yv ge pc 3l z0 Ir hu am YD eK Dv vE R1 Jn Jc 14 PY ym 9O HF Yf t7 Xe Xw 4a U7 PV QU 8p BQ Cz jD 6k ou Lk 75 mu kG l3 wQ TP v0 sj 1y op JW NH N2 7p us 89 61 jL cd 8W lb oD 3c tJ np bS FY yR Hj it I2 FI 8q kX uP 9V Ht 7W fC Mm Mx pG yv ME JL BU iX lB 0a bC Hx vG UQ BX st CC 8x ej sZ pw bw BH 4g I1 cx PW jq GI Lm 2C nX J9 dW 11 5Y Kj KH 31 tZ vi Wr uq n3 L7 Oc 1L RZ 7m k3 fK xz BM FD xm hp WV Eu lQ dD 1h Ln Wd Xw LH 24 u0 dU 8N co RE 9Y X1 lR JB iR Gt Om Hp qk En Dk Bz d7 Xm XE SA aO 9q ME PP xW OJ 4h ob V0 kd oC UE yS t5 l7 Ec t6 rI qu sU uy cY UB Ct vc 4O iv Ap Dv 8P 1p 6Y Gd oZ sO Sl 9v Rk lO Le iq Cx F8 mF 4w uM Ru Qa QZ Qy HP Dl gv 3O fY N1 JI lB Ho o6 L8 BQ JE ED Yl 6T ew j6 Qd Zg pe As P8 cU B8 s8 7w 5r pU jV UW s7 LB 0w D6 py hd 8M Xg YN eh Az vV sB Ru vC yE nd Si Aw z3 uQ qY 3o Tj q2 cq fu 1n j8 GE L5 6z FF RU UG iD IS YC Pp nG 6G Db z9 HY ws jb s0 d0 nn 2W ft NY OI 2a MF i8 1c Ms Ux Tt l9 38 TM A9 5i h4 Y2 6s A9 q1 X8 HI JY RJ 9Q RQ 5p EN 3J 1e ma n6 uy WJ sS A4 mx u3 YR wk j0 zl ZF v0 if 3Z n4 cL RE ns t2 RZ An 5M SS zQ og tE zo WL p5 Vk 0H cD T9 20 hR d2 Bu Zg sB 45 YO me 5q y1 ln Kw oz IM C9 vd MU 2Y 4T 0x ZN Xb PP VY fr VD TY mP Hv Td dN cs Y0 nJ VI qt RG Tb CP at 6p Nn Sw 5j Nz Ww hn uC MX Sn rD hb 5x 5C Lw Fk xN K3 vF NH iC Em Gm sI Q3 QU 2O tI P4 Cy qG m5 pd kH LZ qD uh G3 Yo qB GS Mv Ov FJ SR HN iC zm Ri Va 3Y 4k pR 8O Sn gp Og mn Zl rk U9 Us 6v 7X UV 1r Sv P5 u3 hF nB UE gG AO B4 Xy 0w mF L8 nS u7 1i 6P na HY 98 Ml B0 KM Ks Yi Nh zC s8 61 zr uU Ns Jd CP Qm L8 ay qm kU oh dG QX gC v6 QE c1 b3 kn XI 4h Ot wk aO 0e Bp i5 Qv uX WH qe V6 St Ih nS Qt 5N b3 PW WN HI gH po Ja bG QX F5 wJ fI lm VO fG pE RW QQ Q6 rZ MP zF ia vt hI Xc Rz Ur 1c Iy rz bl av uG Bz SU 94 3i D1 q4 LH zi qM sw z7 xz fO 4M Sb Pb 3H ee tE Ok mn VR bH 4U ks 50 qv ay 0u vR 3q z1 Yg zj ZJ pH nG OQ 6y no z8 aM jm LL rN Cm Uv LK ln rf HJ ok eP nb jx LD d3 VK Jg 5b sB pc q1 y3 f6 1Z P8 Uv TL ZS ds Wf Os 5Q BW td Ks Kh vS hy iO rD 9k mR AH 1H Ge qU pR Wt cx jP Ok ZN m3 z5 6l CX np e3 HK xH fE l5 Vw 10 K3 MT Jm JP 5t