La carencia de divisas se hace sentir en Africa Central. agepi.com

Durante varios meses, los países de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC) han sufrido la falta de acceso a las divisas extranjeras, lo que ha penalizado a los hogares y las empresas.

Libreville, 6:30 am. El sol está saliendo pero frente a la puerta cerrada de una agencia de transferencia de dinero ya hay cola. Patrick, de unos 50 años, está inquieto. “Estoy aquí desde las 6:00 a.m. para enviarle dinero a mi hijo que está estudiando en Francia. Ya vine ayer…. sin éxito”.

Los seis países de la Comunidad Económica y Monetaria del África Central (CEMAC), afectados por la caída de los precios del petróleo, son miembros de la zona del franco CFA, ligada al euro por un tipo de cambio fijo.

En Gabón, es un desastre. “Después de las ocho, no espere enviar dinero”, advierte el guardia de seguridad a la entrada de otra agencia de transferencia . “Si viajas por Europa y quieres comprar euros, es lo mismo, tienes que levantarte al amanecer”.

Las empresas se encuentran en la misma situación. “Desde mediados de 2018, tenemos grandes dificultades para conseguir divisas y en los últimos meses la situación ha ido de mal en peor”, señala Vincent Kouete, Secretario General Adjunto del Groupement inter-patronal du Cameroun (Gicam).

Según una encuesta realizada en el primer trimestre de 2019, el 71% de las empresas de Gicam consideran que esta dificultad para acceder a las divisas es una preocupación importante.

En el pasado, para conseguir divisas de sus bancos, “las empresas tenían que esperar entre dos y tres días, ahora hay un mes y medio de espera”, dice  Kouete. Los costes también han aumentado. Anteriormente estaban entre el “0,1% a 0,3%, ahora las comisiones bancarias se sitúan en torno a un 7 o un 10%”.

Los importadores, que cada vez tienen más dificultades para pagar a tiempo a sus proveedores extranjeros, “tienen que revisar sus precios al alza para mantener sus márgenes”, señala el gerente.

Crisis económica
En 2014, la caída de los precios del petróleo, principal fuente de divisas en la zona, sumió a los Estados de la CEMAC en una profunda crisis.

Las reservas de divisas del Banco de los Estados del África Central (BEAC), que se utilizan, sobre todo, para garantizar el vínculo entre el franco CFA y el euro, se han hundido, lo que hace que aparezca el espectro de la devaluación.

Y, según el economista Ndongo Samba Sylla, coautor del libro “L’arme invisible de la Françafrique, une histoire du franc CFA”, París, en lugar de “desempeñar su papel de asegurador, ha empujado a los Estados de Cémac a pasar por la taquilla del FMI”.

En 2017, el Fondo Monetario Internacional concluyó programas de ayuda a cambio de reformas con cuatro de los seis países de la región (Gabón, Chad, Camerún y África Central).

Se esperaba que los fondos liberados por el FMI y el aumento de los precios del petróleo a partir de 2017 aumentaran las reservas de divisas. Pero “no se están reponiendo tan rápidamente como se esperaba”, observa Rubén Nizard, especialista en África subsahariana de la aseguradora Coface.

Sin embargo, la paridad fija con el euro está garantizada estatutariamente por los depósitos de reserva de divisas de los países miembros, por lo que “la zona está obligada a adoptar medidas monetarias restrictivas”, analiza Sylla.

Regulación de divisas
Para hacer frente y aumentar el nivel de reservas, “el BEAC ha endurecido las condiciones de obtención de divisas para los bancos”, rechazando las peticiones “para que nuestros clientes pudiesen pagar a sus proveedores extranjeros”, asegura el director de un banco gabonés a AFP, confirmando la información de los medios de comunicación locales.

Por el contrario, la institución señala la responsabilidad de los bancos comerciales, que mantendrían divisas en el extranjero pero que “al mismo tiempo buscarían la ayuda del Banco Central”.

Un comportamiento, ciertamente prohibido, pero ampliamente tolerado hasta ahora. “Con la crisis, hemos aplicado más estrictamente la regulación de los tipos de cambio, lo que no siempre se ha hecho cumplir estrictamente”, explica un analista del BEAC, al amparo del anonimato.

Pero los bancos no están solos. “También son los Estados, pero sobre todo las empresas exportadoras y en particular las mineras, las que no repatrían las divisas al Banco Central como deberían”, explicó otro funcionario al BEAC.

Política monetaria restrictiva o comportamiento de los actores económicos, “mientras tanto, son las poblaciones las que pagan”, dice Sylla. (ats)

https://www.agefi.com/home/politique/detail/edition/online/article/depuis-plusieurs-mois-les-pays-de-la-communaute-economique-et-monetaire-dafrique-centrale-cemac-souffrent-dune-penurie-dacces-aux-monnaies-etrangeres-penalisant-menages-et-487649.html