Guinea Ecuatorial no celebra 50 años de independencia, sufre 50 años de dictadura. Entrevista con Alfredo Okenve. Vicente Luis García. Non Solum, Sed Etiam. El blog de Txenti

Guinea Ecuatorial no celebra 50 años de independencia, sufre 50 años de dictadura
Entrevista al activista apaleado en Guinea y premiado en Francia y Alemania


El físico y activista pro-Derechos Humanos, el guineano ecuatoriano Alfredo Okenve, ofrece su primera entrevista tras escapar de su país donde sufrió un ataque que pudo costarle la vida, y recibir, al poco de su llegada a España la comunicación de su inclusión en la lista de los galardonados con el premio de defensores de los Derechos Humanos y el Estado de Derecho que conceden conjuntamente los gobiernos de Francia y Alemania desde 2016.

El pasado 12 de octubre Guinea Ecuatorial recordaba el inicio de su independencia como colonia española. Una celebración que se está viendo acompañada de tristes acontecimientos: El CPDS, Convergencia para la democracia social en Guinea Ecuatorial, difundía el mes pasado un comunicado de condena del secuestro y la brutal agresión de la que fue objeto el pasado 27 de octubre el activista Alfredo Okenve Ndohó. Días más tarde se difundía por wasap la siguiente nota también relacionada con el intento de asesinato de Okenve: “Mi padre Celestino Okenve corre peligro de muerte. La Seguridad de Guinea Ecuatorial lleva buscando a mi padre desde el pasado día 27 de octubre, día en el que secuestraron a mi tío Alfredo Okenve y le torturaron para saber el paradero de mi padre. Desde entonces mi padre está escondido y a la espera de que la embajada española en Guinea Ecuatorial haga algo para protegerle y sacarle del país lo más rápidamente posible, ya que mi padre es ciudadano español. Hasta la fecha, y después de varias llamadas al consulado español en Bata (ciudad de Guinea Ecuatorial) avisando del peligro que corre mi padre, no han hecho prácticamente nada. Sólo se limitan a decir que están haciendo gestiones para que la policía lo deje en paz. Como si eso fuese a servir para que Teodoro Obiang N’guema desista de sus intenciones, ya que al parecer tiene a unos sicarios intentando cumplir sus órdenes. Mis hermanos y yo hemos enviado una carta al ministro de asuntos exteriores (D. Josep Borrell Fontell) contándole la situación de mi padre y estamos a la espera de tener alguna respuesta. Mientras tanto mi familia y yo vivimos momentos de angustia por la vida de mi padre y la de mi tío Alfredo Okenve. Cada día que pasa en Guinea Ecuatorial, sin que el consulado o la embajada española hagan algo por sacarle del país, mi padre lo tiene más difícil…”

Esta nota fue difundida por familiares que residen en España. Afortunadamente el activista Alfredo Okenve Ndohó y poco más tarde su hermano Celestino lograron salir de Guinea y se encuentran en España. La condición de español de Celestino ha servido para que en el último momento personal de la embajada española acompañase a Celestino hasta el avión con rumbo a España.

Por otro lado, se ha dado la circunstancia de que estando ya en España, Alfredo recibió la noticia de haber sido incluido en la lista de galardonados con el premio francoalemán de Derechos Humanos y Estado de Derecho que conceden anualmente los gobiernos de Alemania y Francia. El pasado día 21 de noviembre, los respectivos ministros de Asuntos Exteriores anunciaron la lista de los galardonados.

Los ministros de ambos países declararon que «Coincidiendo con la celebración, este año, del 70º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, Francia y Alemania rinden homenaje a 15 figuras que, con gran valentía, defienden los derechos humanos en todo el mundo. Honrándolos a ellos, nuestros dos países honran también a todos los defensores de los derechos, cuya actividad se ve ignorada y entorpecida demasiado a menudo, y manifiestan su agradecimiento y reconocimiento a todos aquellos que trabajan a diario para que dicha Declaración no se convierta en letra muerta».

Desde 2016, se concede este premio anual a personalidades que hayan contribuido de manera excepcional a la protección y la promoción de los derechos humanos y el Estado de derecho en su país y a nivel internacional. Este premio recuerda el compromiso constante de Francia y Alemania con los derechos humanos y el Estado de derecho y contribuye a reforzar su cooperación en este ámbito.

Los galardonados de la edición de 2018 del Premio francoalemán de Derechos Humanos y Estado de Derecho han sido:
D.ª Chak Sopheap (Camboya);
D. Yu Wensheng (China);
D.ª Aminata Traoré (Côte d’Ivoire);
D. Mohamed Lotfy (Egipto);
D. Alfredo Okenve(Guinea Ecuatorial);
D. Nityanand Jayaraman (India);
D.ª Hessen Sayah Corban (Líbano);
D.ª Mekfoula Mint Brahim (Mauritania);
D.ª Liz Chicaje Churay (Perú);
D. Oyub Titiev (Rusia);
D. Anwar al-Bunni (Siria);
D.ª Vuyiseka Dubula-Majola (Sudáfrica);
D.ª Sirikan Charoensiri (Tailandia);
D. Daoud Nassar (Territorios Palestinos);
D.ª Susana Raffalli Arismendi (Venezuela).

