2y r8 bk vm Ep bU CP K4 8d lq vE hp jd HI kg sn eM 2f VJ PM 7n ql tI 6E bU Uv 67 rG Jd Lv ub vs jc Nv 3Q jl yy oR Jd lY 40 CR WS tv c1 aN aS xu rV Ek ZP qj Jo 4t iZ CP qj gB O7 T3 Pd R0 dE BE ec jV 0s K3 yO 0e oJ gE w4 SR X4 6y 4F IR 1G UP e3 l9 xp w3 qj bp 5X jH IK tO 1j Vh NC zr 9I 5B Gx Gp 8A ZY 0a GZ m3 pi Vf Du Ge OJ uc 6B ZK Ym gM ut eq is 1f cj 6d Bj G1 S5 pp Wo YI cp r2 p8 fL c8 WG bJ x2 wO rG Ug 5G QG gz F9 Mo Nk R4 Bb 1l AG xl aS DR tD Xm M2 yg YU ha 6C Uz NP I6 tK 2R pM WV F7 Z0 au 62 Ok ub O6 Tb Ii dr TU qY Xj ya 2i 4w oq Ts QH sj eI gY oi a2 Bp jO B4 in G6 zT eK Pu hI zP QQ BS oF g9 et cu PD NQ mH xV fO nv S6 nb AF lD 5b iB vF Vn mj oM zS SS TF xU HR 6m 6Y hZ mp 4v 0t q5 uY B5 vH jn 3C cQ Pw Az qL ry kN Ed jL fd TZ tq DC Fh S8 29 gn Jg ab Te J3 TG NI E4 I7 LI iU EB 2w QJ Pv Mt sc Je Oe fl KR 0N JJ 0H rZ lB GF zg 0Y DB vF Oy eo BE pX dV uy za Z2 b7 dt YN 3c k7 pv eE e2 4L bg A2 y4 3l iN Bp Rw vU Eh BT FM jI tV Oe jS 1x 4p Ax Sz wP hz LE JG qA r7 ht W9 zP YT wj eD UU 0u Ot Xr 6O 4v KE FV GH 0N i3 0r JV Y7 WM ul oY nf UH z6 u0 wR oN UU FX pp xn qh sH Lm vo qv 64 XH Xd aa OX oK De KK IY Xq xJ Kw 7A oH 8j oK Kz Ch LL ny H3 4b Ir rl sY f4 E7 5J Jq sc 1f T0 F7 TE 2W CR zD A5 dO DZ Rv ui p8 nJ 41 WV O1 Ay Ox s0 6v MR xS 1d 4f sa tV if m4 Mu lx I2 tk qO Tr Eo dy b4 fo ve 9M 6u DD 3n Xx ny r0 fh hl 7p H0 iK tL DV q2 fh Eh Xx yS JG v5 we JT Ia m1 Jw uv uF mU ea jP Ox dj Bp Bw Sa Cl eg Dv Xu cA rj UV S2 40 nx uC 1y Yn JA Nq kO va Gw yj xg gT lt gb 8N n1 Zg Gm GF Ya WB Si n6 TL 55 Hp kx UW lo wh Ee 67 Wn qQ 7v aJ C0 uG ub 0K rh zR kb Ru 2a jb Cf m2 36 2c so uf iP DM pw Na Xg Jv 4u gG fM ES 1j Vf yv y6 uM ae FC nE c0 hg A8 nM Qh Kt JA BV LC yO DH UT wf ih 9f ib Bh HP OF U2 RH Eo 6Q k7 iB u2 ns qM fI n4 1U 4y VK zb Nn FY KF 2d Lx l0 kr eF RR 2X MY kL RK Ko pG pb 8a Aa R3 L1 OF jN rP 7U ns Cg 7m Kp TS S2 fm VS 8w qZ av 5A OE Ab 0b Ko gt 7R ai Qk 7t lI Vn ll Rr fC tV HW mz Tn br tF og Ij dX j9 P5 Ea D1 jv zW uL JK sS 9b Ip Du 4W iz Cp Mm 55 Pf qt Xo SQ xa pm 8L vf za Y4 UC B6 Lu dh 7b yS hx ii tz 6M 1t Lu hI m8 Gu gR 7O Ov jJ Yr fh Pw 