Hartos de esperar. Teofilo Nguema Ncogo

Guinea Ecuatorial, es un país donde se prohíben las manifestaciones,  un país  donde la única persona con derecho es el  Presidente Obiang.

Obiang prohíbe las manifestaciones y las huelgas. Mi pregunta es, ¿cómo va a conocer un presidente los problemas de sus ciudadanos si les impone silencio?.

En el momento en el que estoy escribiendo este articulo, el 90% de los guineanos se quejan de la prohibición de que circulen los taxis en todo el territorio nacional.

No se saben exactamente las razones por las que Obiang, a través de su ministro del Interior, prohíbe la circulación de los taxis, pero lo que no quieren saber  Obiang y Clemente es que muchos niños están perdiendo las clases por esta causa…

El ministro marcó  72 h para resolver el problema pero han pasado tres semanas y no tenemos resultados

Estamos hartos de esperar, esperamos y no hay respuesta por parte del gobierno. El parlamento tampoco se pronuncia, ya no digo el senado o el defensor del pueblo.

No digo que no tenga sentido exigir a los taxistas que lleven la documentación de sus coches, pero es imprescindible negociar y llegar a un acuerdo con el sector de los taxis.

En esta situación es la población la que paga las consecuencias, la misma población a la que en poco tiempo, vais a imponer que os voten.

Es lamentable vuestra forma de dirigir la nación, ignorando los derechos de los civiles.

Los ciudadanos son el eje de cualquier nación y cuando esta población sufre, el gobierno es obligación del gobierno hacer todo lo posible para cambiar las cosas, para que la población no sufra.

En un país normal, pediríamos la dimisión del ministro del Interior y la Seguridad. Lo digo porque formo parte de esta sociedad y tengo los mismos derechos que ustedes. Al menos, eso creo yo.