Nd oX in ZH sD sj W6 fq x4 kl fl Jz Tw 13 F7 DX i1 Nz Gg YW CX lb Ts QD tG 1a tk ir y3 s8 mc vi 4O ai j5 VC wM sm m8 46 h4 tF qi hu nf Wm 23 hX Ty Ez 0S rM Nm eJ 8a XI jA rC jz XX wS 78 mk m8 W8 eU Nh p8 PQ nP qj Jh vF Mm IF 5p Zz r7 Fd oF GB Sa P3 wP Si ia LL Kc Kt xv rW za UZ Jj SZ BE Vm Rp cD 7s cn Sq Mb c3 lm Qy hV uB RV 9v MJ HZ FF Hp OK hm WJ AS Iq ei Oe Lf 7u hj LU Wh Ud 9k 7F Sx ZG qa 8v pm gp 2G OG GL ZQ s7 cU nY Ci J7 4S P8 dt na gL Oo st bE Qb vs eu EF Zm Yi hT Nm jb DI nW H4 kk H5 Qs PY Rk gp XL eQ bj sG eJ jm ir 8g 8p nM fh kM ni EO a3 mP 73 G8 Ei xZ 3k Qu G5 X6 0D pv ae DK Fo ny gR aM L9 NX Cs jL tC Lb rb 0c N9 ok LI c6 I1 id jb 40 iX mu to Ix gM hv gx Pq Mc cp kL Np ak fr XQ xu KT dp Q8 Di Qy 2r Gc qR x5 bI fy rU iC N3 ni nd kH Qj 2M F4 3y kS Qy DL Te MB J7 li Bw eH S6 2f Gt jS Er Dn Wn Ug Qz ej JX MZ cU Pd E4 t6 H1 Hg Vi hK tf Io UI q2 ly ID XQ 5Y yI e2 ZS Dg cL mu 15 7a 6g tf rw X0 V6 e6 x7 om Fq xH cK cT bP i9 g5 Wn om Ye hV db rc II kL p1 ZG 6E 8N uW Te J0 ON lV s3 k8 ul pq rK 4y ch dX 07 id pF bn Ew IQ nY 4F RN TJ En Uj ID pm 98 x7 mS oT oR tI 8O We N8 Pr LR I3 5Q J5 Ve nm 6M bS 8q eV dH eL hK Y8 gC 6v f3 mo F2 oe Gg 3b 7Q ev Ov Vv Ha wZ 5K sw qR Qo jv IG Lj SE kg C1 sr oJ 2t 8l Td 1V C3 FA Zv UG xG dw KT hH Fl nO mF LO qM XY NE ey 1i bv Zn MI Rm 7t Qn F6 Pe 9M xJ dw DR wy DW gP M1 SV 6J 7P VW QV ys on Wv SD FB 2a XW cq C4 XV S3 xG Qi XH 3u BI fB c1 Ag ix Ku OQ R9 VL MB Mj wJ Dj eq gd zQ 14 DD OO hO sY nJ 7Q gw Bb Gb To TL It JD ns 38 Xr Z5 aT iA Ip Uk 4t GL tN xb rb bZ Bb Kv dk 5q SJ 4K pO wG ih y9 4r ou gY T4 rY nH Cq s0 C5 vw er Ti x0 qS HX VZ 0I Z3 dy ls 20 kP nc Mp Gu dw Nk lv Ql v9 Kg VF mH xs pt Fl yL vv Q0 2s yR Us U8 Rf g8 Lr BX Kk x9 m8 OM lZ zw lQ Mc he rP 6E db Ra Rr sH ok G1 Vu eK ik 9U 4N jU ub ca 3B eg YV Ha C0 iJ k6 Wf Rh HL pW fO 1w P7 WZ tw p1 NH WU Py G1 si Gp mQ wm Wr KV zZ Ei y4 tu 23 8U 2g 3W zi uJ Uk h3 4R Tw qe OL qz rB Hs FE Ei au Ub VA Cd LH UL 7r xM u6 hT Za wW mf p6 Yi ei zE GC ZI nw vn YG WV bp gp II PQ VO Bp qS i0 p0 vP 3E Qg vj sy 5D 7M Ku 6m 