El Parlamento guineano suplanta prácticamente la labor del poder judicial con la finalidad de extender su campaña política en este órgano soberano, muy lejos de su actividad de legislar y de controlar al ejecutivo. CPDS Twitter