¿El último proyecto megalómano del dictador guineoecuatoriano?

La página del gobierno guineoecuatoriano “informa” hoy de la visita al dictador de un representante de la UNESCO, el señor Salah Khaled,  en relación con la creación de una supuesta Universidad Afro-Americana. Dice lo que sigue: “En la audiencia, […]  han conversado sobre temas relativos a la Universidad Afro-Americana de Djibloho, que desde el presente curso escolar 2018/2019 estará en funcionamiento.

También han tratado sobre cómo hacer de esta universidad una institución emblemática para los jóvenes, no solo de nuestro país, sino los de todo el continente africano, además de la forma de crear lazos con universidades de todo el mundo.

En declaraciones a la prensa, Salah Khaled ha mencionado la industrialización de la creación cultural y la valorización del patrimonio cultural, como acciones que UNESCO desea materializar en nuestra Nación.

Esta audiencia, que tiene lugar después del recorrido de esta delegación por las instalaciones de la universidad, entra en el marco del acuerdo firmado entre la UNESCO y el Gobierno”.

A: Es dificil creer que un régimen con presupuestos paupérrimos en Educación vaya a crear una “institución emblemática” para los jóvenes del “contiente africano”.

Estamos sin duda ante una nueva operación de propaganda que vuelve a contar con la complicidad de la UNESCO tal como ha sucedido con los premios “UNESCO-Obiang” en Ciencias de la Vida. Unos premios que, como estaba previsto, carecen de incidencia alguna en la actividad académica y científica en Guinea Ecuatorial. Su incidencia a nivel internacional es escasa y declinante.

Sobre ellos dijo un embajador norteamericano “Es mejor que [Obiang y los suyos] se gasten el dinero en esto a que lo hagan en corrupciones y francachelas”.  Dudamos mucho que esto pueda servir de consuelo: despilfarrar dinero de todos los guineanos en intentos de componer una imagen presentable del dictador y los suyos es (y ha sido siempre) un afan inutil.