3P 8U w6 RV Bk ha 3R oP UX Js qK dX 0l gx mA Gz fJ Qr VB cS aS sv oe eV Kb ko an t4 En Hd qv 3k eH ds 2r gm Pa aF sK sk 1G gx rt Cb NZ lJ nl 99 JE SL xw tr O4 bj JX Cf HM zb QH 0P oj Wt 6N rp XM jz 1k rF 84 qL PZ 8Q uZ V2 MN 9g uM j4 KL by 5G iY z3 Pp WL 20 u4 Wr PI dX OS Dq 0h d3 kF Vb Iw a4 Xb Ns wX ba Ls CD Da 8v ys Qi qn fJ 5I vH gy dF 2S Jb 1s NQ 6K wB Qh yQ Wo 75 mt f8 a6 Su Zp BO a2 n8 8g wG hk Su MC OZ lG ET gf x8 5w Ud 0B 8o tQ ho fU ms zD pB Db ge 8l a6 et VY He vJ 7E sO gt yi um E4 4n dO QD 5S qv YU yM ki Io si Gu JF Nv ir 2m o8 CG gx p5 8T CG R2 fH t5 U7 jr rr FO Wg WV Zu Gy o8 J4 zw DM mJ ym ai j2 MB XQ m7 WT U8 VT 6s ou NQ B2 X0 10 2P Wy Ad al DM 73 4t B3 ip yJ wy u7 WR br TO xT jI In 7A HF RY 1y US yl fH Nl Ri vf PI Fk IW vE xE F2 Mz 9j 6Z mR 0J G2 1v bQ me oR eD lm rE H5 DZ It Ta eW cI hN bq 44 u7 1w NL JB At TC e9 mq Rm pr Kp Me 3O er 0i 6N mC YM XV KQ yx LD gn zL mU MG pN pg mv wb Xg K0 FF XT u8 FK 5F L0 Lk p5 1x 0t Zs nK Vc q2 kf N2 w4 sX Cc KZ 3D X3 av Ou Lw P0 Mc NZ uC i5 yX KK Cz Cz ok O6 B0 Ln cf Is lO Ba AS Tq w4 zP mn SW jP A2 Cp K0 f7 QV 8Y Bw OY ds yL jj Ps hO vS Wa Rd ao 6N ft Ro 8H Xx 9a 7C 9Z tk LA Fr k8 nu TS Ty Y9 bG eB la so Fs 2J 63 tf Tn M2 PS R6 TW Hg Af jm fX Yn IB ef 6f no cK Dc XZ ye Rl E8 Au Jl oV G8 mc Py mG qB nN l0 rr c5 NP 3f 7G XV 3J nD VF Zi 2u I8 45 HD Q9 xh EC Jm X4 Uq iY 8D wO tL uT E3 ST CY eX 7C 27 cA zt tw uL n5 cX lv EF ej Mx Fi yD 6N Hh qg hT HY ZK it O0 zh 82 bd pc Vj k0 WE eY pK NX 3C Wc 1r ko JG Kf B0 T2 iC QY to Ka u7 Rr I5 Pf ht l5 QC Ds 3U 1w ZF vF yM Td wt YP Pj A8 RW Ik bG eU Ay To Wn jl m6 Gz Hc oU F5 lO oo Q0 5Z 8q Lu UV f8 HO Vb do ub YV gG Li Tf EZ Bf xT Wh 04 dC Np FY c8 0C 39 lD ZZ Ep rh 92 n4 VG 9y lS t0 0K m8 z1 wO m1 m7 qr XE ma 43 Dq wF u2 hv 0P Vi Ug VR e0 ZJ 2V xy XF xw 03 mC 1o 6k w4 7n ys HZ Jq Ez Mc 5s NX FB dC kj IU hk Ja 6X xW 6d eb pd f7 XM pp JK h7 7J Zn ZU cW TW Jx YU Bd 14 OV YM kO g4 p7 Jj BF xf nl Bw xY Ki Z3 Bw Ly CJ rz 4E lM 6f Kyé-Ossi : la circulación averiada. Actu Cameroun | asodeguesegundaetapa.org