¿Quién es Alfredo Okenve?

Soy un ecuatoguineano, perteneciente a la etnia fang y resido, o residía hasta hace poco, en la ciudad de Bata, la segunda en importancia del país. Allí ejerzo, de forma voluntaria, una labor de activista social y defensor de los Derechos Humanos, en calidad de directivo de una ONG que se denomina Centro de Estudios e iniciativas para el Desarrollo. Esta ONG la creamos hace más de 21 años y me ocupo del tema de la cooperación internacional y programas de buena gobernanza. Soy físico de formación. Y hasta el 2010 trabajaba como profesor de física y matemáticas de la Universidad Pública de Guinea Ecuatorial. Conservo mi condición de funcionario, pero desde el 2010 se me prohibió impartir clases. Se me suspendió de empleo y sueldo por orden del mandatario del país.

¿Esta decisión es causa o consecuencia de su otra actividad, el activismo pro-Derechos Humanos?

Más bien consecuencia. En el curso 1996/97 varios de los jóvenes que habíamos salido fuera para formarnos regresamos a Guinea y quisimos implicarnos en un proyecto de desarrollo integral del país. No se trataba de ocuparnos de cuestiones humanitarias para paliar la pobreza o las necesidades materiales de la población, sino más bien de trabajar por la capacitación de las personas. El problema en Guinea es que cualquier organización que quiera llevar a cabo una labor, la que sea, si lo hace al margen del presidente o su grupo, sin una dependencia directa del poder del gobierno automáticamente son considerados como una organización a combatir. Lo que pasó es que, al ser la Universidad, teóricamente, una entidad autónoma, eso me permitió entrar y durante unos años poder impartir clases.

Son muchas las voces, sobre todo de la oposición a Teodoro Obiang Nguema en el exilio, que acusan a España de no haber intervenido en los 50 años de dictadura, primero con Macías y luego con Obiang. ¿Comparte esta crítica?

Bueno los primeros responsables de la situación de Guinea somos los guineanos, y en particular los dirigentes políticos del país, eso hay que ponerlo por delante. Pero también es cierto que España tiene una gran responsabilidad política e histórica para con Guinea Ecuatorial. Somos un pequeño país, su población no es grande y la historia de Guinea se ha construido con el colonialismo primero y con la dictadura después, no conocemos otro régimen y por ello no tenemos los guineanos capacidad de cambiar la situación política del país que, en cierta medida nos vino dada, impuesta. La dictadura de Obiang no es sino una continuidad de la de Macías, que era su tío y él era un alto cargo, viceministro de defensa y máxima autoridad militar del país. Creo que a fecha de hoy es el presidente más longevo del mundo. Por otra parte, Guinea fue una provincia española, podemos decir que la primera comunidad autónoma de España fue Guinea Ecuatorial. La historia de la descolonización tiene evidencias de lo mal que se hizo por parte de las autoridades españolas. Por eso España tendría que remediar aquella mala actuación y permitir que Guinea sea un país normal.

¿Y cuál sería hoy el papel de España? ¿Qué tendría que hacer, teniendo en cuenta que hoy son dos países independientes?

Ciertamente el estatus político de Guinea es de un país independiente, pero España podría influir en todo. La población guineana no entendería como intromisión la intervención de España, al contrario, se espera y desea que intervenga, porque puede hacerlo. Y España tendría que intervenir con el respaldo de la Unión Europea. España podría pedir cuentas al gobierno de Guinea y sentarlo a la mesa para establecer un calendario de transición en el país. Y no solo España tiene intereses en Guinea, también Francia y Estados Unidos. Si existiese voluntad política desde los organismos internacionales la situación en Guinea podría cambiarse. Guinea tiene firmados acuerdos en materia de respeto de derechos Humanos que se le podría exigir que los cumpla. España tiene una autoridad moral sobre Guinea, la formación de muchos guineanos se ha realizado en España.

Otra institución con un gran peso en la historia de Guinea es la Iglesia católica. Aunque usted se declara agnóstico y por lo tanto dentro de ese pequeño porcentaje de guineanos no cristianos, sin embargo, ha podido conocer la labor de la Iglesia en su país. ¿Qué opinión tiene sobre el papel de la Iglesia en Guinea?

