La alarmante situación de la Tuberculosis en Guinea Ecuatorial y la increible inercia de los responsables sanitarios. Nota informativa de CPDS

Tuberculosis en GE – Situac… on Scribd

NOTA INFORMATIVA 

La alarmante situación de la Tuberculosis en Guinea Ecuatorial y la increíble inercia de los responsables sanitarios

En Guinea Ecuatorial, el programa de lucha contra la tuberculosis, enfermedad muy contagiosa y mortal, está financiado por el Gobierno desde el año 2010. Antes del 2010, dicha financiación estaba asegurada por la cooperación española, lo cual no era del gusto del Gobierno ecuatoguineano. El tratamiento clásico de la enfermedad en los casos corrientes dura seis meses, asocia cuatro productos muy específicos y es gratuito para todos los pacientes. No cumplir correctamente el tratamiento  en su calidad y duración expone al gran riesgo de crear cepas resistentes a los medicamentos y de dejar abierta la puerta a la diseminación de casos incurables en la población al ser insensibles a los medicamentos. Tal situación obliga a recurrir a productos muy costosos e inexistentes en el país.

Guinea Ecuatorial, que no alcanza el millón de habitantes reales, cuenta con centros de diagnóstico y tratamiento en las ciudades de mayor población: Malabo, Bata, Ebibeyín, Mongomo, Evinayong y algunas capitales distritales derivadas de estas ciudades. Todos estos centros se quejan de tener personal sin la adecuada formación.

Para la correcta fabricación y disponibilidad de los medicamentos, los pedidos a los fabricantes deben hacerse normalmente con un mínimo de seis meses de antelación. Por eso, desde noviembre del 2017, previendo la ruptura del stock de medicamentos antituberculosos en 2018, los servicios de atención al paciente solicitan la renovación del mismo a las autoridades sanitarias; estas no responden. En marzo del 2019, los mismos servicios señalan a las autoridades sanitarias que el stock estaba a punto de romperse y que urgía reponerlo, pero las autoridades siguieron sin inmutarse. El stock se rompe en junio de 2019, con lo cual los nuevos pacientes no pueden recibir tratamiento y algunos de los que se encontraban bajo tratamiento corren el riesgo de interrumpirlo ocasionando con ello la aparición de resistencias.

El centro de Bata, por ejemplo, la ciudad más poblada del país, con una población estimada en unos 309.000 habitantes, acoge entre 30 y 60 nuevos casos diagnosticados de tuberculosis cada mes. En el 2017, este centro atendió a unos 650 casos. Actualmente hay unos 300 pacientes bajo tratamiento y, lo más grave, unos 200 sin tratamiento, contaminadores potenciales a la espera de medicamentos. Desde el mes de julio, el servicio de Tuberculosis está vacío por falta de medicamentos. Bata cuenta actualmente con 16 casos multiresistentes, de los cuales 4 ultraresistentes. La incidencia de la tuberculosis se ve agravada por prevalencia del VIH en la población.

El 25/08/2019, LMM fallece de tuberculosis en el hospital de Bata, pero el Gobierno informa que su muerte se debió a golpes que le habría dado la oposición. El 24/09/2019 muere de tuberculosis en Kogo JNN de 52 años; el hospital local lo devolvió a su casa vomitando sangre porque no tenía medicamentos.

Esta es actualmente la muy preocupante situación de Guinea Ecuatorial con relación a la atención de la tuberculosis. Cualquier ciudadano en cualquier ciudad del país está expuesto al riesgo de contraer la tuberculosis paseándose por las calles, ante la inercia del Gobierno y de las autoridades sanitarias. Con la compra y el manejo de vacunas existe una situación similar.

Convergencia para la Democracia Social (CPDS) recuerda al Gobierno de Guinea Ecuatorial que según la OMS,

  1. Cada año mueren 8 millones de niños antes de cumplir los 5 años, más de 300 000 mujeres por causas relacionadas con el embarazo y el parto, y más de 4 millones de personas por el sida, el paludismo o la tuberculosis;
  2. El derecho a la salud exige la universalidad de la disponibilidad, aceptabilidad, accesibilidad y buena calidad de los servicios y bienes sanitarios esenciales, como son los componentes básicos de los servicios de salud (el personal sanitario, la información y la financiación); las vacunas, medicamentos y tecnologías esenciales, así como las necesidades básicas de supervivencia (el saneamiento, la nutrición, el agua potable, el control de los vectores y el control del tabaco),
  3. Son los gobiernos de los estados los principales encargados de financiar y garantizar todos estos servicios y bienes esenciales.

Dicho más claramente, el Gobierno de Guinea Ecuatorial es el responsable de todas las deficiencias sanitarias que sufre la población al privarla de su derecho a la salud.

CPDS lamenta profundamente que, mientras por el mundo entero se denuncia el despilfarro de los bienes y riquezas de todos los guineanos por unos pocos, la inmensa mayoría de la población sigue expuesta a la pobreza, a la miseria, a las enfermedades y al poco sentido de responsabilidad y de patriotismo de sus gobernantes.

Malabo, 17 de octubre de 2019

LA COMISION EJECUTIVA NACIONAL

 

Camas vacías por falta de medicamentos en el servicio de Tuberculosis del hospital de Bata.

El servicio no puede acoger a los enfermos.