Entrevista con la actriz guineoecuatoriana Elena Iyanga, integrante de la Compañía Teatral Bocamandja. Emperador Ekobo. Colores de Malabo

Por la puerta del Centro Cultural Español de Malabo se ve  entrar a la actriz que lleva 11 años sobre los escenarios interpretando papeles de todo tipo. Con su vestido blanco leche, tacones de media altura, bolso ternicolor, una sutil sonrisa y paso de modelo, salta a la vista la personalidad extrovertida que ella misma reconoce tener. Recientemente viene de representar a su compañía teatral y su país en el exterior en un festival que la obligó “aprender una nueva lengua” en 3 días. Ahora que está de nuevo en Malabo, en tanto que actriz, ve en Guinea Ecuatorial una “mina de oro” todavía intacta, culturalmente hablando. Su recomendación es sencilla: vender la cultura nacional de forma “explosiva”.

Sobre el escenario, los actores. Elena Iyanga, segunda a la izquierda

La actriz ecuatoguineana, la segunda desde la izquierda. Foto cedida por la misma.

P: ¿Fuiste a representar a  Guinea Ecuatorial en  general o de Bocamandja en particular?

R: Estuve en Brasil para representar la cultura de Guinea Ecuatorial en general y Bocamandja en particular. Es un festival de los países luxófonos que se hace en Brasil y lleva ya 10 años. Esta es la primera  vez que Guinea Ecuatorial participa  como parte de esta comunidad porque no había comunicación entre Guinea Ecuatorial y Brasil en cuanto a lo que es el teatro.

P: ¿Cómo te fue?

R: Por lo general bien y en particular muy duro. Primero el idioma, porque aunque seamos de la comunidad luxófona aún no estamos hablando el portugués. Entonces esto empezó como un punto negativo para lo que me fue difícil, pero no fue imposible. Como actriz y como persona que   la gusta el arte tienes  que adaptarte. En  principio todo era cantar; eran canciones de autores luxófonos. Había que aprender las canciones, y lo más difícil es que como actor tienes que interpretar, memorizar, te tienes que aprender  el papel que no está en tu lengua y tienes 3 días. Entonces tenía que hacer como triple trabajo porque era la única que no hablaba el portugués. El resto lo hablaba. Eran nueve países: Guinea Ecuatorial, Angola, Mozambique. Timor del Este, Portugal, Sao Tomé y Príncipe, Cabo Verde, entre otros. Fue lo más difícil pero no fue imposible porque yo me adapté en 2 días y todo emocionante porque ahí no nos llamaban con nuestros nombres, sino con los nombres de los países.

Cuando  yo tenía que subir a representa a Guinea Ecuatorial, yo me sentía como la única”…

P: ¿Cómo te sentías cuando se anunciaba tu entrada pero con el nombre de tu país?

R: Me sentía como una reina. Cuando  yo tenía que subir a representa a Guinea Ecuatorial, yo me sentía como la única. Como toda Bocamandja, como todo el país, muy bien.

P: ¿Se te pidió presentar algo que representa a Guinea Ecuatorial culturalmente?

R: La verdad es que sí. En principio la gente estaba muy curiosa por querer saber qué es Guinea Ecuatorial. Yo me di cuenta de que allá no saben nada de nuestra cultura incluyendo el país. Entonces cuando yo subía, con el nombre del país, se me preguntaba muchas cosas: ¿qué idioma habláis?, ¿cuál es vuestra gastronomía?, ¿cuál es vuestra bebida favorita?, muchas cosas. Entonces a mí me tocó en un momento bailar el “ivanga”, cantar el “folanne me moan”, canté unas canciones en bubi. Pude mostrarles algunos de los ritmos y ritos de Guinea y la verdad que les gustó. Sobre todo querían conocer cosas de nuestra gastronomía.

P: ¿Cómo te tocó a ti  ir a representar a Guinea Ecuatorial en Brasil?

R: Fue por la confianza de mis compañeros de Bocamandja. En menos de 3 semanas nos enviaron la carta invitándonos al festival, pero tenía que ir un solo representante. Fuimos todos los componentes de Bocamandja a la embajada y el director no podía seleccionar, había que votar. Entonces los compañeros dieron su confianza en mí por medio de la votación. Así que yo me fui más tranquila, más relajada, pero aparte que iba como yo, tenía a mis espaladas a todo el equipo.

P: ¿Has representa a Bocamandja sola fuera del país antes?

R: Es la primera vez  que sólo sale un miembro de Bocamandja a representar al grupo fuera del país. Siempre iban tres, cuatro, o todo el grupo, pero ahora, sólo se necesitaba una persona.

P: ¿Qué  siente una persona cuando representa sola a todo un país en el exterior?

R: Yo creo que un país que ya está explotando y vendiendo su cultura, es muy fácil.  Porque nada más llegar, la gente ya sabe de dónde es uno. Pero cuando es un país donde la cultura está tan apagada como el nuestro, es difícil. Porque aparte de que tengas que lidiar contigo mismo, o sea, tratar de  hacerlo bien, también tienes que aguantar que esté todo el mundo preguntando, curioseando, por qué si tenéis cosas tan ricas, por qué no las mostráis al mundo, y te das cuenta de que tenemos tatas cosas tan bonitas pero, ¿qué es lo que falta para que el mundo sepa que estamos?

Si queremos que nuestra cultura crezca, debemos trabajarla desde casa

P: Como actriz y como alguien que viene de actuar en un  escenario internacional, ¿Qué es lo que crees que se debe hacer para que se conozca Guinea Ecuatorial culturalmente en el exterior?