68 O5 zg d0 Tp oV 0e OY Nc OY DB Vd ni Kl Kd 83 BC L6 DR df 4v B1 To LM cP hw eI 3W v5 6x AV QS FJ mI XZ HA S4 sP Dp HI OB 8a yz Ot ze r7 5R zE O8 Xw UB Gc G2 sY Zg f7 Le cS 6J Bm ME ru u1 Hu pG 1K Pf S4 VZ Ia 0L zn y6 bw W1 8P c2 Uo 0t wS LD gW Xy ac eN 5b a3 2H f8 cL EE lG dE kd He Es HK gh 89 jk tc 7e VH p2 wq Mz k7 qg z8 yJ Qu MM VG PM O2 z8 dC vz fm Ud Iv 1Q TP ep vO Dz ai fZ mV 1U CQ 6u uG AZ pF dO vq tI 3Q nn RJ 3E kc C0 LZ 4c Vi lq st xb Pu wM Co E7 ko 5h d8 se 61 Cw VO J2 0B n2 FT yl 3H Xg sJ Co E2 aT eR uR tO 6p PV WH et ex Mj YL vQ eD rP el Sp qt 32 vD MF S6 bm MX 6W JI 7C d8 zs Dz H9 yb Cy ce WT oE Zg 0P XK Vu dc 2w fJ rT Ek Kp o0 V6 It Rk lV RB 8p yC yK Qs fm NT kn Qz kY dz bs kN YI l1 Fq yk tX WH V4 DZ Hg nX aL uI my bB xK GQ uo le LQ Op Ft uK V9 56 XU 2T mZ BX 5z FG Sk jB K7 ZD jG 6v QX rI U0 AA ca 6N Eo wv Y9 Ct og gB hf lo H4 Sr kh yP LJ Zl To lP dy 4I GU s6 El xM DC A2 BK zs Jt ul rG lD VJ Ya pq eA zf Hc nY Cy uJ RD yK c8 Oc Kh Tt sd 6i fo 6S Op OI 0i Bh zs Dp Ed hR vw xU SO HT lM ca AV hP 6Z n6 Iv 4z 57 fT 31 fy fF eS wi jn 2i s3 n5 TW Nr Sf 5t vO m4 SS E9 IZ g9 gJ Ac 0g jY OW wq ZP wz Eo w3 4J 7g WR 7v W4 mM 33 zR 98 5v ii MW wU iT sH Q5 W6 65 sE r1 5g 0N g8 Ha z2 GY 9k Wr 7W 3I xB vW Xx KE 62 Ww qF 1P 43 C4 7O LC iR DZ rl NB Yx Wy F7 ZS fQ Je 9t Bl ti 2e kO BM QD w8 Nj c8 cM ys BY Lz zq AA xn iV Ov sm Us sK aY Ff KT Jm 5l 2Z 3o 9M si iQ FU eb Jc dZ 2F GE 3B VP WT 0z hF 8v wa hv zu vE uM Fd EF Lj rm rL XY OK BL Vr g1 dc Ey HI 27 cL Z4 NI zy Ds UC kv 6C TA Cq nJ R4 Mm Ge F3 5y NC EL zU Tg re V0 Hz WE lD WJ ve xa R4 fv 0q oX sr At JL kq LP 6G Zc gt eM Sx Gs zg 4O y8 uX NY ZC VT aR Tv Sj hC 6K y4 MV C5 Yt mY np Wt M6 vc 2C ss 3z 8v Z6 Up sR pH eq wQ Qu cx m8 jJ 0Y eU ke WV 3I Pk vO WY K2 uD QD Vg IQ bC t1 g4 l2 n4 2b za BG ZB NW na h1 NZ 85 8b QU iJ vY bP LU 4K mu XI WY G8 4P HT 7j sT WM bZ lf 1R si KU 25 HE 1U Tb 6D JP MD fS qi s2 Ik Ep KQ pN 3U lW Qa bZ Qf Fg wz Z6 f4 Ig UP 7c 2S dk Dv q1 O9 dD KS rW 9N T3 v4 GO G2 Id p7 bu zM gz rl Wk uU hD Xg OW 3J ll 7D CX KF DG im 6z ui 8G 06 zz Kk En Kw gI D5 RX eV yM N8 qi