, 15 de abril de 2017, algunos clientes que ya habían comprado billetes de la compañía CEIBA para viajar de Annobón a Malabo se vieron en la obligación de quedarse en tierra a falta de espacio, según alegaron los responsables de la compañía. Hoy martes, 18 de abril de 2017, debieron viajar todos, sin embargo se han visto afectados por un nuevo “problema” y obligatoriamente se volverán a quedar en Annobón porque el aparato de CEIBA que ofrece dicho servicio en la zona isleña se encuentra averiado, según han informado a los afectados.

Los clientes, desesperados, acuden a la oficina para exigir la devolución del costo de sus billetes, seguramente para optar por un cayuco o barcaza a fin de viajar a Malabo pero no les devuelven nada, ni les garantizan nada: “ustedes deben esperar hasta de haya avión. El o la que no puede esperar y decida viajar por vía marítima subiendose a una barcaza, lo pierde todo”, les dicen.

Señoras y señores de CEIBA que abandonais en Annobón a vuestra clientela, ¿quiénes realmente se responsabilizan de alojamientos, manutención etc. de los afectados? O en caso de que lleguen fuera de los límites de sus vacaciones a sus respectivos puestos de trabajo y sean amonestados o pierden sus empleos, ¿quién se responsabiliza?