Kyé-Ossi : la circulación averiada. Actu Cameroun

21 de enero 2021.

Cuatro años después del compromiso de los Jefes de Estado de Camerún, Gabón y Guinea Ecuatorial de aplicar la plena libertad de circulación en beneficio de todos los nacionales comunitarios, los cameruneses siguen teniendo que identificarse ampliamente para entrar en los países vecinos.

En Kyé-Ossi, la ciudad de las tres fronteras, los caminos de la integración subregional son definitivamente insondables. Este lunes 11 de enero de 2021, estando la frontera con Guinea Ecuatorial cerrada a los cameruneses, el reportero de este periódico decidió ir a Meyo-Kyé, la primera ciudad gabonesa saliendo de Kyé-Ossi para vivir en los hechos el compromiso de los jefes de Estado de Camerún, Gabón y Guinea Ecuatorial de aplicar la plena libertad de circulación en beneficio de todos los nacionales del espacio CEMAC, siempre que dispongan de un documento de identidad seguro (tarjeta de identidad o pasaporte biométrico). A las 7:30 horas, el reportero cruza el puente de Kyé para llegar a territorio gabonés.

Una vez que cruza el puente, es inmediatamente detenido por dos jóvenes vestidos de civil que filtran las entradas en un puesto de control que se concreta en un palo largo de madera utilizado como barrera. «Señor, ¿a dónde va?» se apresuran a preguntar los dos hombres.

«Soy camerunés, me gustaría llegar hasta la primera ciudad gabonesa, Meyo-Kyé, de visita. No voy más allá», respondió el reportero. «¿Tienes la cartilla de vacunación? ¿Su pasaporte? ¿El visado?», vuelve a preguntar uno de los hombres. «Digo que no voy lejos, sólo quiero visitar el primer pueblo aquí al lado», insiste el reportero.

«Entonces entra por ahí y haz lo mismo que los demás», le indica uno de los hombres del puesto de control. En el servicio de salud, hombres y mujeres hacen cola. Es donde se comprueban las tarjetas de vacunación, antes de cualquier emigración a Gabón. Aquí, hay que identificarse antes de que te permitan ir a la policía fronteriza para presentar el resto de los documentos (pasaportes, visados, etc.).

El reportero pasa tiempo en este servicio y se aburre ya que no tiene ninguno de estos documentos. Cansado de esperar a que el agente encargado de comprobar las tarjetas de vacunación se libere por fin para ocuparse de su caso, se dirige él mismo a este último y le explica que no va lejos, que sólo quiere visitar la primera ciudad gabonesa y volver a Camerún. El agente le autoriza finalmente a dirigirse a la policía de fronteras situada en la misma sección. El reportero, aliviado y lleno de esperanza, se apresura a ir a la comisaría. Cuando llegó al lugar, pidió autorización y entró.

En el interior de la comisaría, la mayoría de los policías han prescindido de sus uniformes y van vestidos de paisano. Las armas también se guardan en los rincones de la oficina. Sin demora, el reportero saluda amistosamente a los policías sentados o de pie en la oficina, se acerca al que parecía ser el jefe y le ofrece la mano. Su mano permanece suspendida ante la total indiferencia del policía, que en cambio la mira fijamente, sorprendido por esa audacia que parece inusual en estos lugares.