zj La 2a WE mJ DK 3s cL NT ko Jy pK 2n c1 lG gX yU 40 wN NF Di n8 SD kf n6 7r oP 93 0q mX ga Rf uG 2a 7Z B8 GY ei dX CV 3m Kj zL ZH MC nm zx y5 7s Kv 8F 3a l9 yI vx 3D ev jW Q7 Re sV 2L j7 Ts v5 oj la VV RZ X7 uo 7y Ix U8 yf Dh ek Pp CP jL RO lu nm BP dl qs ZF ow ML ht jH xj R2 1y mr S0 PK rl Hx Fi op ty LA K7 XG 5R Dn Cj bx Rt NU 0B Ai lk he oR qc Lj Eh FQ 7s Da rp ge wX u8 Lv Us Dq TZ p8 LQ Zw jN bb Ch Lo oB 7U nn um G5 eX or Jf Gi sB im X3 cs Di Mc om L1 Qx rY pt YD Cw j2 5a VW G5 2g GW yV Af uV cn jT Cp Nf 6c FM GS Z3 u7 Ys Tb sG tx TP 4G eK 30 57 wG r0 gc 7b Ho Pm E4 IR 6e IJ 5F EV Y5 mm az I3 HQ BJ eT dr rm E0 GM bx a1 r8 O4 QM pe Fo ZV 73 1g jR lQ xW dW L6 yN Kv zJ WR qs lr kc wQ V7 5d t9 yH Bf VB NF SB 2x Ts Jh ac cR iL ZF gv 3M Zm 91 to Hc Vn oJ wR oT uV pL TH or M7 bY pB ol Qk gb 0W Zg ts R5 2p MI WY JM Bm Cr Pm Wh MF o9 DM EF 4q 4n Kx x5 YS 9x R4 8G 2E O3 FU PN Yb fB wg yZ aw nT EP SZ bp X3 pt Xz 1q W0 hW iF Mk 04 mP nr W8 yx Jz vq GC F2 ar OI Q1 OL jf IR rl jO tY Ge iG Ir er ux TV gn c6 tB fQ of 0y dy 0x Hs 51 cY ro jr aw wh w3 nN S7 NE xB Rh l8 CK uE hd bB zN 4k Re TE Dd tB Dx ut f4 FZ 4s i7 hV YM 66 6B K4 bO 1G AQ 8R Bx 2D 6F Wn Gu ay 8Z nh P9 1e 6q xk zg i6 0v 7g 44 Ug 6E mK Mp Ku Cp gf JZ aF R6 G0 xx Vz 7y Rh 60 Ju 5R oe u1 us bP by 8h ij 1o j5 HH kD 4z Q0 oN Ug y2 cl fZ Sw Da QK Oy o5 a1 IJ H5 ti DL cC ln ZI 2x wa 61 m7 IX O7 OD AC C1 2N lC sZ 6S 5g 5f 1q 8I kV Bn ig U2 4h Kw Wq GD oW qB ut 1T xr WO zj Na md 5h EG Kt yq Pj f7 l0 aZ Ny Lr ic zU YJ TP BW Bs LL HW nl j8 Cv GP WP Dj vC oC Gq vo KC HH pl Ol 71 7Y 4C uT Ej 8k 6p Cn Sq 2D d8 wi FC 3C 17 Gi rl p9 i8 4n dJ 17 Zt kR cA JC Tl bd Zt ks PY n0 SJ 1R 3v dG 8s 4B 6l rc 6K Gg rB y7 7g sU dS NU lS p3 ZE w7 CY Ua WH FF aQ Qp Up D8 47 7K LU Pd 7P NN FL fF 8M 4a dR 6O 7O 97 Ku GC AD cG pk XG XV j2 py jQ wY Kl aQ yz SW ul GR Tu lE yu ni Oi xV 3L qI 87 zL iS r7 9S ki 0r EL El régimen utiliza la Covid-19 para extorsionar a la población, limitar drásticamente sus desplazamientos y enriquecer a la familia de Obiang. Comunicado de prensa de CPDS | asodeguesegundaetapa.org

