“El régimen de la alegre memoria (Obiang Nguema Mbasogo) y la perversión. Capítulo (¿IX?). A propósito del “Papá Noel” en Guinea Ecuatorial, para el nuevo año 2017″. Angel-Obama Obiang Nseng.

 

Por Ángel-Obama OBIANG ESENG, Secretario de Asuntos Jurídicos y de Relaciones Institucionales del partido CPDS.

 Para los que escribimos las presentes líneas, el año 2017 recién estrenado, Teodorín es, y ha sido así desde siempre, LA PERVERSIÓN del “papá Noel” de los “niños de Guinea Ecuatorial- a saber a qué lugares más fuera de nuestras fronteras, cuyos niños tocaría también esta vez: en otro momento,  ya fueron a Costa de Marfil, de papá Noel de Teodorín-; mientras nos planteamos que el Tribunal Correccional de París, junto con las ONGs Sherpa y Transparencia Internacional (IT) podrían conjuntar el papá Noel para todos los desheredados de Guinea Ecuatorial.

Independientemente de que seamos creyentes o no, cristianos católicos o no, en el contexto nuestro, la situación de imputación, por “los bienes mal adquiridos”, contra Teodorín , hijo de Teodoro Obiang Nguema –Vicepresidente y Presidente, respectivamente, de Guinea Ecuatorial, nuestro país de todos  –  por el Tribunal Correccional de París a iniciativa de las ONGs, como acabamos de adelantar, y que se vive en los útimos momentos en la Comunidad Internacional (buena parte de los medios de Comunicación destacados del Mundo Internacional ha dado dicha noticia, al tiempo que se mediatiza menos y de forma perversa, como es de esperar, en Guinea Ecuatorial, nuestro país de todos), nos podría servir para contrarrestar las maniobras  de engaño a los inocentes niños de nuestro País, que en los últimos años hace Teodorín pretendiendo ser “papa noel”. Para la moyoría de los guineoecutorianos, decimos, viene muy a propósito dicha iniciativa de imputación.

Como bien es sabido, según la tradición de la Religión Cristiana- de la cultura judeocristiana en la que está sumida nuestra cultura-, el Papá Noel es una afigura de ofrenda, de bien: tres Reyes Magos de Orienete- sin antecedentes penales como el caso de “papá noel” imputado- emprendieron un viaje a hacer unas ofrendas (regalos) al Niño Jesús, con ocasión de su nacimiento: Jesús nació para salvar al mundo de su pecado (maldad) original.

A raíz de eso, y en un contexto de tradición religiosa del Cristianismo- como se acaba de insinuar arriba-, se abre la oportunidad de hacer regalos, para el día que se festeja dicha efemérides; momento de hacer regalos a niños, o a seres allegados. Esto queda muy bien para “sentirse querido” respecto del que hace la ofrenda.

Pero, en la misma línea, encontramos que, para las mismas fechas, nos puede llegar algo que necesitábamos o necesitaríamos, y que cae como un maná del cielo- otra expresión de la cultara judeocristiana, como también arriba dicho- y podemos decir “es regalo del Papá Noel”.

Ya es costumbre en nuestro País que algunos, concretamenta la famosa familia de la tríada (padre, hijo y madre) hagan “regalos” o donaciones al resto de guineoecutarianos como si fuéramos unos muertos de hambre, como si estuviéramos en un lugar declarado de hambruna. Es más, incurren en actitudes de “donación”, de que tratamos aquí, de forma tan contradictoria como perversa: de una parte, mientras el padre y la madre hacen donaciones sólo y solamente a los militantes del PDGE( el resto de ciudadanos guineoecuatorianos, simple y llanamente, no existimos, tratando de un Jefe de Estado y “Primera Dama de la Nación”!!!), el hijo pretende hacerlo para todos los niños (“sin distición del credo político de los mismos; o, mejor dicho, sin diferenciar el “credo político de sus progenitores”) de donde toca hacer de “papá noel”; de otra, aprovecha dicha tríada la situación política, a través de los medios de represión de toda índole: se apropia de la riqueza del País para, después, ser ella la que nos (mejor dicho, los del PDGE y niños de Guinea Ecuatorial y otros lugares que quiera el hijo) haga “donaciones”.

