Guinea Ecuatorial: dos opositores entregados a Malabo por las autoridades togolesas. Fiacre Vidjingninou y Michael Pauron. Jeune Afrique

Dos opositores ecuatoguineanos en el exilio están desaparecidos desde el 18 de septiembre, cuando estaban en Lomé. Según nuestras informaciones, las autoridades de Togo los han entregado a Malabo al margen de cualquier procedimiento de extradición…

Hace cerca de dos meses, dos opositores ecuatoguineanos se volatilizaron mientras estaban de paso en Lomé, en Togo. Ambos miembros de la Coalición de Oposición para la Restauración de un Estado Democrático en Guinea Ecuatorial (Cored), Fulgiencio Obiang Esono, ciudadano italiano de origen ecuatoguineano, y Francisco Micha, residente en España, no han dado señales de vida desde el 18 de septiembre.

El 3 de noviembre, el abogado Fabian Nsue Nguema aseguraba que ambos hombres “han sido detenidos y conducidos a Malabo”. “He tenido acceso a una información que confirma la presencia en la cárcel de Black Beach de Fulgencio Obiang Esono y de Francisco Eko Micha “, afirmaba entonces el abogado, citado por la AFP, añadiendo que  “estaban siendo sometidos a graves torturas, sin asistencia médica ni acceso a un abogado”. Una información que se han negado a confirmar oficialmente tanto las autoridades ecuatoguineanas como las de Togo, que solo quieren hablar “off the récord ” de este asunto.

Malabo pide la detención, Lomé la ejecuta.

La historia se remonta a principios de septiembre. Según informaciones recogidas por Jeune Afrique, el régimen de Malabo recibe información de  que una reunión de la Cored va celebrarse en fechas cercanas en Lomé con la asistencia de ambos hombres. Según fuentes ecuatoguineanas, confirmadas, bajo cobertura de anonimato, por varios altos responsables de Togo, en Malabo se espera también la presencia de Salomon Abeso Ndong, el secretario general de la organización, exiliado en Londres, cuyo nombre aparece citado en la investigación por el intento de  golpe de Estado perpetrado en la Navidad  de 2017.

A partir de ese momento, el régimen ecuatoguineano solicita a las autoridades de Togo que procedan a la detención de los opositores presentes en su suelo. Estas últimas acaban por hacerles caso, como nos lo han confirmado funcionarios togoleses cercanos al dossier. .

Ambos hombres son detenidos en Lomé, una noche mientras cenan en un restaurante. Durante dos días, permanecerán secuestrados en la capital de Togo, al margen de cualquier procedimiento legal. Fulgiencio Obiang Esono y Francisco Micha luego son entregados después a los servicios ecuatoguineanos, que les embarcan a bordo de un avión especialmente fletado por Malabo.

Una fuente de Jeune Afrique del entorno del jefe del Estado ecuatoguineano lo confirma: Fulgiencio Obiang Esono y Francisco Micha Obama están desde entonces, sin lugar a dudas, en la cárcel “Black Beach”.

Caza a los opositores

Estos métodos se han visto ya en el pasado. En 2013, por ejemplo,  Cipriano Nguema Mba, ex-teniente coronel del ejército y sobrino del presidente Obiang Nguema, fue secuestrado en Nigeria antes de ser condenado a 27 años de cárcel por  intento de golpe de Estado. Finalmente, ha sido puesto en libertad el pasado mes de octubre por una medida de gracia presidencial. .

Este rocambolesco asunto prueba que la el intento de golpe de Estado producido en  diciembre de  2017 en Guinea Ecuatorial no deja de producir su cuota de chivos expiatorios. La expulsión de 42 miembros del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE, el partido en el poder), el 2 noviembre, y la desaparición de estos dos opositores de la Cored, el 18 de septiembre último, tienen, efectivamente, un punto en común: todos son acusados por el régimen de Malabo contribuido, de cerca o de lejos, al fracasado intento de golpe de Estado de diciembre de 2017.

Pero si el primer acontecimiento está directamente ligado con las intrigas políticas que vienen produciéndose desde hace una año en el país, con la evidente voluntad de cerrar filas en torno al clan de Mongomo (feudo del presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo), el segundo es más novedoso y da lugar a turbulencias diplomáticas que alcanzan hasta Italia. .

Italia se une al affaire

Fulgencio Obiang Esono, ingeniero civil, de 48 años de edad y llegado a Italia en 1988 para realizar sus estudios, estaba instalado en Pisa, dónde llegó a presentarse en una de las listas en las últimas elecciones municipales. En el momento de su detención, se encontraba en la capital de Togo “para una cita profesional”, afirma a la prensa italiana Corrada Giammarinaro, la abogada de la familia.

El ministerio italiano de Asuntos Exteriores se ha implicado en  su desaparición. A finales de octubre, la viceministra Emanuela Del Re trató el tema con su  homólogo ecuatoguineano Simeòn Oyono Esono Angue.

Si la familia del nacionalizado italiano afirma que  estaba en Lomé para un asunto de negocios, el hecho de que haya coincidido allí en fechas con otros  opositores ecuatoguineanos – de  los que tres, según ciertas fuentes, habrían sido detenidos – podría confirmar la tesis de una reunión entre miembros de la oposición en el exilio. Este guión ha sido refutado, sin embargo, por Salomón Abeso Ndong, contactado por Joven África. Este último se recupera actualmente en su casa de Londres, tras haber sido victima de varios disparos el pasado 4 de octubre.

https://www.jeuneafrique.com/659938/politique/guinee-equatoriale-deux-opposants-livres-a-malabo-par-les-autorites-togolaises/