El Teatro Central de Sevilla monta en el mes de octubre el espectáculo «Bekristen/Cristianos» sobre Guinea Ecuatorial. Agencia EFE

«…También salen a la venta las entradas para el resto de espectáculos de octubre; se trata de tres piezas de danza, los estrenos de Sidi Larbi Cherkaoui, ‘Nomad’; y de Guillermo Weickert, ‘Parece nada’; así como ‘La domesticación’, de Luz Arcas y Abraham Grajera. El primero de ellos, ‘Nomad’, será estreno en España, mientras que con ‘Parece nada’ Weickert aborda un estreno absoluto.

Por su parte ‘La domesticación’ es el primer capítulo de ‘Bekristen/Cristianos’, una trilogía iniciada en 2016 en Guinea Ecuatorial que reflexiona sobre la compasión, el trauma social y el fracaso colectivo…»

https://www.lavanguardia.com/local/sevilla/20200930/483768466569/teatro-central-comienza-a-vender-entradas-para-el-concierto-de-miguel-marinarbol-y-los-espectaculos-de-octubre.html

La página del Teatro Central [https://www.juntadeandalucia.es/cultura/agendaculturaldeandalucia/evento/bekristencristianos-capitulo-1-la-domesticacion-luz-arcasla-pharmaco ] dice:

BEKRISTEN/CRISTIANOS. Capítulo 1. La Domesticación, LUZ ARCAS/LA PHÁRMACO

BEKRISTEN/CRISTIANOS. Capítulo 1. La Domesticación

0 ¿DÓNDE? Teatro Central , Sevilla
Avenida José de Gálvez, s/n ¿CUÁNDO? 30 de Octubre – 31 de Octubre de 2020

Para ver horario, consultar la web del teatro. ¿CUÁNTO? General: 20 Euros.

Dirección escénica, dramaturgia y coreografía: LUZ ÁRCAS

Dirección escénica, dramaturgia, espacio sonoro: ABRAHAM GRAGERA

Espectáculo para 5 intérpretes

LUZ ARCAS JUNTO A CUATRO EXCELENTES BAILARINES INTERPRETA UN ESPECTÁCULO EN EL QUE LO INDIVIDUAL Y LO COLECTIVO SE ENTRELAZAN EN UNA REFLEXIÓN COMPROMETIDA QUE SE ASOMA AL CUERPO COMO SUJETO Y OBJETO DE LO POLÍTICO.

«Bekristen» significa «cristiano» en lengua fang, la que se habla en Guinea Ecuatorial, lugar donde Arcas y su equipo comenzaron a trabajar en 2016 en este proyecto y de donde proceden algunos de sus movimientos tradicionales.

Se trata de un ambicioso proyecto en forma de trilogía bajo el título BEKRISTEN del que La domesticación es el capítulo 1. Para ello Luz Arcas y Abraham Gragera se han remontado a la colonización como modelo que parte del cristianismo y con el que se extiende el dominio político, social, cultural y religioso.

La coreografía, en cuyo concepto artístico colabora Celso Jiménez de La Tristura, se desarrolla en un espacio vacío, con el suelo en rojo porque potencia la estética, el desgarramiento y la violencia y un podio sobre el que se instalan los músicos.

El espectáculo no da tregua, quizá porque la dominación tampoco. Apela a la liturgia religiosa, la militar, el deporte, el sexo… toda aquella simbología que se ha trasplantado al mundo entero hasta el punto de hacer creer a las personas que los colonizadores saben más de sus vidas que ellos mismos.

La música sirve de hilo conductor, desde el piano clásico que da pie al cuadro inicial acompañado de sonidos distorsionados, hasta una potente electrónica que marca el rito salvaje y tribal de la actualidad. Sobre la escena permanecen la violinista malagueña Luz Prado acompañada de la voz de David Azurza.

Web del Teatro Central