R: Explotar nuestra cultura, sacarla. Hacer festivales; nosotros mismos hacer festivales de teatro, de danza, pero a nivel fuerte, que suene. Que venga la gente de Ebibeyin sabiendo que hay un festival  que se hace cada año en Moka digamos. Que haya como un calendario. Puede ser una vez al año, pero que tenga eco; si aquí empezamos a cocinar nuestra cultura y la hacemos ver, fuera no sólo será Bocamandja.  Si se empieza a organizar festivales a nivel de fuera se va a ver. Si queremos que nuestra cultura crezca, debemos trabajarla desde casa, porque no vale la pena llevarla fuera y cuando venga una persona que se dé cuenta de que no se está haciendo nada.

P: ¿A la vuelta ahora que es lo que puedes aportar a la cultura ya no sólo con Bocamandja, sino para todo el país para ya venderla?

R: Yo normalmente ya estoy aportando a la cultura.

P: Después del viaje me refiero…

R: Después del viaje, voy a aportar más, pero, ¿de qué vale que estés aportando en un lugar en el que la gente ni siquiera se para a mirar? Voy a aportar ideas, mi ser, mi saber hacer cultural, la visión de fuera que he traído. He aprendido que si no buscas manera de que la gente te vea, nadie vendrá a hacerlo. Mi querida compañía y yo ya damos de nuestra parte, pero si no tienes el apoyo que se necesita…

Que el ministerio de cultura se ponga las pilas

P: ¿Apoyo de parte de quién?

R: Del ministerio de cultura. Que el ministerio de cultura se ponga las pilas con lo que es su cultura.

P: ¿De parte de la sociedad estás teniendo este apoyo?

R: La sociedad hace lo que puede. No tenemos salas de teatro pero la gente sale de sus casas para venir a los centros culturales a vernos actuar.  Ya está haciendo mucho con salir de sus casas y seguir a Bocamandja. A parte de que no es nuestra cultura salir de nuestras casas para ir a ver teatro, lo estamos intentando fomentar. Pero si existe un lugar en el que se pueda ver teatro y se pague la entrada aunque sólo 500 francos, el primer día vendrán 2 a 3 personas pero luego la gente vendría poco a poco. No solamente el ministerio de cultura; también hay gente que puede ayudar.

P: ¿Así  que se comprueba  con esto la teoría de que Guinea Ecuatorial tiene de todo, culturalmente?

R: A nivel cultural Guinea Ecuatorial tiene de todo: una cultura variada, riquísima, amplia, y somos tan pocos que si decidimos querer nuestra cultura y venderla, seríamos lo máximo. ¿Pero qué es lo que nos falta?  Trabajar nuestra cultura desde casa…

P: ¿El  público te puso nerviosa antes de subir al escenario?

R: La cantidad de gente que había ahí  no era lo suficiente para ponerme nerviosa; porque en otras partes donde ya hemos actuado, ha habido más público. Pero sí, todo actor antes de subir al escenario, debe estar nervioso, sobre todo si le gusta lo que hace. Esto nunca falla. Los nervios siempre están. Como decimos, si no te pones nervioso, es porque la obra va a salir mal. Debes tener ganas de mear y de muchas cosas al instante.

P: ¿Cómo solucionas esta situación cuando  llega?

R:   Cómo lo soluciono…, jejejej, ¡Es verdad eehh! Que nunca me había puesto a pensar en esto. Pues controlar los nervios… Siempre digo: si voy a subir ahí donde hay gente sentada para verme, es porque ésta noche soy la reina. Así          que no puedo fallar a la gente que ha venido a verme.

P: ¿Cuál es el  mayor recuerdo que has traído de Brasil?

R: Entre todos los grupos yo era la más bajita. Jejejejejej.  Es un recuerdo chistoso; pero de los buenos que he traído es que Guinea es única en su región; porque sólo con decir  a la gente que nuestro primer idioma es el Español, el segundo el Francés, y el tercero el Portugués, todo el mundo dice wau… Cada pregunta y cada respuesta para ellos era wau. Tenemos que apreciar Guinea Ecuatorial; mientras no lo apreciemos, no sabremos qué es lo que tenemos.

Gorsi Edú como referente ecuatoguineano

P: ¿Tienes a alguna referencia en el teatro nacional?

R: Gorsi Edú. Como guineano, si hoy día soy lo que soy, si se bailar, si me sé mover, él es uno de mis grandes profesores, y él es mi referencia.

P: ¿Por tu carácter de artista crees que eres una persona que rompe muchas reglas?

R: Sí,  yo rompo muchas reglas, porque las reglas están para romperlas. Jejejejej.

P: ¿En algún momento de tu carrera has roto una regla que considerabas irrompible?

R: En este campo no, en otros sí.  Incluso en mi propia familia; pero no son reglas que se consideran como dogmas.

P: ¿En base a esto te considerarías feminista?

R: Sí. Soy feminista porque me encanta defender  los derechos de la mujer, me encanta que la mujer tenga su espacio, me encanta que se haga respetar a la mujer, y me encanta que la mujer tenga ése lugar que,  sin querer lo voy a decir, el hombre trata de pisotear.  

P: ¿Tienes algo más que añadir?

R: Yo quiero agradecer a la gente que se ha involucrado en este viaje; al embajador de Brasil en Guinea Ecuatorial, que se dejó la chaqueta en la oficina para conseguir que Guinea tuviera una representación. Y si hay otras personas que pueden hacer algo por nuestra cultura, que por favor la apoyen. Es cosa nuestra y no hay nada mejor  que estar sentado en un sillón y ver algo tuyo.

https://coloresdemalabo.wordpress.com/2018/12/28/entrevista-la-cara-feminista-del-teatro-ecuatoguineano/amp/