La Iglesia ha sido fundamental en la historia de Guinea Ecuatorial, tanto en la etapa de la colonización como durante los 50 años de independencia y dictadura. La mayoría de la población es cristiana católica (datos del ILR 2018, Informe de Libertad Religiosa de la Fundación Pontificia ACN: un 88,5% cristianos; 4% musulmanes; 3,3% Agnósticos; 1,9 Ateos; 1,7% religiones étnicas; y un 0,6 otros). Cierto que con Macías las relaciones no fueron buenas, algunos obispos tuvieron que exiliarse y muchas iglesias se cerraron en 1975. Posteriormente, tras el golpe de Estado en 1979, se retomaron las relaciones con el gobierno, se reabrieron las iglesias, y al principio no era tan descarada la complicidad que poco a poco se fue viendo. La Iglesia, como cualquier otra organización en Guinea ha tenido que plegarse y llevarse bien con el gobierno. De hecho, los sacerdotes, la mayoría son funcionarios del Estado vinculados a educación. Las inversiones que el gobierno hace con la iglesia son enormes, hace más iglesias que escuelas. El último viaje oficial de Obiang a China fue acompañado del obispo de Malabo. Desde fuera, y salvando excepciones, pero a la Iglesia se la ve como amiga y compañera del régimen.

Usted se encuentra en España recuperándose de las lesiones que le produjeron tras ser secuestrado y recibir una paliza por mercenarios. ¿Cómo se encuentra? Y si cree que, de momento, está condenado al exilio.
El pasado 27 de octubre fui objeto de un intento de asesinato y por eso me encuentro en España. Por mi seguridad personal y por la necesidad de recuperarme y recibir atención médica.

Yo quiero volver. En cuanto me recupere quisiera volver y seguir trabajando. Sí es cierto que desde 2003 empecé a sufrir un acoso progresivo sobre mi persona. A partir de 2010 se me sitúa en una situación de esclusión social, en 2016 se suspende de manera arbitraria la ong y en 2017 al presidente de la ong y a mí se nos mete en prisión durante 16 días sin acusación formal ni juicio. Para salir de la cárcel tuvimos que pagar 6000€. Y solo les quedaba atacarme físicamente y lo hicieron.

Se ha dado la circunstancia de que tras tu llegada a España ha coincidido la comunicación del premio pro-Derechos Humanos y defensa del Estado de Derecho que los gobiernos de Francia y Alemania han concedido a 15 personas de todo el mundo y entre ellas a usted, en el marco este año del 70 Aniversario de la declaración de los Derechos Humanos. ¿Qué supone para usted este reconocimiento y cómo y cuándo le será entregado?

El premio ha sido una sorpresa, no estamos acostumbrados a ser reconocidos sino más bien a todo lo contrario. En nuestro país somos perseguidos, no reconocidos. No recibimos premios. Por otro lado, este premio no se me concede a mí, se concede a la sociedad civil guineana. Por eso he solicitado a los promotores del premio que quisiera recibirlo en Guinea y rodeado de mis compañeros. Los premios serán entregados el día 10 de diciembre, pero en mi caso esperemos poder no tardar mucho a recibirlo en Guinea Ecuatorial.

¿Quisiera añadir algo que considere importante?

Si, quisiera solicitar una mayor atención de la prensa española para con Guinea Ecuatorial. Que se visibilice la situación de Guinea, un país con muchos vínculos con España y la sociedad española. Que lo mismo que en los medios de comunicación se hacen eco de la situación de países latinoamericanos que lo hagan también con este país africano que habla la misma lengua.

Non solum sed etiam

En el año 2012 entrevisté para Vida Nueva a Aquilino Ngema, especialista en música fang y miembro de la resistencia en el exilio que trata de buscar ayudas para acabar con el régimen dictatorial de Teodoro Obiang Ngema. Y en aquella entrevista recogía este párrafo: “Su oposición pacífica, al estilo de Ghandi, no le impide denunciar los abusos de Obiang: “No hay hospitales para la población, los disidentes son encarcelados y, cuando salen de prisión, lo hacen en condiciones tan lamentables que algunos mueren. Solo los cercanos a Obiang gozan de derechos en mi país.””
Pocos años antes había conocido un coro de música Fang, pero no era muy consciente de la realidad de la excolonia española en África.
Desde entonces he ido teniendo trato con más guineanoecuatorianos en el exilio y con otras personas que han visitado el país.
La última persona ha sido Alfredo Okenve. Y Quizá ha sido el caso de este hombre el que me ha decidido a sacar a la luz toda la información, que sobre todo en el último año ha ido llegando a mis manos. Por lo que esta entrevista podemos decir es la primera entrega de unas cuantas más que tendrán a Guinea Ecuatorial y al pueblo ecuatoguineano como protagonista principal.
Así que, mañana, más.

http://blogs.periodistadigital.com/non-solum.php/2018/12/04/alfredo-okenve-la-poblacion-guineana-no-

A:  En esta página hemos difundido una versión distinta a la defendida por el autor de la noticia (Vicente Luis Garcia) sobre el comportamiento de las autoridades españolas en torno a la última persecución a Celestino Okenve por parte del régimen guineoecuatoriano. Puede leerse en http://www.asodeguesegundaetapa.org/celestino-okenve-esta-ya-en-madrid/