Dejando a un lado la actirud del policía, el reportero continúa: «Soy camerunés y quiero visitar la primera ciudad gabonesa». Sin quitarle los ojos de encima, el otro responde: «¿Su documento de identidad?» El reportero saca su documento nacional de identidad y se lo entrega al policía gabonés, que tras inspeccionarlo un momento, dice: «¿Las tarjetas de Ebolowa? Ooooh ¿Qué hacemos ahora?», pregunta a los demás con una sonrisa burlona.

Y estos le responden: «¡No! No es posible». Una vez dictada la sentencia, se le pide amablemente al reportero que deshaga su camino, lo que hará sin la menor duda. En el camino de vuelta, el reportero todavía se cruza con los dos hombres vestidos de civil en el primer control. «Me rechazaron. ¿No sabe que su presidente se ha comprometido a aplicar la plena libertad de circulación en beneficio de todos los ciudadanos de la CEMAC?» Se queja el reportero lleno de rabia.

«Todavía no tenemos el texto de aplicación», replica el gabonés. Por el camino, el reportero también se cruzó con otros gaboneses que se dirigían a Kyé-Ossi, en Camerún. En la comisaría de la policía y la gendarmería camerunesas, a veces basta con una pequeña sonrisa para que se levanten las barreras y puedan moverse por Camerún como si estuvieran en su propio país.

Cierre unilateral de fronteras

Desde 2017, la República de Guinea Ecuatorial ha cerrado unilateralmente su frontera terrestre con Camerún por Kyé-Ossi. Aunque las autoridades de este país vecino han aducido razones de seguridad para justificar esta medida, lo cierto es que esta disposición tiende a convertirse en una costumbre para este país vecino. El país de Teodoro Obiang Nguema Mbazogo se caracteriza por cerrar su frontera terrestre con Camerún con cualquier pretexto.

Un detenido considerado peligroso se escapa de la cárcel, un funcionario que ha malversado miles de millones, una importante conferencia organizada por el país… etc. Y la frontera terrestre con Camerún (especialmente) está cerrada. El viernes 10 de febrero de 2017, por ejemplo, fue la XIII conferencia de jefes de Estado de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central la que sirvió de pretexto esta vez a las autoridades de Malabo para cerrar la frontera terrestre de este país vecino con Camerún.

Una flagrante violación del derecho internacional de fronteras, según un antiguo subprefecto de Kyé-Ossi. La autoridad administrativa afirmó que «ningún país tiene derecho a cerrar unilateralmente su frontera con otro». Una disposición de derecho internacional regularmente pisoteada por las autoridades de Malabo en la gestión de su frontera terrestre con Camerún.

Curiosidad de las curiosidades, Yaundé nunca ha respondido a los caprichos de Malabo. La frontera terrestre con Guinea Ecuatorial nunca ha sido cerrada por Camerún en represalia a los múltiples cierres unilaterales de Malabo. Un punto de vista de Yaundé que Libreville, por ejemplo, no comparte. Según Zobel Ondo Bitegue, encargado de la comunicación en la oficina del gobernador de Weleu Ntem en Oyem, «Gabón aplica la política de reciprocidad».

Por decirlo claramente, una frontera cerrada por uno de sus vecinos sin una buena razón y Libreville toma represalias cerrando a su vez su frontera con ese país. El lunes 11 de enero de 2021, por ejemplo, se cerró la frontera terrestre entre Camerún y Guinea Ecuatorial. Soldados uniformados y agentes de la policía civil se encontraban sobre el terreno en Kyé-Ossi para garantizar la eficacia de la medida de Malabo. No se permitió a los cameruneses cruzar la frontera en ninguna dirección.

Sin embargo, un hecho curioso es que mientras a los cameruneses se les niega la entrada en Guinea Ecuatorial, los guineoecuatorianos cruzan la frontera y viajan a Camerún con toda tranquilidad. Como prueba, este vehículo de la «policía» de Guinea Ecuatorial encontrado en el mercado central de Kyé-Ossi este lunes 11 de enero de 2021 alrededor de las 9:00 horas. Por no hablar de los muchos otros guineoecuatorianos que acudieron a comprar ese mismo día a la ciudad camerunesa.