EL MIEDO AL DEBATE

Andrés Esono Ondo, secretario general de CPDS

Por Bonifacio Nguema Yembi

El PDGE ha mandado al CPDS a debatir con «las cabras», o mejor dicho, un tweet del vicepresidente en funciones ha mandado a Andrés, principal líder opositor de las próximas elecciones, a debatir con «las cabras», aduciendo que su programa ya les asegura el 99% de los votos, que de debatir nada, y termina sentenciando a Andrés y a su CPDS diciendo que con un poco de suerte igual alcanzan sólo el 1% de los votos, no más. No sabía yo lo de las dotes adivinatorias del «vice», ahora me entero.

Todos sabemos que el motivo principal del PDGE para escaquearse del debate, no es que ya tengan un programa cojonudo que les lleve a la victoria, sino evitar que sus líderes queden en entredicho a ojos del pueblo guineano, todos sabemos que el PDGE ganará las elecciones, ése no es el quid de la cuestión, el quid de la cuestión es que como ciudadanos queremos ver a nuestros dirigentes defender sus ideas, su programa político, ensalzar sus triunfos, reconocer sus fracasos, hacer autocrítica e intercambiar puntos de vista y argumentos con los líderes de otros partidos políticos como señal de respeto y humildad.

La política del insulto fácil, la burla al que opina distinto, al adversario político, deja retratados a los que ocupan puestos importantes del gobierno, no podemos aceptar que el presidente en funciones desprecie a los ciudadanos y se burle de su pobreza, no podemos aceptar que el vicepresidente en funciones desprecie a la principal fuerza de la oposición para estas elecciones mandando a su líder a debatir con «las cabras», todo esto demuestra falta de tacto, falta de respeto a los demás, a adversarios políticos y sobretodo a los ciudadanos, ciudadanos a los que dicen gobernar y para los que supuestamente trabajan y sirven.

La soberbia, el desprecio, la fanfarronía y la falta de humildad de Obiang y su formación, demuestran que aún están anclados en el pasado, donde nadie les pedía explicaciones de nada, hacían y deshacían a su antojo. La soberbia de Obiang después de más de 40 años en el poder no nos extraña, pero él ya no es el futuro de nuestro país, más les vale a los que quieren ocupar su sitio, como su hijo el vicepresidente, entender que la era donde los ciudadanos no tenían voz ni voto ha llegado a su fin, y no hay vuelta atrás.

Estas son malas noticias para el PDGE, que no quiere debatir, su élite joven, los hijos y nietos de Obiang y demás familiares directos que copan cargos en el ejecutivo, y que al parecer siguen la línea marcada por su patriarca, la política de la soberbia, del desprecio y la amenaza fácil a los demás, y no se dan por enterados de que los tiempos han cambiado, se exigirá estar más preparados para ocupar cargos públicos, saber explicarse, defender uno su posición, convencer a la población con argumentos, ser íntegros y respetables, y no escudarse detrás de una falsa imagen de seguridad, destilando soberbia. Habrá que salir al ruedo, a DEBATIR Y a CONVENCER!!