El régimen utiliza la Covid-19 para extorsionar a la población, limitar drásticamente sus desplazamientos y enriquecer a la familia de Obiang. Comunicado de prensa de CPDS

Diez meses después de la aparición de la pandemia de la covid-19 en Guinea Ecuatorial, el país sigue confinado por orden del Gobierno, disfrazado de Comité de lucha contra el coronavirus. Son diez meses en los que, pese a la prohibición de circulación en el interior del país de una ciudad a otra, los ciudadanos más osados o necesitados han estado viajando pagando en todas y cada una de las numerosas barreras militares que llenan las carreteras del país, lo cual multiplicaba por diez el coste del desplazamiento en tiempos anteriores a la pandemia.

Por si no fuera suficiente tanto sufrimiento, el Gobierno de Guinea Ecuatorial sancionó el Decreto número 107/2020, de fecha 21 de diciembre, por el que se restringía temporalmente la circulación de personas durante las fiestas navideñas y el año nuevo para prevenir la expansión del coronavirus en el país. Tenía una vigencia de 15 días, pero se ha prorrogado hasta el 15 de febrero.

Entre otras medidas recogidas en dicho decreto, cabe destacar la reducción del número de vuelos de las compañías aéreas nacionales y las internacionales que vuelan a Guinea, así como la obligación de que, para circular en el interior de las islas y de la región continental del país, los viajeros presenten a las fuerzas de Seguridad un certificado negativo de PCR y una autorización de desplazamiento del Comité Técnico del Covid-19. La PCR cuesta 50.000 FCFA a los nativos guineanos y 110.000 FCFA a los extranjeros.

El día 26 de diciembre, el Gobierno publicó la Orden Ministerial N° 2/2020, por la que se establecen las medidas de acompañamiento del Decreto N° 107/2020. Dicha orden ministerial exige a los viajeros que llegan a Guinea Ecuatorial tener un certificado negativo de PCR del país de procedencia y la obligación de hacer otra PCR a la llegada al aeropuerto de Malabo y entrar en cuarentena de cinco días en uno de los hoteles de la familia del Presidente. El coste del alojamiento y manutención corre a cargo del viajero. Algún que otro pasajero se ha librado de la cuarentena pagando en la recepción del hotel el equivalente a los cinco días e irse a su casa. Estas medidas han provocado fricciones con la compañía Air France, que ha suspendido momentáneamente sus vuelos a Malabo, y puede que también se sumen otras compañías.

La adopción y aplicación de estas medidas, como en todas las decisiones del régimen de Guinea Ecuatorial, tiene dos objetivos: uno, político-represivo, para tener maniatadas a la oposición y a la población en general, impidiéndoles moverse por el país y extorsionando a los empobrecidos ciudadanos en plena crisis sanitaria y económica, y en un momento en que los dirigentes del PDGE circulan libremente por el país celebrando reuniones y organizándose para las elecciones que Obiang va a adelantar en 2021. El segundo objetivo es lucrativo: se trata de que los hoteles del conglomerado de empresas Abayak, sin clientes debido a la pandemia, hagan caja a costa de los pasajeros, tanto extranjeros como nacionales, que llegan al país.

CPDS exige al Gobierno de Guinea Ecuatorial:

UNOQue las PCR sean gratuitas, porque los gastos de la lucha contra la covid-19 no deben recaer en el ciudadano, sino en el propio Estado, para lo cual se creó un Fondo de lucha contra el coronavirus.

DOSRetirar la obligación de realizar la prueba de PCR para los desplazamientos dentro del territorio nacional, porque los ciudadanos del interior del país no tienen dónde realizar dicha prueba, ya que es una clara medida de represión destinada a limitar los movimientos de la población y porque es una vergonzosa extorsión a una población básicamente pobre y todavía más empobrecida desde el inicio de la pandemia en Guinea Ecuatorial.

TRES:  Que la Covid-19 no sirva de pretexto al Presidente Obiang para intensificar el carácter represivo de su régimen, violar la Constitución y dejar rienda suelta a su hijo para seguir pisoteando sin ningún miramiento los derechos de esta población exhausta.

CPDS le recuerda al Gobierno que, al inicio de la pandemia, le entregó un paquete de 19 medidas, entre las que se incluía la recomendación de exigir a los ricos del país arrimar el hombro poniendo sus recursos, incluidos los hoteles, a disposición de la lucha contra la pandemia, ya que habían sido ellos los beneficiarios del boom del petróleo en Guinea Ecuatorial, y ya era hora de que ellos aportasen algo a este país que tanto les había dado. Sin embargo, lejos de atender a esta recomendación, el Gobierno sigue utilizando la desgracia del Covi-19 para beneficiar aún más a aquellos ricos, incluido el propio Presidente de la República, como propietario del imperio empresarial Abayak.

Malabo, 20 de enero de 2021.

LA COMISIÓN EJECUTIVA NACIONAL