Guinea Ecuatorial cambia de discurso y no va a abolir la pena de muerte “de un plumazo”. Barbara Reis. Publico Lisboa.

Después de cinco años de repetir que la abolición de la pena de muerte es un proceso complejo, el régimen de Guinea Ecuatorial cambió su posición y dijo a los enviados de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP) que no impondrá el cambio de “un solo golpe”.

“El presidente del Senado me dijo que algunos pueden pensar que[abolir la pena de muerte] es cuestión de publicar un decreto y, con la mayoría de los diputados, adoptarlo. Dicen que no lo van a hacer, que esta no es la manera apropiada, de un plumazo, de resolver ese problema”, dijo este sábado el embajador José Luís Monteiro, de Cabo Verde, quien ha encabezado la primera Misión de Observación del Programa de Adhesión de Guinea Ecuatorial a la CPLP.

La misión de 17 delegados -diplomáticos y técnicos de la lengua, el patrimonio, la cooperación y cuestiones jurídicas de todos los Estados Miembros- estuvo en Malabo del 5 al 7 de junio.

Para abolir la pena de muerte, las autoridades de Guinea Ecuatorial “dicen que hay que conseguir un mínimo de consenso, que esto está avanzando y que está siendo pilotado directamente por el jefe de Estado”, explicó el diplomático. Hacerlo “de una vez” sería “resolver sin resolver”, añadió Monteiro. Lo que escuchó fue que, en primer lugar, “necesitamos madurar” el tema. “Dicen que lo harán, pero no lo impondrán. Dicen que sería perfectamente posible `hacerlo de un plumazo’ y ya está, pero no van a hacer eso. Necesitan conseguir suficiente comprensión y concluir el proceso de convencer a las fuerzas políticas y personalidades para que, una vez hecho, sea pacífico y no genere resentimientos”.

La misión de la CPLP en Malabo fue a “revisar” los pasos dados por el país desde 2014. El programa de adhesión a la CPLP, que se llevó a cabo hace ocho años, cuando el país aún era observador, tiene cinco ejes: difusión de la lengua portuguesa; recepción e implementación del conjunto de leyes de esta Comunidad; rehabilitación de la memoria histórica y cultural; comunicación institucional; y promoción e integración de la sociedad civil.

El embajador no dio detalles y destacó que el informe de la misión se completará en una semana, será entregado a la CPLP y luego a los Ministros de Relaciones Exteriores de la comunidad, quienes se reunirán en julio en Mindelo, Cabo Verde. Sólo dijo que la aplicación de los compromisos contraídos hace cinco años “no es uniforme” en los cinco ejes. “Algunos son más y mejores que otros, pero globalmente hay una implementación entre lo satisfactorio y lo bueno, no excelente”.

Esta primera misión de acompañamiento -no de “evaluación”, insistían las autoridades guineano-ecuatorianas con los enviados- fue aplazada varias veces, la última de las cuales en el último minuto, cuando los delegados ya estaban en camino y uno había aterrizado en Malabo. Finalmente se reprogramó para el 5 de junio, día del cumpleaños de Obiang y fiesta nacional, que se celebró con desfiles en la Plaza de la Libertad, ceremonias oficiales y una canción de felicitaciones que inauguró el sitio web del Gobierno. El revés no ha reducido el número de contactos, dijo el diplomático. “No creo que trasladar a la delegación en un día festivo nacional fuera lo más productivo, además, yo no lo sabía, me enteré 48 horas antes. Lo que hicimos fue intensificar y comprimir el trabajo”.

El diplomático dijo que los delegados se mostraron “sorprendidos por la cantidad de nuevas ideas” lanzadas por el Gobierno de Malabo para reforzar la integración del país en la CPLP, una cantidad que “superó las expectativas de la misión”. Algunas de las propuestas son “ambiciosas”.

tp.ocilbup@sierb

https://www.publico.pt/2019/06/08/politica/noticia/guine-equatorial-muda-discurso-nao-vai-abolir-pena-morte-penada-1875880

A:     El régimen dictatorial de Teodoro Obiang Nguema lleva años “mareando la perdiz” con las compensaciones legislativas favorables a la población guineoecuatoriana que se incluían en la “hoja de ruta” de su inclusión en la CPLP. Está resistencia (muy evidente) del dictador y sus acólitos está provocando la irritación de países como Portugal  y Cabo Verde y se ve con complacencia en Angola, Brasil y otros que entienden, casi exclusivamente, la CPLP como una oportunidad de negocio para las minorías en el poder…

Han pasado cinco años desde que el régimen de Obiang consiguió modificar su relación con la Comunidad Lusófona.  ¿A  día de hoy puede decirse que la CPLP forma parte de las instancias internacionales que pueden colaborar con un futuro de libertad y bienestar para la mayoría de los guineoecuatorianos o es uno más de los múltiples enredos que utiliza la dictadura para durar, para ganar tiempo, para aparentar lo que no es?  La respuesta está en la propia CPLP…