En el  Estado que emergió en el Centro-Oeste de África, tras los sacrificios  de martirio de insignes y valerosos hombres como Acacio Mañe M´Ela,  Enrique Nvo Okenve y Otros, la mayoría de sus habitantes vive, actualmente, apretándose los cinturones, cuando no, simplemente, sobreviviendo, a pesar de las ingentes riquezas de su suelo patrio (en los últimos momentos, han caido los precios del petróleo, de lo que fundamentalmente se alimentaba nuestra economía; a saber lo que pasará de ahora en adelante ), riqueza que no hace más que dilapidar para su propio provecho, la siempre referida tríada (padre, Teodoro Obiang Nguema; hijo, Teodorín; y la madre, Constancia Mangue) y suyos. El Presidente, el Vicepresidente y la Primera Dama de la Nación nos echan lo que sobra de la riqueza del País, como se tiran las migajas de suculentos manjares a perros sarnosos. Encima, quieren que les quedemos agradecidos. Mientras  hacen esto, seguimos diciendo, de otro lado, a los tratados así, cae como maná del cielo el hecho de que ante la conducta de Teodorín, el Vicepresidente de Guinea Ecuatorial , un miembro de la referida tríada, se le encuentre como imputado por  “…blanqueo, malversación de fondos públicos, abuso de bienes sociales, abuso de confianza y corrupción entre 1997 y 2011…”[1]; es responsable de dicha imputación ante la instancia judicial y jurisdiccional de París; se ve obligado a responder, quiera o no, tarde o temprano.

La situación que se acaba de decir del Vicepresidente de la República cae como maná en el desierto, repetimos: el régimen de Obiang Nguema nunca se había visto tan con el culo al aire y arrastrado, como esta vez. Y lo tienen merecidos, por muchas razones, pero, de momento y con respecto del asunto, se han topado con que todo no va a seguir igual. Constará en los anales de la historia, no sólo de Guinea Ecuatorial, nuestro país de todos, sino del Mundo Internacional.

Por lo demás, nosotros que escribimos en el presente capítulo (¿IX?), como venimos haciéndolo, de pinceladas sobre el “Regimen de la Alegre Memoria…”, somos conscientes de que no tenemos palabras suficientes para agradecer a las ONGs Sherpa y Transparencia Internacional (IT), por el gran bien que están haciendo a la mayoría de los habitantes de Guinea Ecuatorial. Les decimos, a dichas insignes y valerosas personalidades que dirigen dichas organizaciones, que si se hace una encuesta (no lo que los del régimen de alegre memoria conciben como encuesta), una abrumadora mayoría de los guineoecuatorianos está totalmente de acuerdo con la iniciativa de Ustedes. Promover un juicio contra Teodorín Nguema Obiang Mangue, actual vicepresidente de Guinea Ecuatorial, nuestro país de todos, por las imputaciones que igualmente están planteando, ante el Tribunal Correccional de París, donde, supuestamente, cometió también los delitos imputados es, como se suele decir, hablar por los que no pueden hablar: Usdedes hablan por los guineoecuatorianos que no pueden ni rechistar por los atropellos de su propia economía, atropellos que sufren de forma sistemática  en su propio territorio todos los días del año por los que encarnan el “régimen de alegre memoria”, puesto que dicha situación es la norma.    Como Ustedes sabrán también, en nuestro País, Guinea Ecuatorial, no hay indepedencia de los poderes, ni se tiene consolidada una sociedad civil. Los que conforman el régimen de alegre memoria acaparan el poder político, a la vez que son los “primeros empresarios”. De forma directa o por testaferros.

Por último, y a modo de lo que sobresale de un iceberg debajo del mar, los que aún no se han enterado de los abusos de Teodorín vicepresidente de Guinea Ecuatorial, nuestro país de todos, los datos (“El Pais”, 22/06/2016)  de la página que sigue les sirven. Para los que ya lo saben, es un recordatorio interesante.

[1] La Vanguardia, página internacional:”Teodorín presume en Instagram de su lujo mientras está acusado de corrupción, de fecha 06/01/2017.